lunes, abril 07, 2014

Vade retro, gimnasio

Lo de apuntarse al gimnasio en Francia es para pensárselo dos veces, porque adquieres un nivel de compromiso que seguro que es más fácil divorciarte que darte de baja.

No es que yo tenga pensado ir al gimnasio, para nada, que los gimnasios y yo no nos llevamos muy bien. Que los gimnasios cansan y a mi no me gusta cansarme.
Pero a mi alrededor ya empieza a haber cuarentones con barriga cervecera, mujeres que todavía quieren recuperarse de sus anteriores embarazos (ilusas) y en general vamos sintiéndonos todos un poco menos joven.
No es que yo no me incluya (yo voy la primera de la lista si hace falta) es solo que mientras pueda evitarlo el gimnasio no va a ser la solución de mis males.

De todas formas, desde que estoy viendo los trámites a seguir para apuntarte, desapuntarte, y los horarios que se gastan,... creo que prefiero comprarme una casa a cincuenta años que tendré menos compromiso de "permanencia".

Por ejemplo, darte de alta ya es un follón, porque no te basta con ir, rellenar tus datos, pagar y ya está, no,no, no.
Tienes que llevar un informe médico...de un médico de verdad!!!. Tal cual.
Ya mi marido se ha quedado en ese paso desde hace medio año, pero conozco a algún valiente que lo ha conseguido y ahora quiere darse de baja....pues tiene que mandar una carta certificada con acuse de recibo, con un mes de antelación si quieres que dejen de cobrarte. Y así estamos, pagando el bono de la piscina del nº 1 cada mes cuando el niño no la pisa desde diciembre.
Y como decía mi amiga: "Pero si estoy aquí y te lo estoy diciendo a ti, yo te firmo lo que quieras y me das de baja". Ah, pues no. Hay que mandar la cartita, que dicho sea de paso cuesta una pasta.

Pero lo que ya hizo que mis ojos me hicieran chiribitas fue cuando otra amiga que tuvo un bebé hace unos meses se encontró con que de repente habían vuelto a cobrarle el gimnasio y cuando llamó para pedir explicaciones le dijeron que ellos han calculado 9 meses de embarazo y cuatro meses de recuperación y a partir de ahí han empezado a cobrar y que si quiere que le devuelvan la mensualidad debe llevar un justificante medico como que no está en condiciones o que se lo seguiran cobrando hasta que mande el estupendo certificado con acuse de recibo. Toma ya!!!.

No pienso pisar un gimnasio en la vida.

gimnasio-maitena


6 comentarios:

  1. Ostras!! Alucinada me dejas con lo de tu amiga...Menuda política empresarial se gastan en esos gimnasios. Ya lo dices bien, vade retro!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Jope, qué pasada lo de la embarazada!!! Pero si eso es hasta anticonstitucional, hombre!!! Y eso que los franceses son los abanderados de la libertad.... ejem ejem...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, liberté, liberté...pero si aquí tienen leyes absolutamente para todo.

      Eliminar
  3. Madre del Amor Hermoso, Elena. En mi vida había oido nada por el estilo. Así se te quitan las ganas de apuntarte y todo. Visto lo visto, prefiero apuntarme a caminar por la calle con los palitos esos de marcha nórdica que no apuntarme a un gimnasio... salvo que cuando te compres los palitos te hagan firmar un documento conforme lo usaras tales días y horas, debas pasar por el puesto de la policia local para que te lo sellen cual cartilla del camino de Santiago y a final de año te venga un inspector a casa para comprovar que el índice de erosión y deterioro de los palicos se corresponde al uso que tú firmastes darles. Vamos, que si no es así, le acabo de dar una idea a los del Decatlon de Francia. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, me parece que yo me apuntaría... al mismo tiempo que tú. ¡Qué horror!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...