jueves, julio 24, 2014

Nos vamos de vacaciones!!!

Me vais a matar pero paso deprisa y corriendo solo a despedirme porque finalmente....¡¡¡¡nos vamos de vacaciones!!!.

Parecía que no iba a llegar nunca pero si. Ya tenemos la agenda de la primera semana llena de cosas por hacer en Mallorca, pero dejaremos tiempo (espero) para descansar y disfrutar de la islita hasta cansarnos.

No tengo tiempo de mucho más (me esperan las maletas a medias) pero no quería irme sin despedirme.

Para las que me echéis de menos seguiré inmortalizando mis peripecias en Instagram y a la vuelta os prometo contar muchas, muchas cositas. Mientras tanto disfrutad del verano que os lo merecéis. Nos vemos en nada!!!.


Vacaciones

miércoles, julio 23, 2014

Manualideas: Collares de pasta


Hoy una manualidad clásica para hacer con los niños: Un collar de macarrones (¿quién no los ha hecho alguna vez?). Pero además vamos a teñir la pasta primero para que nos queden de lo más coloridos. ¿Quieres saber como? Pincha aquí para acceder al tutorial. 



lunes, julio 21, 2014

El click de la semana: Primer baño.


Parece mentira pero este año hemos tenido el primer baño del verano a mediados de julio. (Solo nos dio tiempo a darnos dos y ya ha vuelto el fresquito.
Así que imaginaros como estamos contando los minutos para poder irnos a nuestra islita a bañarnos todos los días.



viernes, julio 18, 2014

¿Quién eres tú y que has hecho con mi niño?

¿Que tal vais? Nosotros por aquí disfrutando sufriendo el verano que se ha hecho rogar más que nunca pues hasta el lunes pasado no tuvimos un verdadero día de calor...pero podió que caló!!!!. ( A mi ya me ha bastado para todo el verano).

Los niños lo sufren mucho, están más pesados que de costumbre, se "chinchan" más y están más insoportables que normalmente. Hablo de los dos pequeños pues al mayor hace como una semana que solo lo veo de pasada y (creo) que está bien alimentado, que se ducha de vez en cuando y esas cosas.

Ya hace tiempo que hemos dejado de tener un niño nº 1 y hemos pasado a tener un adolescente nº1 y yo no hago más que sorprenderme.
Se pasa el día metido en su zulo (lo llamamos así porque está al finaaaaaaaal de la casa) escuchando música, leyendo o viendo la tele (que se yo).
Si le obligamos a salir, por ejemplo para.....COMER!!!. Lo hace pegado a sus cascos y ya hemos tenido más de una discusión de que los cascos para cuando este solo, que si está con más gente y se aburre que hable con nosotros (joer, que somos personas interesantes y cultivadas, jajaja).

Después de una semana en la que siempre me faltaba una cabeza cuando contaba a mis hijos y que tenía que pararme seriamente a pensar si estaba o no en casa, si lo había visto en algún momento del día o si me había dado los buenos días, pensé que ya estaba bien. Vale que el verano es para relajarse y más él que después de estar todo el curso sufriendo por las notas, contra todo pronóstico ha aprobado el brevet (lo que equivale a tener el graduado escolar) y además con buenas notas.(Bien por él!!!)
Pero claro, una cosa es relajarse en verano y otra vegetar. Así que me dije que sitio donde iba yo, sitio donde venía él (a no ser que tuviera planes o cosas más interesantes que hacer pero aún no se ha dado el caso).
Que me iba a comprar, allá que venía él ( y los otros tres) = Resoplidos de diez minutos, malas caras de veinte. (Comprensible).
Que nos ibamos todos a una playa (entiendase playa como un bareto con arena, tumbonas y música lounge al lado del río donde tomar mojitos y refrescos), allá que venía él (y los otros tres) = Resoplidos de otros diez minutos, malas caras de todo el tiempo que estuvimos allí, niño con cascos puestos en plan autista a dos metros de nosotros todo el rato, y no dignarse a esperarnos en el camino de vuelta a pie. (No tan comprensible).
Que nos vamos al lago a bañarnos porque hace (por primera vez en todo el verano) 36º y creemos que nos fundimos y que vamos a morir inmediatamente, allá que se viene él (y los otros tres) = Protestas contundentes pre partida, resoplidos de diez minutos, malas caras hasta que llegamos y se mete en el agua. (Flipo en colores).

Y flipo porque después se lo pasa bien, son cosas que le suele ( o le solía) gustar hacer y aunque no le gustara su alternativa es quedarse en su zulo leyendo y pasando calor, que le digo yo: "Traete el libro".

Intento recordar (y de verdad que lo intento mucho) como era yo con 15 años y no puedo compararme pues además de que yo era una chica tampoco creo que pudiera ser muy objetiva.

Así que por favor, madres de niños en edades próximas, decidme que pasará y que volveré a tener a mi niño en breve, o por lo menos consoladme un poco porque la niña nº 2 ha empezado a resoplar también y no se si sobreviviré.


jueves, julio 17, 2014

Manualidea: Jugar a contar


Hola que tal? Como llevais lo calores? Nosotros por aquí andamos, sobreviviendo. 
Hoy, aunque un poco más tarde de lo habitual os traigo una manualidea para hacer con los peques en casa, que seguro que os viene bien. 
Además esta es de las que nos gusta a las mamás, educativa!!!. Para que no olviden durante este verano todo lo aprendido en el curso. 

Es una manualidad sencilla, sencilla, que podemos tener preparada en cero coma dos segundos. 
¿Queréis ver como la he hecho?. 
Solo tenéis que pulsar aquí y encontraréis los detalles. 

Un saludo y feliz jueves!!!!. 



lunes, julio 14, 2014

¿Que tipo de turista eres?

Me vais a tener que perdonar que estos días me este saltando todos mis calendarios de publicaciones y que el blog vaya un poco a su bola. Pero comprenderéis que con tooooodos los niños de vacaciones me cuesta mucho ponerme un ratito en el ordenador. Y cuando lo consigo estoy tan saturada mentalmente que no se muy bien que contaros.
No os penséis tampoco que nos pasamos todo el día callejeando de playa a piscina y de piscina a parque, aquí se acaba el cole más tarde, concretamente este año el 5 de julio (hace nadaaaaa!!!) y hoy es el primer día desde hace dos semanas que ha salido un poco el sol. Así que ahí estamos, metidos en casa haciendo de juez y testigo de un millón de peleas fraternales.

Menos mal que a principios de mes tuvimos visitas mallorquinas. Una amiga vino a pasar con nosotros una semana y turisteamos un poco (con lluvia incluida) para que se llevara una buena impresión del sur de Francia.

En los últimos dos meses hemos tenido tres visitas de una semana y nos ha encantado ver nuestro país de acogida desde sus ojos, unos ojos bien distintos en los tres casos.

Y es que a estas alturas ya he sacado la teoría de que existen dos tipos de turistas: Los de pros y los de contras.

Los de pros son los que al apreciar las diferencias entre dos países valora siempre más el del país extranjero que el suyo propio (que si que bonito es esto, que si que educados, que si que tranquilo,...).
Los contras, como os podéis suponer es el que hace todo lo contrario (que si que lentos, que si que caro, que si que poca vida hay por la noche, ...).

En el punto medio está el extraño caso de mi suegra que a pesar de ser francesa no quiera saber nada de los franceses ni que se la relacione con ellos a pesar de ser la francesa más francesa que conozco...tiene todos los tópicos!!!. (Y el mosqueo que se pilló cuando se lo dije).

Obviamente los dos casos se pueden llevar al extremo no solo no apreciando el otro país, sino incluso despreciándolo.

Yo no soy muy objetiva, no estoy de vacaciones. Y cuando vine por primera vez y aprecié esas diferencias más me valía ser positiva con el que se iba a convertir en mi país de acogida.

Por supuesto que hay muchas cosas que me gustan y otras muchas que no me gustan nada. Soy capaz de echar muchas de esas cosas de menos cuando me voy de vacaciones a Mallorca, del mismo modo que sigo echando de menos las cosas de allí.
Pero me sorprendí "ofendiéndome" o justificando las cosas que si me gustan de aquí como si fueran mías!!!.

Que si alguien decía que la creme brulé es una copia de la crema catalana....hombre, también puede haber ocurrido al revés (la verdad es que no lo se).

Que si la comida es más cara que allí...bueno, sí pero siempre te dan agua gratis en los restaurantes ¡por ley!. así que eso te lo ahorras.

Que si llueve más que allí...bueno, sí, pero es que por eso es tan verde.

Que si es imposible comer a la hora que allí están terminando de merendar....pues.....a mi me gusta más comer pronto (y punto).

Intento recordar como soy yo cuando voy de vacaciones a otro país y quiero pensar que soy de las de pros. De las que aprecian las diferencias quedándose con lo bueno. Me gusta lo bonito que es Francia, lo divertido que es Inglaterra (vamos, Londres, que es lo que yo he visto), lo respetuosos y organizados que son en Alemania, lo liberales y eclécticos que son los americanos, pero también me gusta la pasión de los españoles, su picaresca y lo bien que saben vivir y de Mallorca me vais a perdonar, pero sus playas, que no hay otras iguales...y mi gente. Esa gente que voy a ver dentro de 10 días y que ya me tienen la cabeza ocupada de un montón de cosas que hacer con ellos.

¿Y vosotros, que clase de turistas sois?.

turistas



viernes, julio 11, 2014

El click de la semana: Carcassonne


Como hemos tenido visita de Mallorca nos ha tocado hacer turismo por la zona. Esta vez el destino ha sido Carcassonne, ciudad medievel amurallada refugio de los últimos cátaros. 
Era el momento de tener una espada y un escudo. 
(No sabéis lo que sufrí yo mientras jugaban con ellas por miedo a que uno de los dos acabara con un palazo en la cabeza).



jueves, julio 10, 2014

Manualideas: Barquitos para el verano

6 maneras de hacer barquitos
Ups! A pesar de que ayer fue miércoles y tocaba una manualidea tuve que despedir a una amiga que había venido a pasar una semana con nosotros y se me fue el santo al cielo. 
Espero que sepáis disculparme y que no os quedaráis esperando delante de la pantalla todo el día, jejeje. 

Pero hoy, si que sí, os traigo la manualidad que toca, que además os va a encantar: 6 maneras diferentes de hacer barquitos.

Para que tengáis entretenidos a los niños bastante rato, eso sí, cuidado con el agua después que no queremos disgustos. 

Si son lo suficientemente mayores muchos de ellos los pueden hacer ellos y así la diversión es doble. 

Espero que os gusten y que los difrutéis mucho. Si queréis más detalles os podeis pasar, como siempre, por aquí



martes, julio 08, 2014

¿Mi niño es superdotado?

El día que me dijeron que mi hijo tenía un cociente intelectual de un superdotado (después descubrí que para ser superdotado propiamente dicho hacen falta además otras cosas) me sentó como un jarro de agua fría.
Otros se hubieran alegrado, lo sé ("mi niñoe mu listo, que bien!"). Para mi fue más bien "y ahora, ¿que hago?".
Lo sentí como una responsabilidad mayor que la de estar educándole ya de por sí.
"¿Y si me equivoco?, ¿y si no se hacerlo?, ¿debo darle estímulos extra?, ¿debo tratarle de manera diferente?".
Os vaís a reir pero es algo que ni siquiera había sospechado. Siendo primogénito y sin primos ni hijos de amigos con los que comparar...
Sabía que mi niño era muy listo, claro. Como sabía también que era el más guapo del mundo mundial (y sigue siéndolo).
Cuando el niño aprendía cosas o empezaba a hacer progresos me alucinaban, claro, pero no podía saber si esos progresos eran normales o precoces.
La primera cosa que hice cuando recibí la noticia fue restragársela por la cara a la que había sido su profe y que tres años antes me había dicho "no importa hacerle las pruebas, ya te digo yo que no lo es".
No es que yo me empeñase en hacérselas. El niño con cuatro años, empezó a tener problemas en clase. Nada serio. Simplemente no quería ir, lo cual era raro porque él adoraba el colegio. Le encantaba.
Cuando lo hablé con su profe (una sustituta de la otra) me dijo "eso es que se aburre, habría que hacerle las pruebas" y por iniciativa propia curso la demanda (gracias, Marina!!!).
Tres años, tres años tardaron en venir a hacerle las dichosas "pruebas" que consistieron, según palabras de la profe (que ya no era Marina) "le han visto cinco minutos y han dicho que no lo es".
Y a mi me pareció bien, no os creáis.
Lo de los cinco minutos me pareció raro pero, ¿porque iba a dudar yo de unos profesionales?.
Pero la verdad es que seguían los problemas. Empezaba entusiasmado el curso después de unas vacaciones pero al poco tiempo se desmotivaba y era un drama llevarlo.
Podría haber sido por cualquier motivo, pero empecñe por descartar lo que me había dicho Marina de una manera más profesional que "verlo cinco minutos".
A pesar de todo, cuando el psicólogo me confirmo que sí, que ese era el problema no me lo esperaba.

La segunda cosa que hice fue leer. Leer mucho, todo lo que caía en mis manos referente al tema, todo lo que encontraba en internet, que nunca era categórico, me compre un par de libros, me apunté a cursos (aprovechando mi profesión) de necesidades educativas especiales y que hablaban de pasada de la sobredotación,
Hablé con sus profesoras para hacerles saber los resultados de las pruebas y ... nada más. En realidad no quería nada más. No veía necesario una aceleración ni una adaptación curricular, ni que le dieran más caña, ni un trato especial,...sino simplemente que intentasen que el niño no se aburriera  ni se desmotivara y que le día de mañana quisiese/supiese estudiar.
...Y tuve que enfrentarme a un pelotón de fusilamiento compuesto por la tutora, la coordinadora y la jefa de estudios que parecía que lo único que querían era convencerme de que no tenía razón como si yo fuese una madre coraje histérica y de que mi hijo no tenía ningún problema (lo cual, en cierto modo, era cierto) y no escucharon en ningún momento mis argumentos de que mis preocupaciones eran de cara al futuro.
(A día de hoy mi hijo está suspendiendo).

Aprendí la cantidad de irregularidades que hicieron con esas "pruebas de cinco minutos" como no informarme o pedir mi autorización, no darme copia del informe (que después tarde dos años en poder conseguir...sospechoso...) y no realizar las pruebas homologadas.
Desde entonces he conocido a muchos, muchos niños (y adultos) superdotados y solemos coincidir que el problema común es el profesor que le toque al niño: Si le toca un profesor vocacional, con ganas de trabajar, de enseñar (y de aprender), con pasión por su trabajo, receptivo y bien formado e informado...el niño está salvado.
Si, por el contrario, le toca un profesor como los hay a porrones, que tiene su puesto porque tiene los suficientes puntos y se le da bien hacer exámenes y, en el caso de Mallorca, porque sabe hablar catalán.... (y que conste que hablo de la escuela pública porque es loq ue yo he visto, que no se como será el tema en la privada), que está ahí para que le paguen a fin de mes y bla, bla, bla...ese niño vegetará hasta que pase de curso y esperemos que tenga más suerte con el siguiente profesor.
Montones de profesores he oido yo decir eso de: "en 10 años como profesora nunca he tenido ningún alumno superdotado".
No, señora mía, no. No los has sabido ver, que no es lo mismo. (Lo cual no dice mucho de ella como profesora).
Y es que con este tema España aún está en pañales. Supongo que es un oco la cultura del españolito de a pie, que no se  porque nos gusta menospreciarnos a nosotros mismos y que la gente destaque de manera positiva pues no está bien visto:
Que Fulanita está guapísima después del parto.....seguro que se ha hecho algo.
Que Menganito ha conseguido un puesto de trabajo genial....seguro que tiene enchufe.
Que el hijo de Zutanita es superdotado....pues yo no veo que lo sepa todo.

Y es que, para avanzar en este tema lo primero que tenemos que hacer es quitarnos de encima los tópicos.
Un niño superdotado no es una enciclopedia, que se pasa el día en la biblioteca y su afición favorita es leer libros y hacer ecuaciones matemáticas. La imagen del niño superdotado medio es un niño cualquiera, despierto y casi hiperactivo, que siempre hace preguntas extrañas y que parece que no presta atención pero que después aprueba (muchas veces ni siquiera sacan buenas notas).

Ser superdotado no es saberlo todo, tienen que aprenderlo, claro. Es solo que necesitan menos tiempo para hacerlo, que tienen más capacidad y más interés en general y eso es lo que debemos conservar.

Como digo, España aún tiene mucho que aprender en cuanto a este tema (a excepción de Murcia y Canarias que tienen muy buenos programas) pero se van dando pasitos.




Lo voy a dejar aquí porque el tema me daría para escribir un libro que si tenéis alguna pregunta siempre me podéis dejar un comentario o mandarme un email. Intentaré responderla. No soy una experta pero si creo que tengo mucha experiencia.


viernes, julio 04, 2014

Cerrando etapas




Hoy es, oficialmente, el último día de curso.
Mis chicos han hecho un gran trabajo este curso y han conseguido todas sus metas (hasta el nº 1 ha conseguido mejorar sus notas).
Yo también acabo mi curso de francés, un poco obligada pues si los niños están en casa no puedo ir, pero también era necesario pues es el momento de pasar de fase.
Mi profesor me ha dicho que no me puede ofrecer nada más, que ya tengo toda la teoría  y todos los conocimientos y que ahora solo me falta ponerlos en práctica.
Así que, muy a mi pesar yo no voy a ir más. Me da mucha pena (como cada vez que cierro una puerta) pues además de aprender francés aprendía otras culturas, otras formas de ver la vida, me relacionaba con gente y he hecho amigos que espero conservar. Pero la vida sigue sin remedio y es hora de avanzar y de cambiar de fase.
El septiembre que viene lo empezaremos con muchas ganas. Por un lado los peques cambian de clase (el nº 4 ya no será de los pequeñitos del cole), el nº 1 pasa al Licée, estrena centro, clase y amigos nuevos que espero que sepa escoger y la niña nº 2, una vez más, cambia de cole e irá al mismo que sus hermanos pequeños.
Para mi era muy complicado adaptarme a los horarios de cuatro hijos que tendría repartidos en tres centros diferentes, pero además este año nos han llegado muchas noticias y muchos avisos de mal comportamiento en el centro donde estaban los mayores este año (no ellos, pero si compañeros de ellos): Amenazas a profesores, agresiones, petardos en clase...
Así que septiembre será un mes de cambios, pero para eso aún queda mucho. Todavía tenemos por delante un verano al que sacarle mucho jugo.

miércoles, julio 02, 2014

Manualidea: Zancos con latas


¿Quién no ha jugado cuando era pequeño a subirse encima de unos zancos y sentirse todopoderoso (mientras trata de no matarse)? Es el momento de pasarles el legado a nuestros hijos y construirles unos con su inestimable ayuda. 
Si queréis ver los nuestros pasaros por aquí



Aprovecho para hacerme un poco de autobombo y un poco de puntillas os anuncio que me he atrevido a hacer un ebook descargable con 10 manualidades de verano para hacer con niños y que podáis tener siempre a mano. Si os interesa solo tenéis que hacer click aquí y tendréis todos los detalles. 
Espero que os guste. 

Nos vemos!!!. 



martes, julio 01, 2014

Esas cosas que SÍ me gustan de los franceses

Lo mismo que muchas veces me quejo del carácter francés tengo que reconocerle las virtudes que tienen y que me gustan. Una de ellas es la tranquilidad y parsimonia que tienen para todo y que me desespera en los comercios y restaurantes pero que es contagiosa y hace que vivas la vida de un modo más relajado.
Hoy, por poner un ejemplo, de camino al cole (sí, aún tenemos cole), un semáforo estaba roto en un cruce y yo me tenía que incorporar. Un coche me cede el paso pero desde el otro carril no dejaban de pasar vehículos y no podía meterme.
Cansada de esperar le hago una seña al conductor que me cedía el paso (y que tenía cola detrás esperando pacientemente) de que pase él, que yo no puedo. Pero en vez de eso me hace una señal de que me espere y en cuanto vio la ocasión me avisó de que pasase. Yo se lo agradecí y él me sonrió. Ni un pitido, ninguna prisa.

Un poco más adelante he sido ya la que he cedido el paso a una chica que llegaba tarde a clase: Agradecimiento y sonrisa. Siempre.
Y ya comienzas el día de otra manera.

Otra cosa que me gusta es lo silenciosos que son. Y es que uno no se da cuenta de lo escandalosos que somos los españoles hasta que vuelves a tu país después de haber vivido un tiempo en otro.
Aquí, vas a un restaurante lleno de gente y apenas oyes murmullos, estás en una feria y no oyes gritos. vas a un bar y casi parece que estés solo.
Lo cual contrasta muchísimo cuando llegamos nosotros que, haciendo honor a nuestra nacionalidad somos los más escandalosos del lugar.
También me resulta curioso el patriotismo que se gastan y que en el fondo me da un poco de envidia.
Porque Francia es el país más grande de Europa (es un hecho geográfico), es el más productivo (ni de coña) y el francés es superimportante en medio mundo (era, mis francesitos, era) y no quieren ni oírte mencionar que el inglés es la lengua internacional y que el español la segunda más hablada.
Me hace mucha gracia cuando mi profesor de francés dice que siendo profesor podría irse a enseñar esa lengua a cualquier país y encontraría trabajo enseguida y yo le digo que en España no, que en España la mayoría quieren aprender inglés porque es más útil y que para los pocos que quieren aprender francés ya están los puestos de profesor cubiertos.

En el fondo, ya digo, me da un poco de envidia ese patriotismo, pues los españoles (excepto en temas deportivos) no solemos sentirnos muy orgullosos de nuestro país y vamos por Europa un poco con la cabeza gacha.
Excepto cuando salimos de la piel de toro que entonces sí....¡Viva España!.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...