martes, diciembre 02, 2014

Pequeñas obsesiones confesables.

1984



Hola, me llamo Elena y soy adicta a las novelas distópicas.
Sí, lo reconozco. Tengo una obsesión extraña. Me da incluso un poco de vergüenza confesarlo, pero ya lo he dicho. 
Desde que vi los juegos del hambre descubrí que me gustan las tramas de las sociedades distópicas. Desde entonces me he leído los tres libros de los juegos del hambre, los tres de divergentes, los dos de el laberinto y el de el dador.  (Sí, lo se, es para hacérmelo mirar).
Porque sí, a veces hasta me da tiempo de leer y ahora me estoy leyendo otro, también del mismo estilo pero bastante más anterior: Un mundo feliz (y después de este ya paro, vale?).

A pesar de que la temática es parecida este me está costando mucho más acabarlo (de hecho me he leído entremedias dos libros).
Supongo que influye que al ser más antiguo el desarrollo es mucho más lento. El autor se pierde en las descripciones técnicas y hay más bien escasos diálogos.
Trata de una sociedad futurista en donde los habitantes son “fabricados” artificialmente a la carta dependiendo de su casta y estatus social. Se han eliminado todas las cargas y presiones sociales como la familia, la monogamia, las enfermedades,… solo unas pocas zonas en el mundo se han librado de la civilización y habitan como salvajes en unas reservas.
Los protagonistas van de vacaciones a una de esas reservas y descubren a un chico fruto de una relación de dos personas “civilizadas” pero que ha nacido en la reserva por humillación de su madre a volver embarazada.

A pesar de haberse criado con los salvajes tiene rasgos civilizados y muchas influencias de las enseñanzas y anécdotas de su madre y él considera que el mundo feliz esta vacio, que es una felicidad artificial y que no tiene alma.
Y ahí es casi cuando empieza a pasar algo, más o menos a la mitad
El caso es que estaba yo ayer enfrascada en mi libro cuando se plantea una cuestión que me dejó pensado.
En el mundo civilizado la gente no envejece pero tienen una esperanza de vida de 60 años. En el mundo salvaje envejecen con todas sus consecuencias pero tienen una esperanza de vida de 80.
Y ahí se me plantea el asunto. Si pudierais elegir entre vivir menos pero mejor o más y peor…¿que elegiríais?.
Yo creo que escogería la segunda opción. Sobretodo pensando en mis hijos, quiero verles crecer, casarse tener hijos y rodearme de nietos a los que también me gustaría ver crecer.
Pero quizás, sino tuviera hijos preferiría vivir menos tiempo pero que esa vida pudiera disfrutarla a pleno rendimiento y hasta el final.

Al fin y al cabo dicen que lo mejor de la vida es el trayecto. 
¿Vosotras que creéis?

8 comentarios:

  1. Yo soy adicta a todo tipo de libros, de hecho las sagas que nombras (algunas) las he leido (y otra la tengo en pendientes). "Un mundo feliz" es practicamente un clásico en ese campo, pero tambien creo que ha envejecido algo mal, basicamente es lo que cuentas de que cuesta acabarlo, algo espesito por lo que recuerdo. Yo te recomendaria "Nunca me abandones" de kazuo ishiguro, ambientado tambien en una sociedad distopica, pero con un fondo mucho más emocional que los otros que has nombrado que tienen mucha accion en su trama (al menos las sagas que he leído), así aunque no cambies de tema le das otro aire. Lo importante es leer! Y en cuanto a lo de vivir más o mejor... Sin duda más, desde que tengo hijos lo importante es vivir; necesito no perderme nada de su vida. Como dice Joan Didion (recomendadisima tambien como escritora) "cuando hablamos de mortalidad, estamos hablando de nuestros hijos" y es que hasta que no fui mama no fui plenamente consciente del miedo que me da morirme, no por mi (que tambien, a ver yo quiero vivir), sino más por no poder estar más con ellas... Por cierto, has visto las adaptaciones cinematográficas? Qué te han parecido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carioca. Por la recomendación del libro y por tu opinión.
      Si que he visto las adaptaciones cinematográficas (todas) y hay de todos los estilos: Los juegos del hambre me encantaron pero en la última (la tercera ya) me dejo un poco a medias, y es que eso de querer dividir un libro en dos no lo entiendo muy bien. En el libro tiene buen ritmo y pasan muchas cosas y la peli se me hizo un poco larga. Pero para gustos colores, que a Matt (aqui abajo presente) es la que más le gustó.
      La del laberinto la verdad es que cambian muchas cosas pero los cambios le quedan bien, no es de esos cambios que le cambian el sentido a todo o le ponen un final diferente. Es un poco menos truculenta que el libro y el ritmo es bastante más rápido porque el lobro tarda un rato en arrancar.
      El dador me sorprendió positivamente ya que el libro que había dejado un poco indiferente pero la verdad es que la peli me gustó mucho.
      Pero para mi la mejor es la de divergente. Me parece una sociedad un poco más realista y mejor atada que las demás y me cae mejor la protagonista que no va de heroe y se ve un poco en medio de todo el follón sin saber muy bien porqué.

      Eliminar
  2. A mi también me gusta la novela distópica y en general la ciencia ficción. Sin ir más lejos mi entrada de ayer es sobre la película de Sinsajo.
    En cuanto a tu pregunta, ahora mismo elijo más tiempo por mis hijos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, leí tu entrada, pero la verdad es que no estoy demasiado de acuerdo. Para mí es la peor peli de Los juegos del hambre y no entiendo muy bien la necesidad de partirla en dos. Ha hecho que fuera más lenta de lo que recordaba (pero vamos, que me gusta mucho también, eh? jajaja).

      Eliminar
  3. La novela distópica engancha... A mí también me gusta. Sobre lo que comentas, depende de lo bien o mal que vaya a vivir, pero desde luego, pensando en mi familia me gustaría vivir muuuuchos años.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Otra que se apunta a las novelas distópicas!!! Sé que nos son nada del otro mundo, pero la triología de Los juegos del hambre fue un visto y no visto. Y qué decir de las series y pelis. Si se les puede llamar así, todas las que nos cuenten historias de sociedades enfrentadas a situaciones apocalípticas son lo mío. Sé que no es lo mismo pero también es para hacerselo mirar...

    ResponderEliminar
  5. Varias libros de los que nombras están en mi lista mental "libros de pendientes". Si te gusta la temática, no pienses es más, simplemente disfrútala en vez de pensar si has leído muchos libros de ese tipo....es lo que hago yo, oídos sordos y ojos abiertos.

    ¡Disfruta la lectura!

    ResponderEliminar
  6. Menuda preguntita... aunque creo que lo tengo claro. Por mucho que esos sesenta años fueran "perfctos", preferiría vivir ochenta normales. Se supone que es lo que tenemos, ¿O es que alguien pretende suicidarse cuando llegue a los sesenta, por si viene algo malo?

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...