viernes, enero 30, 2015

Problemas de espalda

Las consecuencias de dormir con un niño (que se mueve como una batidora) todas las noches ha sido una tendinitis en un hombro que se ha hecho tan perenne que se ha calcificado.
El médico, después de darme un chute de pastillas que casi acaba conmigo me ha mandado al kine (=fisioterapeuta).
A pesar de que la mitad de los españoles que conozco aquí son kines preferí buscar otro por eso de ampliar horizontes, no poner a nadie en compromisos innecesarios y conservar un poco de mi intimidad.
Pero...,oh,....¡sorpresa!...también son españoles.
Ahora, como me aburría, voy dos veces por semana a que me descoyunten la espalda y me pongan electrodos.
Por ahora no estoy notando mejoría. Quizás sea porque apenas me han tocado el hombro, que es lo que me duele porque según ellos la lesión viene de los músculos del cuello e incluso de la mandíbula ¿?.
Que no voy a decir yo que no, que ellos son profesionales pero reconoced que es raro ir por un dolor de hombro y acabar con los dedos de la fisio metidos en la boca.
La conclusión es que, ahora, además, me duele también el cuello.

También he empeorado moralmente, pues cada vez que voy me encuentran una cosa nueva, que si tengo un hombro más alto que otro, que si estoy encorvada, que si tengo el cuello fatal. Lo comentan el uno con el otro como si yo no estuviera allí y ella, además (son una pareja) hace uuuuuuhhhhh cada vez que me toca que me asusta un poco.
Tengo la sensación de salir de allí cada vez un poco más deforme.

Así que, niños míos, si alguna vez os vais a vivir a Francia y queréis conocer españoles solo tenéis que lesionaros un hombro, haceros una contractura o que os salga un uñero, pues aquó mandan a la gente al kine hasta por un constipado.
Ellos, los kines, además habrán tejido una red invisible de contactos n los que estarán todos los del municipio interconectados.
Si consigues entrar en el círculo estáis salvados y vuestra espalda también.

Fisio2

miércoles, enero 28, 2015

Manualideas: Robot de cartón articulado



Miércoles!!!! Y como todas las semanas toca una manualidea. En este caso os traigo una que le ha chiflado a mis chicos. Cómo hacer robots de cartón ¡articulados!. 
Fáciles, fáciles. Pasaros por aquí para ver el paso a paso de cómo los hemos hecho. 



martes, enero 27, 2015

Celebrando el cumpleaños

Como ya os anticipaba ayer, este finde ha sido movidito en cuanto a las celebraciones del cumpleaños del niño nº 3.
Desde que estamos en Francia los cumpleaños de mis retoños han ido en aumento.
El primer año, a escasamente un mes de nuestra llegada, nos tocó celebrar el primero. Claro, no conocíamos a nadie y era un poco tontería organizar una fiesta para nosotros seis. Así que lo sustituimos por una comilona, una tarta con su vela e instauramos "el día del protagonista". A medida que han ido pasando los años y que tanto los niños como nosotros nos hemos socializado más, los cumpleaños se han vuelto más multitudinarios.
El del niño nº 3, por ejemplo ha pasado de celebrar el segundo cumpleaños con una tarde en el chiquipark con solo nosotros seis, los tres los celebró con una tarde en el chiquipark con nosotros y dos parejas de amigos (y sus niños), una fiesta en un chiquipark con más de 10 niños invitados (y sus padres) fueron para cumplir cuatro, y este año hemos celebrado los cinco con una fiesta en un chiquipark con sus compañeritos del cole y otra al día siguiente en casa para nuestros conocidos y sus hijos (25 personas metidas en casa).

Y es que me parecía un follón mezclar a la gente. Por un lado los nenes del cole, a los que apenas conozco a sus padres, pues es muy difícil coincidir y por el otro a los amigos de verdad pero que algunos hablan español, otros francés, con gustos diferentes, edades diferentes,....pues los hemos conocido en diferentes entornos.

Hacer dos fiestas me pareció lo más simple para tener a todo el mundo contento, cumplir con los compromisos del cole y celebrarlo a lo grande.
Quien mejor se lo ha pasado y como no podía ser de otra manera ha sido el niño que ha disfrutado de abrir regalos, de jugar con sus amiguitos, de soplar las velas y de que le canten el "joyeux anniversaire".

Yo estoy con la resaca del día después, terminando de digerir las chuches, desayunando restos de pastel de cumpleaños y recogiendo juguetes de los sitios más insospechados después de la juerga de todos los niños de ayer.

Tengo amigas esperando a ver las fotos de cumple y se van a decepcionar, pues con lo que me gusta hacer fotos casi no suelo hacer en los cumpleaños, pues estoy muy ocupada y no suelen salir bien.

Una de ellas en concreto quiere que se las mande porque cree que como me gustan las manualidades habré montado un verdadero sarao de esos con mesas dulces y papel pinocho coordinado con las cortinas.
Pero os cuento un secreto. Fue una fiesta de lo más normalita. Nada de mesas dulces y toppings para las magdalenas. Me limité a abrir bolsas de ganchitos en platos de papel, a hacer sandwiches de jamón y queso y nocilla como esta mandao y a poner un bol lleno de chuches encima de la mesa con mantel de papel.
Todo super simple, todo super clásico. Porque hacer un cumpleaños precioso queda muy bien, que las amigas se maravillen porque has hecho una guirnalda personalizada gusta pero da un trabajo de la muerte y quien tiene que valorarlo, que es el niño...ni se entera.

No lo hago también por otro motivo algo más egoista: Y es que si lo hago para el niño nº 3, dentro de un mes y medio me tocará hacerlo para el nº 4 y un mes después para el nº 1 y cuando llegué a la niña nº 2 estoy de cumpleaños hasta la moña.
Prefiero, de mucho preparar esas sorpresas para un día cualquiera. La fiesta de la primavera, por ejemplo o una celebración puntual como aprobar un examen importante que ponerme obligaciones que no se si después me apetecerá cumplir.

Yo solo personalizo la tarta y este año fue de lacasitos (con un cinco dibujado) porque el nº 3 tuvo envidia de cuando se la vio a su hermana el año pasado. Así que más fácil imposible.






lunes, enero 26, 2015

El click de la semana: 5º cumpleaños


Sin duda el click de la semana es para este señorito que cumplió 5 años el último lunes.
Hemos tenido un finde intenso con las celebraciones, ya os cuento mañana. 

Un saludo y feliz lunes. 

viernes, enero 23, 2015

Los meses que me sobran

Me gusta el invierno, no os vayáis a pensar. Me gusta sobretodo la sensación de que fuera haga frío mientras nosotros nos tiramos en el sofá calentitos con un cafe recién hecho entre las manos la chimenea encendida.
Me gusta ver la lluvia caer, los rayos (pero no los truenos), calzar a mis hijos botas de agua y meterles el gorro hasta las orejas para ir al cole. Me gusta hornear galletas, comer castañas y hacer manualidades para después colgar en el árbol, porque lo que más me gusta del invierno es la Navidad, sin ninguna duda.
Me gustaba muchísimo cuando era pequeña y desde que tengo hijos me gusta aún más (aunque a veces me queje del trabajo que da y lo agotada que acabo).
Pero es que ahora ya ha terminado la navidad ¿y ahora que?.
Siempre he tenido la sensación de que enero y febrero son solo unos meses muertos, grises y de espera a que llegue la ansiada primavera. No hay ninguna fiesta importante (salvo algún cumpleaños), los días son cortos, muy cortos, cada vez hace más frío pero no el suficiente para que nieve, que por lo menos sería divertido.
Y ahí estamos, esperando. Me sobran estos dos meses, de verdad.
Tampoco estoy muy positiva, la verdad. Hace meses que no duermo bien pues tengo a un pequeño nº 4 que viene TODAS  las noches a dormir a mi cama y...ya sabéis lo que es dormir con un niño pequeño. Él es el único que duerme bien.
El pobre tiene miedo. Desde el verano ya no le basta que le dejemos la luz de su cuarto encendida,  que duerma con  su hermano y que se abrace a todos sus muñecos. Se despierta con pesadillas (las veces que consigue despertarse) y en cuanto ve que es de noche se desliza hasta nuestro cuarto.
Me gusta que venga, no os vayáis a pensar. Es mi niño más mimoso, el que siempre tiene besos para mi, el que me acaricia mientras duermo y el que me llama para que le consuele pero...necesito dormir!!.
Las consecuencias son que me ha salido una tendinitis en un hombro que tanto al medico como al fisioterapeuta les parece muy rara pues no he hecho esfuerzos con ese brazo, además es el derecho y yo soy zurda y no me he dado ningún golpe, pero ahí está. (y yo sospecho que tiene algo que ver con mis actividades nocturnas).

Y es que hoy he estado pensando que en este preciso momento tengo los inconvenientes de tener hijos pequeños pero también tengo los inconvenientes de tener niños mayores. Que mal me lo monto!.
El niño nº 1 no para de suspender, de pedir dinero para salir y te habla como si todo fuera culpa tuya.
La niña nº 2 va por el mismo camino pero con una chulería multiplicada por mil, no consigo que recoja su cuarto ni que haga sus tareas ni un solo día pero encima, me mira con cara de sorpresa y me dice "se me ha olvidado" (TODOS LOS DÍAS) como si yo fuera idiota.
El niño nº 3 sigue gritando y empezamos la lucha para que recoja lo que saca (me basta con que recoja lo que saca) pero sin resultados, salvo que la semana pasada cojí varias bolsas de basura y lo lleve todo al garaje a un par de semanas entre Papá Noel y su cumpleaños, así que muy afectado no está. Tienen demasiadas cosas!!!.
Y el niño nº 4 pues ya veis, sin dejarnos dormir.
A ver si llega ya la primavera y la cosa mejora y si no mejora por lo menos que salga el sol ¿no?.






miércoles, enero 21, 2015

Manualidea: Guirnalda de pingüinos.


¿Que tal? ¿Cómo llevaís la semana?. Por aquí pasando frío y es que ha decidido venir todo el invierno de golpe y nos ha pillado desprevenidos. Los virus se lo están pasando pipa saltando de uno a otro. 
Por eso esta manualidea de esta semana no puede ser más apropiada: "pingüinos". Los hemos hechos con los peques ayudándonos de una patata. 
Si queréis ver los detalles como siempre haced click aquí. 



martes, enero 20, 2015

Mi pequeño desteñido cumple un lustro.

Ayer mi precioso niño nº 3 cumplió cinco años. Cinco, que se dicen pronto pero que son un montón, porque ya son todos los dedos de una mano.
Mi pequeño rubito desteñido llego hace cinco años silencioso y tranquilo dispuesto a revolucionarlo todo. A hacer que se nos cayera la baba a toda la familia, a cambiarnos horarios y modificarnos rutinas, pero a hacernos la vida un poquito más bonita con su sonrisa.
Fue con diferencia al niño que más me costó sacar. se había fabricado una pequeña piscina andante (inmensa) y no quería dejarla así como así.

El caracter silencioso le duró poco, también es (seguido de cerca eso sí) mi niño más escandaloso. Por todo llora, por todo grita y con ese pito de voz que se te mete hasta el tuétano (un infierno).
Nos tiene prometido que va a dejar de gritar, que ya va a ser un niño grande de cinco años y que solo va a llorar cuando se haga daño o esté triste, no siempre y por todo.
Se que no va a durar ni un día, pero tengo la esperanza de que si no es mañana o pasado algún día no muy lejano mi niño nº 3 deje de gritar.

Mientras tanto el niño crece, madura y aprende. Es un niño despierto e inteligente que todo le interesa de la que estoy segura que va a llegar tan lejos como se proponga.

Su nueva afición es hacernos de agenda y cuando se levanta por la mañana nos cuenta que día es hoy, que toca de comer en la cantina, si tenemos que ir a natación o viene la chica de la limpieza, si me toca hacer la compra o hay que darle la paga. Papá, que es un despistado, está encantado de que le recuerden esas pequeñas cosas.

Fan incondicional de Mac Queen y Spiderman perdiendo puntos poco a poco gracias a Capitán América. Poco amigo de los cambios nos obliga a explicarle y razonarle cualquier mínimo cambio que ocurre en su vida.
Pero su mayor pasión es su hermano pequeño al que chincha y besuquea a partes iguales. Le mima, le cuida, le riñe y le explica y el nº 4 está un poco más en nuestro mundo y menos en las nubes por el pedazo de hermano mayor que tiene. ¡Que sería de todos sin él!.





lunes, enero 19, 2015

El click de la semana: Frío, frío



Esta semana ha empezado a hacer frío, bastante, pero no lo suficiente para que nieve. Con lo divertido que sería ahora poder hacer un Olaf y jugar a hacer bolas de nieve...pues no. Nos conformamos solo con tener que levantarnos cada mañana cinco minutitos antes para poder descongelar el parabrisas antes de ir al cole.

miércoles, enero 14, 2015

Manualideas: Árbol de invierno


Este miércoles os enseño este árbol de invierno que hicimos en masa durante las vacaciones de Navidad. No tuvimos muy buen tiempo, así que las fotos son un poco oscuras pero espero qeu me lo seáis perdonar.
Si queréis saber el paso a paso de cómo lo hemos hecho solo tenéis que pasaros por aquí. Os espero!!!.

martes, enero 13, 2015

Nous sommes Charlie

Supongo que a estas alturas todos estaréis ya enterados del espantoso atentado que tuvo lugar la semana pasada en París, en los locales de la revista de humor Charlie Hebdo.
He creído adecuado contaros como se está viviendo desde aquí que, aunque estemos lejos París, Francia está muy unida, sobretodo en estos momentos (ya os conté lo de su sentido patriótico).

Cuando me enteré de la noticia reconozco que no fui consciente en ese momento de la gravedad del asunto. No conocía la publicación ni los antecedentes. Entendí que, simplemente, eran unos locos que se habían metido en el primer sitio que encontraron a saciar sus ganas de sangre y calmar sus neuras.
A medida que me iba enterando de los detalles comprendí la gravedad.
Me enteré de que eran unos terroristas extremistas islámicos y que todo era una venganza prometida 10 años antes (¡10 años!) a causa de una polémica de unas caricaturas de Mahoma que me suena vagamente y de la que ni siquiera fueron artífices, sino que Charlie Hebdo actuó por solidaridad con otra revista danesa.
La diferencia con estos terroristas y lo que pone los pelos de punta es que ellos no han ido a inmolarse en nombre de Allah. Ellos querían vivir y habían trazado un plan macabro para llevar a cabo su venganza con objetivos fijados y con plan de huída.

En Francia se vive como un pequeño 11M. La gente se ha echado a las calles, han organizado marchas, manifestaciones, minutos de silencio y duelos en honor a las víctimas, pero sobretodo en honor a la libertad de expresión contra la que han atentado.
Les han tocado sus pilares básicos a los que se aferran desde la revolución francesa, esos de "Liberté, egalité, fraternité".
Creen en la libertad por encima de todo, aunque sea una libertad difusa pues el estado no para de poner leyes que acotan esa libertad. Creen en la igualdad para tratar a todos por igual, con los mismos derechos aunque en la práctica no tengan todos las mismas obligaciones y creen en la fraternidad aunque muchos de ellos sospecho que ya no saben si deberían y de lo que tienen ganas es de odiar, no solo a los responsables, sino también a todo el que crea en algo parecido a su causa y de los que tienen el país lleno.
Desde la televisión nos han llamado mil veces a no hacer "amalgama" que viene a ser "no meter a todos en el mismo saco" y no generalizar que todos los musulmanes son extremistas. Estoy de acuerdo.

Algo que sorprende (por lo menos a mí) es que los extremistas más radicales no son los expatriados. La mayoría son chavales jóvenes, criados (y muchas veces nacidos) aquí que atentan contra el país que acogió a sus padres o a sus abuelos.
Son los mismos imams de las mezquitas los que captan a esos chavales para sus causas y muchas veces, cuando desaparecen para ir a hacer la yihad sus familiares son los primeros sorprendidos.

Nos han tocado el país, incluso en el chiquipueblo se respira un ambiente de desaprobación, odio y solidaridad a partes iguales.
El niño nº 1 me ha sorprendido yendo con sus amigos a una manifestación espontánea delante del ayuntamiento al día siguiente de los atentados. Fueron en el descanso de las clases de medio día, sacrificando su tiempo para comer que después no recuperaron.
Levantaron sus lápices en apoyo a las víctimas y a la causa de quienes murieron.
Me ha contado que hicieron un círculo en la plaza y que un musulmán se puso en medio a aplaudirles. Y es que "todos somos Charlie".

Nosotros mismos acudimos también a la marcha que se organizó el domingo. Intentamos explicarles los motivos a los peques, que obviamente no entendieron, pero me pareció importante que estuvieran ahí.
Caminamos silenciosamente acompañados de prácticamente todo el pueblo, pues había tanta gente que estoy segura de que no faltaron muchos. De vez en cuando empezaban ráfaga de aplausos que resonaban en el silencio, pero el momento que hizo que se me pusieran los pelos de punta es cuando un niño de unos seis años nos miraba pasar desde el balcón de su casa y empezó a cantarnos el primer verso de "la marsellesa". Toda la marcha se le unió gritando su himno nacional desde las entrañas y os juro que se me hizo un nudo en la garganta.

No tendrían que pasar cosas así. No tendría que pagarse el derecho a la libertad con sangre.
"Todos somos Charlie".



lunes, enero 12, 2015

El click de la semana: Je suis Charlie



La imagen de la semana ha sido sin duda esta que saqué durante la marcha de #jesuischarlie. Mañana os cuento más detalles de como lo hemos vivido nosotros en el chiquipueblo.

viernes, enero 09, 2015

Papá Noel también se equivoca.

Si habéis visto nuestro árbol de navidad este año puede que os haya parecido que había muchos regalos (demasiados).
Tengo que aclarar que todo ese montón de regalos eran para seis personas y que, teniendo en cuenta que mis hijos solo reciben la visita de Papá Noel en nuestra casa no son tantos.
Es decir, mis hijos no reciben ningún regalo en casa de los abuelos, los tíos o padrinos. Todos sus regalos estaban debajo de ese árbol.
También tengo que contaros un pequeño secreto: Hay muchos regalos de esos que están para hacer bulto, para impresionarles aún más cuando se levantan medio dormidos a las 7 de la mañana el día de navidad y para que tarden más tiempo en abrir regalos.
Que justo la niña nº 2 me dice que necesita un paquete de rotus para el cole...para el árbol. Que el niño nº 1 me dice que le apetecería ponerse corbata en nochevieja pero que no tiene ninguna...para el árbol. Que encuentro que últimamente los peques andan cortos de calzoncillos...para el árbol.

También es tradición regalarnos chocolates. Cada uno recibe una caja de sus bombones favoritos y estaban todos debajo de ese árbol (6 paquetes).

Ya os conté un poco de refilón el mes pasado que el niño nº 3 estaba teniendo una mala racha. Que lloraba por todo, que chinchaba a sus hermanos y que nos tenía fritos a todos. Siendo las fechas que eran no tardamos en usar el truco de empezar a chantajearle con que si no se portaba bien Papá Noel no estaría contento y no le dejaría regalos.
El nº 3 se portaba medio bien dos minutos después de oir hablar de Papá Noel pero en nada volvía a la carga.

Por favor, decidme que vosotras también lo habéis hecho. Yo es la primera vez que empleaba ese recurso porque no me gusta demasiado y con los dos mayores no hizo falta pero este nos tenía desesperados.
De todas formas no lo volveré a emplear más pues, contratodo pronóstico el día de Navidad la conclusión que sacó el niño era que a pesar de haberse portado mal Papá Noel le había traído muchos regalos así que según Papá Noel él se había lo SUFICIENTEMENTE bien.
Así que nuestra estrategia no solo resultó inutil sino que se volvió contra nosotros con la lógica aplastante de este niño.

Alucinaditos estamos de esas conclusiones y temblando de cara al futuro.








miércoles, enero 07, 2015

Manualideas: Ciudades de papel





No está haciendo muy buen tiempo estas semanas y toca hacer manualidades para entretener a los peques y que no se pasen toda la tarde delante de la tele. 
Mis niños van subiendo de nivel de destreza y de motricidad y ya hacen las manualidades que les propongo muy rápido. Así que a veces me pillan sin nada preparado y tengo que improvisar (me estoy planteando hacer unas "manualidades de urgencia" para días como estos. ¿Qué os parece?. 
No tiene mucho misterio pero si queréis saber como hemos hecho esta ciudad podéis pasaros por aquí.





Espero que la hagáis este fin de semana. Nos vemos el viernes!!!.

martes, enero 06, 2015

Crónica de una navidad anunciada

Bueno, ayer os adelantaba un poquito como había sido nuestra navidad y nuestra entrada de año.
No hay mucho que contar. La nochebuena en casa, en familia, como siempre. Al final no me molesté mucho en el menú e hice sopa rellena que es nuestra preferida y siempre me da tanta (pero tanta) pereza que la dejo para ocasiones especiales.

Esa misma noche se paso Papá Noel (como en todas las casas). Como hemos sido muy buenos este año nos trajo un montón de cosas.
Se de buena tinta que este año le costó un montón conseguir los regalos, sobretodo los del nº 4 que cada vez se pide cosas más raras y los de la niña nº2 pues a pesar de que le puso en la carta en que tienda encontrarlos y todo cuando Papá Noel fue a buscarlos ya se habían agotado unos cuantos.

Además no debía estar muy inspirado esa noche pues al Sr. Educando a Cuatro y a mi nos trajo lo mismo: Un marco de fotos digital (de la misma marca y todo, si es que eso es compenetración, jajaja) y ahora tenemos que devolver uno al Polo Norte.

Pasamos el día de Navidad montando juguetes, buscando pilas y recogiendo papel de regalo de cada esquina de la casa (seguro que me entendeis).
Pero pude disfrutar mucho de jugar con cada uno de mis hijos y ver que disfrutaban con sus regalos.

Estas fiestas no nos ha hecho muy buen tiempo, así que han sido días de quedarse en casita, con la chimenea encendida y crocheteando (cuando podía) o jugando en el alud de juguetes que se ha convertido su cuarto de jugar.
Un día de esos en los que papá necesitaba trabajar me lié la manta a la cabeza y me atreví a llevarme a los tres peques a ver Paddintong. Era arriesgado, pues mi pequeño e hiperactivo nº 4 no suele parar quieto más de diez minutos pero la verdad es que le encantó y por PRIMERA VEZ se estuvo quieto toda la película...¡PRESTANDO ATENCIÓN!.

La verdad es que la película es una gozada. Me pareció preciosa y muy entrañable y divertida. Si no la habéis visto y tenéis niños pequeños no lo dudeis. Les va a encantar!!!.

También hemos tenido la visita de los abuelos que vinieron a pasar con nosotros una semana y a comerse las uvas.

Pufff!!!.  
Mis suegros son cuanto menos una pareja curiosa. Ya sabéis que yo, a pesar de que te tenga mucho cariño a mi suegra el tenerla tantos días en casa se me suele hacer muy cuesta arriba pues somos totalmente contrarias y no coincidimos en apenas nada. Sus temas de conversación suelen ser la política, la alimentación (no recetas de cocina, no. Sino las cosas que son sanas, las que engordan y las que dan salmonela,...esas cosas) o el cine. A mi los dos primeros me las refanfinflan bastante. De cine si podría hablar algo pero cuando empezamos a profundizar descubrimos que todos los actores que a ella le encantan yo no los soporto y viceversa y se nos acaban pronto los temas de conversación. Además, desde que vivimos aquí estamos un poco desconectados.

Me toca las narices que ponga tantas pegas a lo que hago para comer pero que no tenga narices ni de ayudar a poner la mesa. Estas últimas veces se trae a su marido además que es un cocinillas experimentado que se dedica a darme consejos de como me hubiera salido más bueno (como si se los hubiera pedido).
A ver, que repito que a mi no me gusta cocinar. Mi expectativas son: Que sea todo lo variado y sano que mis niños me permitan, que se haga rápido y que mis niños se lo coman (al menos la mayoría de ellos). Si empiezo a ponerles salsas, adobos y mandangas alguna de mis reglas me saltaré.
Aún así no cocino mal (o eso dicen) Los macarrones me salen buenos y quitando que siempre se me olvida echarle sal todo el mundo me dice que cocino bien, es solo que no me gusta (nada de nada)
Yo prefiero pasar el tiempo haciendo otras cosas. Lo de cocinar, lo siento pero por mucho que lo intento no es para mi.
Pero de ahí a que me den lecciones hay un trecho. Sobretodo cuando no las he pedido. Pero por lo menos él se dignó a hacernos de comer dos veces (aunque cenamos una hora y media más tarde de lo que habíamos previsto).

También me da mucha penita que mis niños les busquen para jugar y ellos los eviten. Se me rompía el alma oirle decir a mi pequeño nº 4 "¿vienes conmigo a jugar?" y que una le dijera "sí, voy al baño y ahora voy" y no fue y el otro que le dijera directamente que "No".
Yo a estas alturas ya tengo más que asumido que no a todo el mundo le gustan los niños. Pero me cuesta creer que cuando llevas casi medio año sin ver a tus únicos nietos no tengas ganas de jugar un poco con ellos. Al fin y al cabo vienen a verlos, ¿no?.
Yo no tuve abuelas pero lo que veía a mi alrededor eran abuelas cariñosas que se desvivían por sus nietos. Que los llevaban al parque, que les consentían y les compraban chucherías, que les cantaban canciones o les leían cuentos por la noche....esas cosas de las abuelas.
Mis niños tampoco van a tener esa suerte. Espero poder convertirme yo en una abuela así algún día.

Todo esto lo llevaría mejor si pudiera quejarme a mi marido y desahogarme un rato pero el no lo consiente y la verdad es que no me vale la pena. A pesar de todo pienso que son pequeñas cosas que parecen grandes por la convivencia pero nada grave. No nos hacen desprecios, nos traen regalos y en el fondo se que nos quieren.

Así que me desahogo un poco con vosotras. Pero voy a parar ya que vaya rollo os estoy soltando.

Muy feliz año 2015!!!.




lunes, enero 05, 2015

Retomando el blog en el 2015.


¿Que tal las vacaciones? ¿Deseando ya que acaben? Por aquí es el primer día de cole (no se celebran los Reyes Magos) y por fin tengo la ocasión de sentarme un ratito delante del ordenador.
Nosotros hemos entrado en el nuevo año con tranquilidad y sin percances. En compañía de los abuelos que vinieron a visitarnos justo después de que se fuera Papá Noel y nos dejara todo eso en el árbol (es que ya sabéis que somos muy buenos y que además somos un montón).

Espero que vosotros también lo hayáis pasado bien en las fiestas y ánimo, que ya queda poco para el cole.

Nos vemos mañana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...