viernes, julio 18, 2014

¿Quién eres tú y que has hecho con mi niño?

¿Que tal vais? Nosotros por aquí disfrutando sufriendo el verano que se ha hecho rogar más que nunca pues hasta el lunes pasado no tuvimos un verdadero día de calor...pero podió que caló!!!!. ( A mi ya me ha bastado para todo el verano).

Los niños lo sufren mucho, están más pesados que de costumbre, se "chinchan" más y están más insoportables que normalmente. Hablo de los dos pequeños pues al mayor hace como una semana que solo lo veo de pasada y (creo) que está bien alimentado, que se ducha de vez en cuando y esas cosas.

Ya hace tiempo que hemos dejado de tener un niño nº 1 y hemos pasado a tener un adolescente nº1 y yo no hago más que sorprenderme.
Se pasa el día metido en su zulo (lo llamamos así porque está al finaaaaaaaal de la casa) escuchando música, leyendo o viendo la tele (que se yo).
Si le obligamos a salir, por ejemplo para.....COMER!!!. Lo hace pegado a sus cascos y ya hemos tenido más de una discusión de que los cascos para cuando este solo, que si está con más gente y se aburre que hable con nosotros (joer, que somos personas interesantes y cultivadas, jajaja).

Después de una semana en la que siempre me faltaba una cabeza cuando contaba a mis hijos y que tenía que pararme seriamente a pensar si estaba o no en casa, si lo había visto en algún momento del día o si me había dado los buenos días, pensé que ya estaba bien. Vale que el verano es para relajarse y más él que después de estar todo el curso sufriendo por las notas, contra todo pronóstico ha aprobado el brevet (lo que equivale a tener el graduado escolar) y además con buenas notas.(Bien por él!!!)
Pero claro, una cosa es relajarse en verano y otra vegetar. Así que me dije que sitio donde iba yo, sitio donde venía él (a no ser que tuviera planes o cosas más interesantes que hacer pero aún no se ha dado el caso).
Que me iba a comprar, allá que venía él ( y los otros tres) = Resoplidos de diez minutos, malas caras de veinte. (Comprensible).
Que nos ibamos todos a una playa (entiendase playa como un bareto con arena, tumbonas y música lounge al lado del río donde tomar mojitos y refrescos), allá que venía él (y los otros tres) = Resoplidos de otros diez minutos, malas caras de todo el tiempo que estuvimos allí, niño con cascos puestos en plan autista a dos metros de nosotros todo el rato, y no dignarse a esperarnos en el camino de vuelta a pie. (No tan comprensible).
Que nos vamos al lago a bañarnos porque hace (por primera vez en todo el verano) 36º y creemos que nos fundimos y que vamos a morir inmediatamente, allá que se viene él (y los otros tres) = Protestas contundentes pre partida, resoplidos de diez minutos, malas caras hasta que llegamos y se mete en el agua. (Flipo en colores).

Y flipo porque después se lo pasa bien, son cosas que le suele ( o le solía) gustar hacer y aunque no le gustara su alternativa es quedarse en su zulo leyendo y pasando calor, que le digo yo: "Traete el libro".

Intento recordar (y de verdad que lo intento mucho) como era yo con 15 años y no puedo compararme pues además de que yo era una chica tampoco creo que pudiera ser muy objetiva.

Así que por favor, madres de niños en edades próximas, decidme que pasará y que volveré a tener a mi niño en breve, o por lo menos consoladme un poco porque la niña nº 2 ha empezado a resoplar también y no se si sobreviviré.


11 comentarios:

  1. Jo nena, miedo mi da... Eso, eso, que te consuelen, que así me llega indirectamente... Arrrg!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Uyyy esto es el principio, dura hasta los 18 más o menos. A partir de ahora así y más, luego empiezan las peticiones/lamentos "dejame ir a...hasta las....soy el único al que no dejan", esa parte no te la creas nunca, todos dicen lo mismo, y ante tu negativa los ya archiconocidos resoplidos y esas malas caras.
    Ánimo que se pasa y también tienen sus momentazos, no creas.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si que me suena de cuando yo tenía los 15 y los 16 y los 17 (mis padres eran poco permisivos, jajajaja).

      Eliminar
  3. Ma chéri blogger:Tu niño ha crecido y nunca volverá. Has oido lo del choque generacional? pues es eso y va a ir a más. Es la vida. Hace unos cuantos días hablabas en un post que habias cerrado etapas. Tu hijo también lo ha hecho, bueno a él se lo ha hecho su edad, y ahora abre la de la pubertad y después la cerrará y abrirá la de la juventud ... y así hasta el fin. C'est la vie!
    Au revoir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero evolucionar o madurar no tiene porque implicar que dejan de gustarle las cosas que antes adoraba, ¿no? Eso no es crecer es digievolucionar, jajaja.
      No, ahora en serio. Me falta un paso para que me empiece a ver como su enemiga, ¿verdad?.

      Eliminar
    2. Bueno tiene que ver con el nivel de hormonas que circulan por el cuerpo de un púber, nada que ver con quienes sean sus progenitores.
      Lo mismo les ocurre a algunas embarazadas, que llegan a adorar durante el embarazo cosas que siempre habian odiado. Las dos situaciones tienen en común que son pasajeras.
      Lo que hay que hacer es acompañarles durante el proceso, a los púberes, y a las embarazadas también .
      La madurez llegará mucho después, si es que llega, hay adultos que no madurarán nunca.
      Mucha paciencia.

      Eliminar
  4. Pues a ver, piensa. Seguro que lo único que querías cuando tenías esa edad era estar con tus amigas, ¿O no? Yo al menos si, y lo estoy medio viviendo en carnes de madre de adolescente de 14 años. Aunque a veces no toque más remedio que estar en familia, ir juntos y "jo mamá, que es que allí no hay NADIE (entiéndase, nadie de sus amigo/as, nadie que le interese etc, aunque haya mil personas)".
    ¿No tienes posibilidad de mandarle de campamentos con sus compañeros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, las amigas por delante de todo (de eso me acuerdo), pero sino iba a ir con mis amigas y me proponían ir a la playa tampoco me ponía a resoplar (creo, no se, hace tanto).
      El está contando los días para ir a Mallorca de vacaciones. Creo que todos sus amigos de Francia se han ido ya y no tiene con quien quedar (tampoco tengo demasiada información).

      Eliminar
  5. Uff.. calcadito a mi hijo que ya tiene 16 años.... asi que no se si te consuela...pero son una autentica pesadilla y cada año mas y peor.... espero que para los 20 ya sean mayores y se den cuenta de muchas cosas que hacen mal.

    ResponderEliminar
  6. HOLA¡!: Leyendote , me recorría un escalofrío justo por la espina dorsal , ¡Ay, espero que el mío no cambie! Tiene 13 años y está muy unido a mí . Para evitar un poco lo que cuentas , por eso no le he puesto tele en su cuarto , él tampoco lo ha pedido , pero ni móvil ni nada , lee mucho y pasa muchas horas en su club de ajedrez porque compite y tiene que entrenar .
    Lo importante es que estudie y que sea buen chico , lo demás poco a poco .
    Animo , que voy detrás!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...