viernes, abril 18, 2014

Ligar a la española.

La semana pasada salí con una amiga a cenar. Hacía tiempo que no nos veíamos: ella se había ido casi un mes de viaje a Vietnam y justo cuando ella volvió yo me fui a Mallorca, así que teníamos muchas cosas que contarnos.
La cena se nos quedó corta y después de cenar nos fuimos a tomar algo a un bar cercano.
Estábamos enfrascadas en nuestra conversación cuando viene el camarero y nos dice que los caballeros de otra mesa nos invitan a tomar algo (¡como en las películas!). Rechazamos educadamente y seguimos a lo nuestro.
Mi amiga me dijo que no paraban de mirarnos, los dos "caballeros" y el camarero y que se sentía incómoda (yo estaba de espaldas a ellos), así que nos fuimos. Al ir a pagar (en Francia no se paga en la mesa sino en caja, la de tiempo que hemos perdido esperando la cuenta y el cambio hasta que nos enteramos) otro camarero nos lo volvió a repetir y volvimos a rechazar la propuesta. Al salir, que tuvimos que pasar por delante de ellos, nos lo volvieron a decir, esta vez personalmente, y una vez más volvimos a decir que no.

Yo es que ya no estoy acostumbrada a "ligar", pero desde luego a la manera francesa no había ligado nunca.
Cuando voy a las discotecas me divierte ver como liga la gente (yo siempre estoy emparejada y como mucho hago de Celestina), los rituales que hacen, que si estos se miran, que si bailan (y todo lo que se dice con los bailes), que si te rozan "sin querer", que si te dicen tonterías al oido,....

En Francia es bastante más sorprendente pues parece que "no se lanzan" y que si alguna vez ligan debe de ser por casualidad o por error.
Y no lo digo yo, que yo no tengo mucho donde opinar, pero conozco a un chico español muy simpático pero bastante "limitadito" que está saliendo con una chica preciosa y parece ser que casi se lo rifaban antes de elegirla a ella.
Porque, claro, ya parece ser que ser español (que no española) aquí da muchos puntos, como para las españolas el ser francés. Pero además el chico pues cuando iba a ligar pues hacía como en España, miraditas, roces tontos, bailoteos, y después decirlo sin más y .....todas de calle.
Aquí se limitan a mirar, y a mirar, y a mirar y a invitar a copas de una manera insistente, jajajaja.

Al margen de todo esto no vamos a engañarnos que siempre sienta bien que alguien te tire los trastos y te haga ver (a tí y a tu marido) que aún estás en el mercado.

1 comentario:

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...