viernes, marzo 28, 2014

Yo por mi hijo...mato.

Ayer fue un día raro. Muy raro. Uno de esos días en los que se te junta todo y te pasan un montón de cosas inesperadas y mi familia flipó un poco.
Igual fue el síndrome premestrual o que me sentó mal la cena o que, desde que me puedo comunicar en francés me siento muy poderosa o...que era jueves.
El caso es que fuimos a comer a un restaurante de comida rápida aprovechando que los niños no tenían cole por la tarde. Los mayores al poco de comer despararecieron camino de la tienda de al lado (una de esas de libros, películas, y...videojuegos!!!).
Y mi marido y yo nos quedamos con los peques a que terminasen de comer.
Siempre se piden nuggets, pero últimamente al niño nº 4 le ha dado por probarlo todo y está todo el día picoteando de nuestros platos (cosa que me parece genial) y el nº 3 se atreve a imitarlo, pero él no tiene el "saque" del nº 4 y les gustan tres cosas, así que cuando me pidió una hamburguesa sabiendo lo que le cuesta comerse el pan le hice prometer que se lo comería todo.

Una hora después todavía estábamos luchando con la hamburguesa. Mi marido diciendo "pero si no se la va a comer" y yo, que ya digo que estaba muy cruzada de cables "pues si no se la come de aquí no se mueve y me la llevo para que la cene". Resoplido de resignación de mi marido.
Al mismo tiempo el niño desgañitándose en mitad del restaurante y yo, que normalmente me suelo poner muy nerviosa con las escenitas (y el muy cabroncete lo sabe) estaba de lo más tranquila intentando tener una conversación con mi Sr. Marido mientras toooooodo el restaurante miraba como se desgañitaba mi niño porque yo creo que los niños franceses no gritan .
El episodio terminó con que el niño se terminó hasta las migas, el postre y se fue un rato a jugar a la zona infantil con su hermano pequeño. (Buena soy yo).

Al cabo de un rato me vienen los pequeños diciendo que hay un niño que les molesta, así que les acompañé. (Normalmente van solos porque les vemos desde la mesa).
Vi al niño en cuestión que debía de tener también 3 o 4 años y le eché una mirada amenazante (estoy acostumbrada).
Normalmente estas miradas bastan para casi todos los niños excepto para los niños asalvajados como ese que simplemente me rodeo volvió a ir hacia mis hijos y le pegó un puñetazo en la espalda al niño nº 3 y lo dio igual que yo le estuviera mirando.
Y pensaréis ¿que hice yo?. Pues le dije "eh", pero no con el tono de "eh, perdona", sino con el tono de "eh, como vuelvas a tocar a mi hijo te saco los ojos". Vamos, que le pegué un grito.
A los dos nanosegundos ya tenía allí a la madre diciéndome que no gritase a su hijo y yo "pues que no peque al mio". "pero tú no le tienes que gritar", "pues si no quieres que le grite quédate aquí y controla a tu hijo porque por mucho que te empeñes no voy a dejar que tu hijo pegue al mío" (vamos, hombre).
Y la señora que no, que son cosas de niños y que no tengo porque decirle nada a su hijo y yo que sí, que son cosas de niños pero que a los míos no los toca nadie y que si no le gusta que lo haga yo, que lo haga ella.
Y es que habrase visto. No me voy a propasar, no le voy a dar a su hijo las dos tortas que se merece pero tampoco me voy a quedar mirando como le pega al mío mientras ella está ahí repantingada, ni me voy a ir porque mis niños no tienen porque salir corriendo por un matoncete. Vamos, que no. Lo dicho, muy cruzada.

Y menos mal que la señora hablaba español porque estuvimos gritándonos discutiendo un buen rato y no hubiera sabido hacerlo en francés. (Y a todo esto mi marido no se enteró de nada, pero si se llega a enterar....)

Gracias a este episodio después estuve de mala leche toda la tarde y mi día no terminó ahí. Os lo cuento la semana que viene.

Feliz fin de semana!.

germs, child safety





11 comentarios:

  1. nosotros también nos encontramos en una situación igual la semana pasada., esos chismes atraen a los matoncetes.
    La suerte fue que antes que yo pudiera decir nada y sin saber casi que habia pasado , en cuanto se oyó a David llorar, una madre se levantó y dijo seguro que ha sido el mio" ( habia pegado a David ) le llamó, le pegó bronca y le sacó del espacio de juegos.
    Personalmente le estuve agradecida, pero pensé ... pobre mujer , como conoce a su hijo.
    Eso sí, yo también me la hubiera comido si me hubiera pasado como a ti.
    un abrazo madraza!

    ResponderEliminar
  2. Justo estaba pensando en eso.... una discusión en francés??? ya te veia super suelta con el idioma.... pero casi mejor que fuera en castellano y asi te pudiste desahogar con ganas... que sino no te hubieras podido expresar ....
    La verdad que aunque sean "juegos" de niños, yo tampoco lo admito... se puede jugar a mil cosas sin necesidad de pegar a nadie...
    A ver que nos cuentas la semana que viene, que nos has dejado intrigada...
    Besos y buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  3. Las hay por el mundo que pasean un Rostropovics que paqué. Una vez me pasó una cosa parecida por la calle, pero fue con una gitana en pedro garau... eso es algo más previsible. Mi numerito fue porque, después de haber ayudado a la madre con un problema del cajero automático, yo tenía que salir de allí (estando embarazadísima del pequeño) y para salir aparté un poco el cochecito de su churumbel y el muy bestia (que no estaba dentro del cochecillo) me vino todo decidido y me pegó un puñetazo en plana barrriga de abajo hacia arriba (vamos que sabía como arrear el niño) entonces aguantandome le dije que no me pegara y la madre me saltó encima persiguiendome por la calle a grito pelado que yo no le decía nada a su hijo y que tenía una cara de psicopata y que debía ser una maltratadora de menores y que iba a llamar a la policia. Hasta que me cabree, me giré, saqué el movil y le dije "vale, no importa que la llames, ya lo hago yo" entonces se esfumó como alma que lleva el diablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer, como está el patio y seguro que no salió nadie en tu defensa en medio de la calle, a que no? Si es que estamos en un mundo que cada cual va a lo suyo y da una pena.

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente y eso que mi hijo es de los que pega pero yo no le quito ojo y como vea que pega o empuja se va para casa y que llore lo que quiere que mejor ahora que con 15 años. También e vivido lo que tu la semana pasada pero con unos mas mayores (9 años) que juegan al fútbol a pesar de estar sancionado y ya nos hemos llevado unos cuantos balonazos pero la gente parece que no le gusta dar un grito a sus hijos y les dejan hacer lo que sea y allí le pegue un grito y le tire el balón hasta la otra punta de la plaza y allí no se asomo ninguna madre valla sociedad.saludos te suelo leer pero no suelo comentar pero hoy me e visto un poco identificada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra, la de los padres que parece que pidan disculpas al niño cuando tienen que llamarles la atención. Vamos, unas regañinas super efectivas.

      Eliminar
  5. Vamos, que estabas tú como estoy yo hoy...
    Es que hay veces que le tocan a una la moral. Yo soy muy de aceptar y echar la culpa a mis hijos, porque sé que a veces la tienen. Pero cuando los demás se propasan, uf. Recuerdo una vez, pelea entre mi hija y otros niños. Lo que yo vi es que la mía estaba fastidiando a los otros, pero ellos estaban tirándole puñados de arena. Y cuando voy a ver qué pasa (con idea de regañarle a la mía), me encuentro con que la otra madre la trae por el camino sujetándola como si ffuera a ponerle las esposas... Lógicamente salté, y le dije que estupendo que se hubieran peleado, pero que coger así a mi hija, no.
    Menos mal que pudiste desahogarte en español 😄

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente... Ufff a mi una negra me llegó a pegar un manotazo (sí, sí, como lo lees) por decirle al matón de su hijo (tendría unos 5 años pero no veas qué pieza) que no molestase al mío (tendría unos 2 años) en el tobogán... uff la que liamos aquel día, yo casi llamo a la policía, y luego me enteré por varios de los padres que estaban presentes en el parque, que esa mujer ya había tenido problemas varias veces con varios niños y padres, que la policía había ido varias veces a su casa... vamos, una pieza de cuidado. Pero si volviera a pasar volvería a actuar igual, vamos, lo que no voy a consentir es que en mi presencia un matoncillo de estos abuse de mis hijos, vamos, por ahí no paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no, es que encima se creeran con el derecho y si les dejamos...puffff!!!

      Eliminar
  7. el problema es q esos niños en un futuro van a seguir siendo así porque sus padres se lo eprmiten. mi hijo mayor era de los pegones (ya no, tiene 3,5 años, pero de los 1,5 a los 2,5 lo fue). Y yo tenñia q estar muy pendiente de él. La mayor parte de la smadres lo entiende, son niños, pero yo creo q tb lo entienden porque te ven q estás detrás de ellos, sin quitarles ojos, q anda q no me gustaría a mi poder estar sentada tranquilamente en el parque... mi peque (1,5 años) es al revés, es a la q zurran. Encima tiene un pelazo q yo creo q atrae a los niños jeje. Y se ha llevado varios guantazos. Pero es cierto q siempre (y toco madera) han sidod e niños cuyas madres han estado vigilándolos, es una lata, porque me da pena mi pobre princesa, pero es verdad q son niños pequeños y es su manera de relacionarse... el problema como decía antes es cuando los padres no tienen autoridad, es más, justifican estas acciones. Porque como decia antes, mi hijo era pegón pero ahora ha aprendido a base de que le hayamos enseñado q eso no estaba bien. Si le hubiésemos dejado hacer lo q le diera la gana hubiese aprendido q gracias a empujones se consigue lo q se quiere, y en esta vida vivimos en sociedad y nadie tiene derecho a usar la fuerza contra otros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Yo se veo que la madre está ahí para decirle que no le pegue no voy a ser yo la que me meta, pero si no hay nadie no me voy a quedar mirando viendo como le zurran, ¿no?

      Eliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...