martes, diciembre 16, 2014

El mundo es demasiado pequeño


No se si recordáis la entrada que escribí sobre cuando me enteré de que mi hijo era superdotado.
En esa entrada me centré en mi experiencia de hace algunos años cuando lo descubrí de mi hijo mayor.
En un comentario posterior explico que aunque los pequeños apuntan maneras no hemos tenido que tomar medidas porque el sistema en Francia funciona de manera diferente.
Para empezar es habitual que en las clases estén los cursos "mezclados" y así, los más mayores de la clase 1 comparten clase con los pequeñitos de la clase 2. Eso tiene muchas ventajas y es que los más rápidos pueden avanzar con los contenidos que ven los mayores y que los más lentos pueden ir un poco más despacio.
También en Francia parece que es un poco más habitual que las profesoras se encuentren con niños así, está más normalizado y las aceleraciones son corrientes. Nos ahorran a los padres las luchas burocráticas y administrativas que empiezan primero por convencer a los profesores que tu niño necesita "algo más".

Comentaba que en el caso de mis hijos pequeños han sido las profesoras las que nos lo han hecho notar a nosotros (en ambos casos) y no al revés que nuestros hijos podrían ser superdotados a pesar de que los sospechábamos pero que no teníamos intención de hacer nada en particular pues habían sido ellas mismas quienes habían tomado medidas ofreciéndole estímulos extras, comprando material un poco superior e incluso hablando con la profesora del curso siguiente para un posible desdoblamiento con la clase superior.

El curso siguiente ha llegado y la profesora de este año se hace la loca. Así que me va a tocar tragarme las palabras y volver al método español que empieza por convencer a la profe.

Y ahí me tenéis a mí explicándole en la tutoría que solicitamos que lo hemos hecho por lo que nos prometió la profesora anterior, que le desdoblarían con los grandes.
Hay que tener en cuenta también que mi niño nº 3 nació en Enero. Es solo por unos días que le toca ir con niños medianos y no con los grandes a pesar de que el tiene conocimientos que todavía no han dado los grandes como sumar y restar y que le divierte aprender (solo).

El caso es el que la estrategia para convencer a la profesora empieza por hacer unas pruebas oficiales y para allá que nos vamos después de haber pedido hora con una psicóloga que nos han recomendado.
Yo, que no sería capaz de reconocer a mi hermana gemela si la tuviera delante veo que me mira mucho.
Salgo de dudas cuando me dice que su hija va a la misma clase que mi hijo y al final caí. Era ESTA!!!!

La mamá de este cumpleaños a la que le había hecho la cruz para los restos es ahora la psicóloga de mi hijo!!! Si es que el mundo es demasiado pequeño y el chiquipueblo ni os cuento.

A todo esto, aún no tengo los resultados de las pruebas. Y, si os lo estáis preguntado, obviamente tuve que disimular y hacerme la loca pero creo que no me salió muy bien, jejeje.


3 comentarios:

  1. ¡Vaya coincidencia! Si es que el mundo es un pañuelo. Que por cierto, para ser psicóloga, que poquita empatia mostró aquel dia.

    No se si un comentario mio está sin moderar o se perdió, fue el post sobre quedaros o volveros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ninguno pendiente, creo que se quedó en el camino. Sorry!

      Eliminar
  2. La verdad es quea mí algunos profesionales me sorprenden cuando llevan su profesión a su vida. En concreto conzco a más de un psicólogo para darle un premio, así que no me extraña, pero dale una oportunidad: por lo que contaste, es difícil que lo haga peor que aquel día.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...