martes, octubre 28, 2014

Aprovechando las ausencias

Ya sabéis (y si no os lo recuerdo) que papá trabaja en casa. Es una gran, gran, gran ventaja aunque a veces le cueste aislarse de los gritos de los niños y de cumplir su horario.
De vez en cuando debe hacer algún viajecillo corto que me deja a mi temblando porque tenemos en casa la maldición de que cuando papá se va de viaje alguno (o más de uno) se pone malito.

Pero también es en esas ocasiones cuando yo aprovecho para dedicarme ratos largos a mis cosas y a veces no soy capaz de medir lo que duran los días.
Y es que no tengo demasiadas ocasiones de centrarme y organizarme en casa (nunca estoy a solas en casa) y pequeñas cosas se me acumulan hasta que tengo que hacerlas de manera urgente cuando ya lo puedo dejar más tiempo.
Mi rutina diaria me deja las mañanas para mí cuando los niños están en el cole pero las dedico a hacer compras, la casa, llevar a los niños al cole, médicos y ahora a buscar trabajo o alguna ocupación. Por las tardes tengo a los niños y entre ir a buscarlos, meriendas, actividades extraescolares, duchas y demás nos metemos en la hora de cenar (que aquí son las 7 de la tarde) y que es la hora que papá deja de trabajar.
Una vez los niños están acostados (yo suelo estar muerta ya) pero es el momento de hablar con el papá de que tal el día, de firmar exámenes y notas a los mayores, de organizar mochilas o preparar cosas.
Y después ya solo me quedan fuerzas para ver alguna serie en el sofá mientras ganchilleo algo (para no dormirme, jejeje).

(Bueno, ya sabéis. ¿Qué os voy a contar?).
Los ratitos que picoteo para mí son los que utilizo para escribir aquí o en mi otro blog, para seguir en contacto con la familia y los amigos de Mallorca, para leer o para ganchillear.

Lo que quiero decir es que a pesar de que tengo muchos ratos sueltos para dedicarme a mis cosas no tengo tiempo (sin niños) para hacer algo que requiera un poco más de concentración o que precise algo más de tiempo.
Po eso, cuando papá hace algunos de esos viajes es cuando yo aprovecho para hacer todo lo que tengo acumulado.
A medida que se va acercando la fecha en la que se tiene que ir voy pensando "cuando este sola aprovecharé para hacer esto o aquello" y al final termino con una lista de cosas tan largas que voy a necesitar que esté fuera un mes.

Y hoy ha sido uno de esos de esos días. Papá ha tenido que irse a Madrid por asuntos de trabajo un par de días y yo, (ingenuamente) pensaba acostar a los niños y dedicarme a descargar las fotos de la cámara (que hace un mes que espera), a organizar el montón de papeles que se acumula en la mesa de comedor, a sacar mis jerseys del garaje, que me huelo que los voy a necesitar dentro de nada, a pintarme las uñas, a contestar unos email que tengo pendientes,.......y sin embargo son las dos de la mañana y no he hecho ninguna de esas cosas. Me he dedicado simplemente a poner al día mi bandeja de entrada (ahí es nada).

Definitivamente necesito días más largos.

Ma to do list des vacances d'été


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...