martes, octubre 21, 2014

Malas rachas

Si hay algo que he aprendido en estos quince años que llevo siendo madre (que se dice pronto) es que los niños funcionan por rachas. Hay rachas que comen como limas, rachas que no comen nada, rachas que se ponen malitos cada dos por tres, rachas que duermen peor, rachas que desobedecen más y rachas que se portan fatal.
No hay mucho que se pueda hacer, normalmente pasan la racha y ya está.
Nosotros estamos ahora en plena mala racha del niño nº3. Está insoportable. Contestón, desobediente, no para de molestar a sus hermanos, todo le va mal y demuestra su incorformismo berreando como un poseso a la mínima.
Nosotros intentamos actuar de manera coherente. Si se porta mal le castigamos, si se cruza y no quiere algo le damos argumentos, si molesta a sus hermanos le reñimos, si llora le apartamos para que nos deje cenar tranquilos (y por el bien de nuestros oídos) pero a los diez segundos vuelve a estar igual. Y ya es raro porque es la persona más racional que conozco y los argumentos y las normas suelen valer con él. (Lo dicho, una mala racha).
Lo único que por ahora nos funciona es recordarle que dentro de poco va a hacer 5 años y que los niños de cinco años no pueden comportarse así. Y parece que recapacita.....cinco minutos.

Lo peor es cuando se turna con su hermano y mientras lidio con uno el otro aprovecha para hacer de las suyas o se une a la causa de su hermano y entre los dos pueden conmigo.

También es que una es masoca y no se le ocurre otra cosa que ir a comprar con los tres (niña nº 2 incluida) unas telas para hacerme un vestido en mi recién inaugurado curso de costura.

Me los llevo a la tienda de telas toda emocionada para elegir la tela de mi vestido y casi salgo con un ataque de nervios.
Lo tocaron todo, se tiraron por el suelo todas las veces que me di la vuelta para escoger la tela, lloraron, gritaron y corrieron por la tienda, la niña nº 2 que tendría que haberme ayudado no los podía controlar y cuando los separaba para que ella se quedara con uno y yo con el otro lo encontraban injusto y se ponían a gritar como locos.
Una excursión a la tienda que tendría que haber durado 15 minutos duró tres veces más porque tenía que interrumpirme a cada minuto para controlar o reñir al niño de turno.

Y me pillé un cabreo de tres pares de narices.

Yo TENGO que poder ir a comprar con ellos a cualquier lado y que se comporten como personitas, a mi lado, sin gritar y esperando el tiempo que necesite.
Es verdad que normalmente intento ir sin ellos, aprovechando cuando están en el cole, pero creo que voy a aprovechar estas vacaciones (sí, volvemos a estar en vacaciones) para hacer tratamiento de choque e ir con ellos a hacer pequeñas compras para se civilicen y comprendan que tienen que comportarse estén donde estén aunque el plan no les guste.

La operación empieza mañana. Ya os contaré los avances.


Supermercado clip art

8 comentarios:

  1. Totalmente cierto , son rachas y hay que pasarlas . Algo que yo hice con los míos que ahora tienen 13 y 10 años es cambio de roles . Es un ejercicio estupendo para que se den cuenta de " cuanto fastidian" . Ahora mamá y papá somos vuestros hijos y vosotros sois los padres . ¡Se desesperan ! Porque cuando empiezas a hacer lo mismo que ellos hacen , ya la cosa se ve de otra manera. ¡No queremos ser vuestros padres! Terminan diciendo. Pero como todo , nada es mágico , al siguiente día le tienes que recordar otra vez , que se comporten bien y te consideren .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, no se si funcionaría. Me huelo que para el niño nº4 sería divertidisimo. Lo tendré en cuenta. Gracias por el consejo.

      Eliminar
  2. Lo de las rachas no lo había pensado...pero claro, tú tienes mucha experiencia al respecto...
    Respecto a lo de ir de compras yo soy "malamadre" :-) primero vamos a hacer las compras y luego algo q ellos quieren, ir al peque, ver una peli, ... si tardamos más en las compras, luego no nos da tiempo para lo q ellos quieren...si tardamos poco en las compras, luego tienen más tiempo para ellos ;-) al principio me costó un poco, sobre todo con la nena, q aún no controla de tiempos..pero ahora suele funcionar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya lo hemos probado y nada. Igual es cuestión de insistir más.
      De todas formas, no siempre hay algo divertido detrás. A veces voy con el tiempo justo y no doy más de mi. Si tengo que ir a comprar con ellos es porque no tengo demasiado tiempo.

      Eliminar
  3. Ya sé que lo de dar consejos es muy fácil, pero DICEN que involucrarles en la compra ayuda. Intenta darles una mini-lista a cada uno con un par de productos y a ver si así se mantienen ocupados, y se sienten parte de la "excursión". ¡Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, más o menos lo hago. Los peques aún no saben leer como para darles una mini lista pero si que les hago algún encargo y se turnan en poner cosas en el carro.
      Y participan. De hecho demasiado que tengo que estar con mil ojos vigilando si meten en el carro lo que les he dicho o un montón de cosas más (que después me llevo sorpresas en la caja).
      Pero si le doy al nº 4 una lista de la comprar se me emancipa fijo, jajaja.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...