martes, junio 03, 2014

Cómo NO decorar un cuarto infantil (consejos prácticos).

El otro día me tope (no se como ni donde, lo siento) con un post de un blog que hablaba de como decorar la habitación de un niño. No recuerdo exactamente que decía, pero se que en la mayoría de ideas que daba yo no estaba de acuerdo. Así que me he propuesto redactar yo misma mis propios consejos de cosas a tener en cuenta a la hora de decorar un cuarto infantil.
Pero como deciros que podéis hacer o que podéis emplear sería muy extenso porque también entras los gustos, necesidades, espacio y presupuesto de cada uno, casi vamos a resumirlo en las cosas que NO debéis hacer a la hora de decorar (o redecorar) el dormitorio de vuestros hijos.

Детали: детские комнаты 16

1- No tenerle en cuenta.
Vale que si es un bebé poco nos podrá sugerir, pero los que son más mayores querrán opinar ya sea en el color de la paredes, en el estilo de cama o en cosas más sencillas (y menos peligrosas) como el color de la colcha.
Él se sentirá importante y mayor y quizás eso influya a la hora de tenerlo recogido y ordenado.

cuarto con estrellas

2 - Diseñar casas "de revista".
No se vosotras, pero cuando yo miro en alguna revista de decoración o en alguna página web las fotos de las habitaciones de los niños lo primero que pienso es ¿dónde están los juguetes?. Y es que son habitaciones que no parecen reales, que no enseñan juguetes y los que enseñan estan coordinados con los colores de la alfombra.
Que las estanterías están casi vacias, solo con detalles artesanales de alguna tienda de moda.
He conocido algunas personas que les preparan a sus hijos habitaciones así (preciosas), con todos los detalles en tostado y celeste (y cuando digo todos, son todos) y que después tienen que guardar los juguetes en los armarios porque desentonan. Y es que como se les ocurre a los fabricantes de juguetes hacerlo en plástico rojo, con lo mal que queda con mi mecedora wengué??.
Lo dicho, habitaciones reales, por favor.


3 - No hacerlas prácticas.
El niño va a pasar muchas horas ahí dentro, los primeros años tú también. Haz una habitación práctica, con muebles que se adapten al espacio, que sea fácil de recoger y de limpiar (que tendrás que hacerlo mucho), que él pueda sentirse cómodo y jugar tranquilo y sin peligro. Si no quieres que rompa la figurita que le regalo la abuela, no la pongas ahí. Si hay algo con lo que pueda hacerse daño, quítalo, si te sobra un mueble que no empleas no lo guardes ahí a no ser que le des utilidad.


4 - Hacer habitaciones temáticas.
Que a tu niño le chifla Spiderman, vale. Que tiene chorropotocientos muñecos de Spiderman y que se ha visto todas las películas mil veces, vale también. Pero por favor, no le hagas una habitación temática porque no sabes cuanto tiempo le va a gustar.
Los niños pasan fases, y las pasan muy rápido. Ahora le gusta Spiderman, pero mañana son los Power Rangers, después Hulk y después....vete a saber.
Una habitación es algo más o menos definitvo. Si le compras la funda de edredón de Winnie the Pooh no le vas a comprar otra al año siguiente y te encontrarás con que el niño tiene siete años, odia profundamente Winnie the Pooh pero le toca dormir con sus sábanas.
Y eso incluye a mascotas con nombre propio como Mac Queen, la Cenicienta, Pocoyó y demás, pero también a personajes más genéricos como ositos, dinosaurios o magdalenas.
Que los niños crecen (aunque nos cueste creerlo) y lo que ahora le chifla mañana lo odiará. Os lo digo yo que la niña nº2 era una fanática del rosa y ahora no puede ni verlo.

Mural para habitacion infantil, 2 niños en un avión de papel, sobrevolando una ciudad de juguete

5 - No pintar las paredes de blanco.
Ya se que esto es más cuestión de gustos. No es que me parezcan feas las habitaciones con las paredes de color celeste o arena o vainilla pero después de haber tenido que pintar más de una vez las habitaciones de mis cuatro retoños os puedo decir que tenerlas blancas es lo más práctico.
Porque lo que se ensucia es de medio metro de altura para abajo, pero tendrás que pintar toda la pared cada tres meses porque no es el mismo tono exacto que tenías y se nota la diferencia. Mientras que si las tienes blancas basta con darle toquecitos de pintura de vez en cuando y no se nota nada.
Y ya no hablamos de esos murales requetepreciosos que pintan algunos en las habitaciones. Que son una pasada, sí, lo sé, pero a la primera mancha, grafitti, manaza de chocolate en la pared ¿que? ¿lo rehacemos?¿O mejor no dejamos entrar al niño en su cuarto para que no lo manche?.

grey, pink, turquoise this is how I want my baby girls room

6 - No tener en cuenta sus necesidad y/o su edad.
A lo largo de la infancia de tu hijo tendrás que adaptar su habitación varias veces. Ya sea por la llegada de un hermanito, por un cambio de casa, o porque siemplemente el niño va creciendo y sus necesidades cambian.
No puedes pretender que un niño de seis años duerma todavía en cuna o en una habitación de bebé, sus necesidades no son las mismas. Adáptate a ellas, asúmelo y pásale ya a la cama, que ya toca o dona sus juguetes de bebé que ya no emplea.

HABITACIONES INFANTILES...     HOY LES TOCA A LOS NIÑOS..CHILDREN BEDRROMS..

7 - No dejarle espacio.
Un niño necesitará: Un espacio para jugar, una mesa o una zona de escritorio, un lugar donde guardar su ropa y una cama o una cuna para dormir. No prescindas de ninguna da esas zonas, si tienes poco espacio pon muebles más pequeños como una cama extensible en vez de una de 1'90 o una cómoda en lugar de un armario de dos puertas. También puedes poner muebles modulares que te hagan varias funciones o que puedas emplearlos para varias cosas pero no prescidas de ningún espacio porque el niño lo necesita. Aunque ahora le guste más hacer sus dibujos en la mesa de la cocina debe también dibujar en la mesa de su habitación, porque mañana esa mesa será un escritorio para estudiar y él debe tener ya el hábito de concentrarse en su habitación.


8 - Comprar los muebles pensando en el futuro.
Igual es casualidad, pero todos las parejas que conozco que han comprado uno de esos mamotretos modulables que tienes cuna, cambiador, armarioy nosequemás todo en uno, han acabado arrepintiéndose.
Y es que es un trasto que acaba saliendo más caro que comprándolos por separado pero no puedes deshacerte de ninguno de ellos y ocupan tres cuartos de la habitación.
Yo no los compré porque yo soy más de ir deshaciéndome de los muebles que no empleo y de comprarlos a medida que van surgiendo las necesidades. Esto de comprar una cama a diez años vista....pues no se yo.
Y menos mal porque mis niños me han salido muy, muy destrozones y aunque hubiera comprado el mamotreto no hubiera llegado a poder emplearlo desmontado.
Así que pensaros bien si esos son los muebles que queréis dentro de diez años, y si os merece la pena aguantarlos durante ese tiempo.
Los mismo digo para los que compran un dormitorio juvenil cuando estan embarazados..."para cuando crezca". Cinco años después descubres que eso no es lo que querías, que no es práctico o que están desfasados y has tenido que tenerlos compartiendo espacio con los juguetes y la cuna todo este tiempo (con lo que ocupa).

Bueno, hasta aquí mis consejos de lo que NO debéis hacer a la hora de decorar un cuarto infantil. Espero vuestros consejos, que seguro que tenéis muchos, para ir completando la lista de construir casa reales.

Besos.


2 comentarios:

  1. Se te ha olvidado una cosilla Elena: sitio para guardar los juguetes. Porque no es que haya que tenerlos escondidos porque no "pegan", ni tampoco por tal de tener la habitación ordenada (conozco casos enfermizos). Pero cuando llega la hora de dormir, habrá que recoger, digo yo.
    Otra cosa. Lo del color de la habitación. Hay tiendas de pintura en las que te hacen el tono que sea, y te lo guardan en una base de datos. El cuarto de mi hijo tuvo humedades, y gracias a Dios solo hubo que pintar media pared y quedó perfecta. Y no te hablo ni muchísimo menos de tiendas carísimas, más bien lo contrario.
    En todo lo demás, completamente de acuerdo. Como madre de dos niños mayores (14 y 10).

    ResponderEliminar
  2. Nosotros le pintamos un mural de la mitad de la pared hacia arriba (pensando en las manazas sucias) marino, que nos está quedando muy bien a pesar de que no está acabado del todo. Algunos pensarán que he metido a mi hijo en una pecera, pero está hecho con cariño y con mis manos, todo el amor y lo único que pude hacer en mi embarazo por ser de riesgo. Mi hijo de 5 meses duerme con nosotros y como se adelantó no pude terminar su habitación. Si tuviese que volver a empezar lo haría igual, su mural es lo más especial que ha hecho su madre y su pàdre para él y espero que así lo vea cuando tenga un par de años y mire alucinado esos peces de colores....

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...