martes, julio 08, 2014

¿Mi niño es superdotado?

El día que me dijeron que mi hijo tenía un cociente intelectual de un superdotado (después descubrí que para ser superdotado propiamente dicho hacen falta además otras cosas) me sentó como un jarro de agua fría.
Otros se hubieran alegrado, lo sé ("mi niñoe mu listo, que bien!"). Para mi fue más bien "y ahora, ¿que hago?".
Lo sentí como una responsabilidad mayor que la de estar educándole ya de por sí.
"¿Y si me equivoco?, ¿y si no se hacerlo?, ¿debo darle estímulos extra?, ¿debo tratarle de manera diferente?".
Os vaís a reir pero es algo que ni siquiera había sospechado. Siendo primogénito y sin primos ni hijos de amigos con los que comparar...
Sabía que mi niño era muy listo, claro. Como sabía también que era el más guapo del mundo mundial (y sigue siéndolo).
Cuando el niño aprendía cosas o empezaba a hacer progresos me alucinaban, claro, pero no podía saber si esos progresos eran normales o precoces.
La primera cosa que hice cuando recibí la noticia fue restragársela por la cara a la que había sido su profe y que tres años antes me había dicho "no importa hacerle las pruebas, ya te digo yo que no lo es".
No es que yo me empeñase en hacérselas. El niño con cuatro años, empezó a tener problemas en clase. Nada serio. Simplemente no quería ir, lo cual era raro porque él adoraba el colegio. Le encantaba.
Cuando lo hablé con su profe (una sustituta de la otra) me dijo "eso es que se aburre, habría que hacerle las pruebas" y por iniciativa propia curso la demanda (gracias, Marina!!!).
Tres años, tres años tardaron en venir a hacerle las dichosas "pruebas" que consistieron, según palabras de la profe (que ya no era Marina) "le han visto cinco minutos y han dicho que no lo es".
Y a mi me pareció bien, no os creáis.
Lo de los cinco minutos me pareció raro pero, ¿porque iba a dudar yo de unos profesionales?.
Pero la verdad es que seguían los problemas. Empezaba entusiasmado el curso después de unas vacaciones pero al poco tiempo se desmotivaba y era un drama llevarlo.
Podría haber sido por cualquier motivo, pero empecñe por descartar lo que me había dicho Marina de una manera más profesional que "verlo cinco minutos".
A pesar de todo, cuando el psicólogo me confirmo que sí, que ese era el problema no me lo esperaba.

La segunda cosa que hice fue leer. Leer mucho, todo lo que caía en mis manos referente al tema, todo lo que encontraba en internet, que nunca era categórico, me compre un par de libros, me apunté a cursos (aprovechando mi profesión) de necesidades educativas especiales y que hablaban de pasada de la sobredotación,
Hablé con sus profesoras para hacerles saber los resultados de las pruebas y ... nada más. En realidad no quería nada más. No veía necesario una aceleración ni una adaptación curricular, ni que le dieran más caña, ni un trato especial,...sino simplemente que intentasen que el niño no se aburriera  ni se desmotivara y que le día de mañana quisiese/supiese estudiar.
...Y tuve que enfrentarme a un pelotón de fusilamiento compuesto por la tutora, la coordinadora y la jefa de estudios que parecía que lo único que querían era convencerme de que no tenía razón como si yo fuese una madre coraje histérica y de que mi hijo no tenía ningún problema (lo cual, en cierto modo, era cierto) y no escucharon en ningún momento mis argumentos de que mis preocupaciones eran de cara al futuro.
(A día de hoy mi hijo está suspendiendo).

Aprendí la cantidad de irregularidades que hicieron con esas "pruebas de cinco minutos" como no informarme o pedir mi autorización, no darme copia del informe (que después tarde dos años en poder conseguir...sospechoso...) y no realizar las pruebas homologadas.
Desde entonces he conocido a muchos, muchos niños (y adultos) superdotados y solemos coincidir que el problema común es el profesor que le toque al niño: Si le toca un profesor vocacional, con ganas de trabajar, de enseñar (y de aprender), con pasión por su trabajo, receptivo y bien formado e informado...el niño está salvado.
Si, por el contrario, le toca un profesor como los hay a porrones, que tiene su puesto porque tiene los suficientes puntos y se le da bien hacer exámenes y, en el caso de Mallorca, porque sabe hablar catalán.... (y que conste que hablo de la escuela pública porque es loq ue yo he visto, que no se como será el tema en la privada), que está ahí para que le paguen a fin de mes y bla, bla, bla...ese niño vegetará hasta que pase de curso y esperemos que tenga más suerte con el siguiente profesor.
Montones de profesores he oido yo decir eso de: "en 10 años como profesora nunca he tenido ningún alumno superdotado".
No, señora mía, no. No los has sabido ver, que no es lo mismo. (Lo cual no dice mucho de ella como profesora).
Y es que con este tema España aún está en pañales. Supongo que es un oco la cultura del españolito de a pie, que no se  porque nos gusta menospreciarnos a nosotros mismos y que la gente destaque de manera positiva pues no está bien visto:
Que Fulanita está guapísima después del parto.....seguro que se ha hecho algo.
Que Menganito ha conseguido un puesto de trabajo genial....seguro que tiene enchufe.
Que el hijo de Zutanita es superdotado....pues yo no veo que lo sepa todo.

Y es que, para avanzar en este tema lo primero que tenemos que hacer es quitarnos de encima los tópicos.
Un niño superdotado no es una enciclopedia, que se pasa el día en la biblioteca y su afición favorita es leer libros y hacer ecuaciones matemáticas. La imagen del niño superdotado medio es un niño cualquiera, despierto y casi hiperactivo, que siempre hace preguntas extrañas y que parece que no presta atención pero que después aprueba (muchas veces ni siquiera sacan buenas notas).

Ser superdotado no es saberlo todo, tienen que aprenderlo, claro. Es solo que necesitan menos tiempo para hacerlo, que tienen más capacidad y más interés en general y eso es lo que debemos conservar.

Como digo, España aún tiene mucho que aprender en cuanto a este tema (a excepción de Murcia y Canarias que tienen muy buenos programas) pero se van dando pasitos.




Lo voy a dejar aquí porque el tema me daría para escribir un libro que si tenéis alguna pregunta siempre me podéis dejar un comentario o mandarme un email. Intentaré responderla. No soy una experta pero si creo que tengo mucha experiencia.


13 comentarios:

  1. Últimamente he leído a tres blogueras con hijos con altas capacidades... Es un tema del que desconozco. Creo que vuestros posts ayudarán a muchas familias.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    nose por qué no me deja comentar de otra forma que no sea anónima.
    A mi me pasó exactamente lo mismo que a tu hijo, en mi caso aprendí a leer y escribir a los 3 años sin necesidad de pasar por las cartillas de lectura. Las mates se me daban genial y todo iba como la seda, pero el problema era que nadie supo valorar que eso era algo fuera de lo normal. Yo iba a una escuela pública y los profesores como tu bien dices no se dieron por aludidos, dejaban pasar los días, yo no aprendía más de lo que ya había aprendido en el colegio (en el mismo curso hice 3 veces la misma cartilla) y así fueron pasando los años. Mis padres preocupandose pidiendo ayuda y los profesores decían que era una niña no superdotada, total que ahí quedó la cosa. Recuerdo que nos hicieron el típico test que hacían para saber el nivel de cada alumno y el mío fue el mejor de la clase, pero ahí se quedo.
    Al llegar a la eso repetí como era de esperar y no se me dio lo que se dice demasiado bien los estudios posteriores excepto la carrera.
    Espero que a tu hijo le vaya mucho mejor que a mi a lo que estudios se refiere ya que yo si hubiese tenido la estimulacíon y el empujón que me falto creo que me hubiese ayudado y mucho. Ojo con esto no quiero decir que a mi me habría gustado ser superdotada ni mucho menos pero sí que por lo menos por ponerte un ejemplo no tener que leer con 5 años libro de teo por obligación porque en el aula no había más-
    Un saludo y perdona la chapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso era precisamente lo que a mi me preocupaba ( y me preocupa) más de cara al futuro que los problemas que vayan a tener en primaria. Creo que es básico estimular a un niño en el aula y no llevarlos todos al mismo ritmo porque no todos aprenden a la misma velocidad, ni por arriba, ni por abajo. Igual de contraproducente es ir a toda velocidad para un niño que no llega como a paso del más lento para un niño rápido de mente.
      Supongo que el ideal es adaptar la clase al niño y no a la clase pero eso da mucho trabajo, por eso es tan importante topar con un profesor motivado y con ganas de trabajar.
      Ese es el primer paso, concienciar a los profesores de que "existen" este tipo de niños y que no son como ellos se piensan. Que les pasan por las manos y ni se enteran y aunque en ese momento no den ningún "problema" también es responsabilidad suya formar a alumnos que pasarán a secundaria e incluso a la universidad.
      Afortunada tú, que llegaste a hacer estudios superiores, con tu perfil muchos ni lo intentan.

      Eliminar
  3. Es más complicado de lo que se creen, porque en clase te aburres de que expliquen 5 veces lo mismo que tu has captado a la primera o incluso lo sabias de antes, porque ayer mientras repetían y te aburráis te leíste la página siguiente del libro... El problema es que los otros llegan a casa y hacen los deberes, no lo entienden, preguntan a los padres o profesores particulares, incluso al día siguiente... Tu, como te aburrirás, ya has hecho los deberes de hoy y de mañana, llegas a casa y te pones a hacer cualquier otra cosa, y no coges hábito de estudio, no necesitas resumir así que no aprendes a resumir, no necesitas repasar ni estudiar, así que no sabes hacerlo cuando te toca, entonces suspendes, y te frustas... Y nadie te entiende porque tu antes no suspendias, claro, si para aprenderme las provincias de España con decirlo 5 veces en clase se me ha quedado... Ahora, las capitales europeas no las repiten en clase y tu en casa no sabes ponerte... Hay que estar muy atentos a estos niños, porque el día de mañana pueden fracasar de repente. Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí esta el problema. ¿Como enseñas a un niño que no necesita estudiar que en realidad si necesita ponerse a estudiar para crear "habitos de estudio" que un día, muy, muy lejano necesitará saber hacer?.
      Es complicado.

      Eliminar
  4. Cuantos talentos se habran desperdiciado por falta de una atencion adecuada. A mi hermano le detectaron que era superdotado a los 13 años, cuando ya habia perdido el interes por estudiar, aburrido de clases repetitivas y que nada le aportaban. En la misma prueba me quede en el limite de los superdotados... para mi fue un alivio y fui consciente que o aprendia a estudiar o los suspensos no tardarian en llegar. Creo que Ro lo ha explicado muy bien, cuando las materias dejan de ser "faciles", no sabes que hacer para aprender, no tienes habitos de estudio, o simplemente te suponen un esfuerzo hasta entonces desconocido. Disculpad la falta de acentos, desde este teclado no puedo ponerlos.
    Eso si, a dia de hoy, mi hermano no termino la secundaria, es una enciclopedia andante que recuerda casi todos los libros que devora, pero en las relaciones sociales ha fracasado estrepitosamente. Yo logre terminar la universidad, consciente de que con los estimulos adecuados podriamos haber llegado mucho mas lejos los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro. Es una pena que se quede tanto talento por el camino.

      Eliminar
  5. Bueno, yo casi te podría contar lo mismo de mi hija pero con un déficit de atención.
    En cuanto al niño, no sé por donde mirarlo. Hay veces que hace preguntas "raras", pero a la vez es incapaz de centrarse demasiado tiempo en un tema. Y hasta parece que tiene también un déficit de atención. En el cole, ya te digo yo lo que pasa. Que es más fácil meterlos a todos en el mismo saco, y no tener que hacer trabajo especial. Muy triste.
    Y otra cosa. Nos lo has contado al revés, pero el tercero también iba bastante por encima, ¿No? Al revés por la edad. Pobre chico, deben pasarlo mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad parece que los dos peques, también apuntan maneras. Sobretodo el nº 3 parece ser que es algo que salta a la vista (al nº 4 se le camufla un poco con su "podría ser" hiperactividad, que de todas maneras también suele ser un sintoma (se aburre y no para). No lo he mencionado porque en están escolarizados en Francia y aquí por ahora las cosas funcionan diferentes. Para empezar han sido las profesoras las que nos lo han hecho notar a nosotros y no al revés (aunque en este caso ya lo suponíamos, como te digo en el caso del nº 3 es bastante notable). En ambos casos las profesoras ya habían tomado medidas para estímularles y fomentarselo. En el caso del nº 3, incluso su profesora ya había hablado con la que va a tener el curso que viene para un posible semidesdoblamiento con el curso siguiente porque en infantil la aceleración no se permite aunque en primaria es muy habitual (conozco un par de casos) y no tienes que pasar el infierno burocrático y la lucha administrativa (y personal) que tienes que sufrir en España (que jamás en por iniciativa del profesorado). Además por sistema tienen clases compartidas de distintos niveles en los que juntan a los más mayores de un curso con los más pequeños del curso siguiente y los pequeños van aprendiendo conceptos del curso siguiente mientras los pequeños aprenden a un ritmo más lento.
      El niño nº 3 por ejemplo, son la mitad de la clase de los pequeñitos de infantil y la otra mitad medianos.

      Eliminar
  6. Hola Elena,muchas gracias por tu post. Mi hijo mayor de casi 4 años es un niño muy inteligente. Aún ni lo he matriculado en el cole,pero aprende muy muy rápido y veo que sabe cosas que suelen aprender los niños de más edad. Sospecho que tenga altas capacidades.
    ¿Dónde se hacen ese tipo de test? ¿A partir de qué edad?
    Vivo en Canarias,y comentas que aquí sí hay programas para detectarlo. ¿Podrías darme alguna referencia?
    ¡Mil gracias guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil hablar de altas capacidades en un niño de cuatro años. Lo normal es que sea precocidad o que tenga facilidad para aprender ciertas cosas sin que ello haga que sea un niño superdotado. Muchos psicólogos se niegan a hacer ciertas rpuebas hasta los 8 años porque aunque salgan positivas en niños tan pequeños pueden demostrar solo una precocidad.
      Por supuesto también es posible que lo sea. Para salir de dudas la única manera es pasar por las pruebas psicológicas, sobretodo si piensas escolarizarlo en un centro público.
      La manera más fácil es que el mismo equipo psicopedagogo del colegio se las realicen pero ya has visto que tardan una barbaridad pues no lo encuentran prioritario. También puedes encontrar un psicólogo privado que las realice con el consiguiente gasto (asegurate que te hagan las correctas y así serán después validas en el colegio.
      Pero tengo entendido que en Canarias realizan screennings (no se si se escribe así) por sistema en primaria en donde intentan hacer detecciones precoces y funcionan bastante bien.
      Supongo que en la consejería de educación o en el ayuntamiento podrían darte esa información.
      También hay una asociación canaria (http://fansc.com) que realiza una predectección y asesoría a los padres que es bastante activa y que te podrían ayudar.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Hola. Me voy a unir a la critica por ser escuela publica... pero sin es peor en la concertada... q ni puedes ni debes pedirles nada porque no tiebe n oposición.... pero tampoco dedicación.... bueno quien la tiene la tiene independientemente del contrato,horas y demás. Es una pena q sabiendo lo importante q es la infancia en la vida no estén enseñando los mas capaces que quieran trabajar desde la dedicación. Tendríamos una sociedad mas capaz porq cada uno sabría desde bien pequeño q es posible todo lo q te propongas pero los límites los pones tu

    ResponderEliminar
  8. Hola! Te sigo desde hace poco (y cuando puedo). Me encanta la experiencia que tienes, yo solo soy mamá de uno, de 2 añitos, y me viene muy bien la experiencia de otros. Yo no sabría qué hacer en este caso, pero sé que probablemente tendría que luchar contra ese "pelotón" del que hablas. Mi niño empieza este año el cole, y me han hablado muy bien de los profesores, espero que sean de los que se implican (estudié Magisterio y me sé todas las razones por las que mucha gente quiere ser profesor, que no tienen nada que ver con la vocación).
    Gracias por compartir tus vivencias.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...