viernes, abril 11, 2014

La fiesta de cumple bilingüe.


Sí, sí, ya os conté aquí que mi chiquitín ha cumplido tres años y a mí no me ha hecho ni puñetera gracia.  Pero una cosa no quita la otra y le montamos una fiesta con toda la parafernalia para celebrar el acontecimiento.

Invitamos a prácticamente todo el que conocemos aquí en Francia (y que conocieran al peque, claro) y después tuve que poner una vela a San Crispucio para que no lloviera o no sabría donde meter a tanta gente.
Pero no llovió, y la fiesta fue genial (a pesar de ser bilingüe). Montamos unas mesas en el jardín, unos globos y unas guirnaldas y ayudados por la explosión de la primavera y que todo tiene otro color estaba todo muy bonito.
Los niños se lo pasaron muy bien jugando con las pelotas y con la casita de madera.
Los mayores quiero creer que también se lo pasaron bien. Yo me esforcé mucho sobretodo en que los franceses no se sintieran desplazados y creo que lo conseguí.

Comimos, bebimos y hasta hubo bailoteo por parte de los peques. Una amiga hiperestupenda se presentó con unos globos para hacer espadas y perritos y una niña que sabía hacerlos y fue la atracción de la fiesta.
Yo preparé una tarta de Spiderman (porque me lo pidió el cumpleañero) que quedó un poco reguleras (pero estaba buenísima) y una vez más juto y perjuro que este es el último año en el que hago una tarta temática...hasta el año que viene.

Tengo una amiga que siempre dice que celebrar el cumple de los niños es una pasada pero siempre se olvidan de felicitarnos a nosotras que hace tantos años que volvimos a ser madres (o que lo fuimos por primera vez).
Tengo que reconocer que yo me puse un poco ñoña por ver que mi peque ya no es un peque y recordarlo cuando era bebé y lo tuve por primera vez en brazos, pero también de recordar la diferencia  de cuando cumplió su primer año (y que os conté aquí), recién llegados a Francia y sin invitados a ahora que casi no cabíamos en el jardín mientras 16 niños revoloteaban por todas partes.
Me gustan las casas llenas de gente, me gusta el bullicio y las risas de los que nos aprecian. Quiero muchos cumpleaños como este. Y celebrarlos igual de felices.

1 comentario:

  1. Da pena que crezcan.
    Me encantan las fiestas llenas de gente.
    Las madres siempre caemos, de una u otra manera. Da igual lo que jures o perjures, y a tí te durará menos todavía, que no llegas al año de doferencia, tienes cuatro 😉
    Creo que voy camino de convertirme en la comentarista ñoña: me acuerdo de hasta cuando no había nacido...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...