martes, enero 14, 2014

Mini escapada a la nieve.



Nuestras vacaciones en la nieve han supuesto para nosotros (pobres isleños) toda una aventura con bastantes anécdotas curiosas.
Eso de la nieve es todo un descubrimiento. Nosotros (los mallorquines), lo más cerca que hemos visto la nieve en nuestra isla es cuando le dá por nevar (cada año bisiesto más o menos) y tienes que desplazarte al quinto pino a la derecha, a lo alto de la única montaña que tenemos para poder jugar con la especie de escarcha que se acumula en los bordes hasta hacer una especie de muñeco de nieve que luciremos con orgullo en el capó de nuestros coche mientras volvemos a la civilización para que todo el mundo sepa lo valientes y temerarios que somos.
Pero aquí, en las galias eso de la nieve está relativamente cerca. Ya el año pasado intentamos hacer una prueba para ver como se nos daba eso de esquiar e ir en trineo y como parece que tuvo más o menos exito pensamos volver este año pero preparados y equipados.
Así que llevo meses recopilando pantalones de esqui, aprovechando las ofertas para comprar guantes, pidiendo de prestado pantalones a los amigos,...y es que eso de vestir a seis lleva su preparación y su tiempo.



El día D ya estabamos todos preparados y listos para partir con el maletero lleno como si nos fuésemos a la guerra (joer lo que abultan esas cosas).

El destino elegido fue "El Tarter" en Andorra y le vi cosas buenas y cosas malas.
Las buenas que era precioso, pero precioso, con muchos servicios y muy cerca, muy adaptada a los niños peeeeero, (y aquí viene lo malo) niño más mayores que los míos y que ya esquían pues por mucho que pregunté que podía hacer con ellos para jugar solo me ofrecían la escuela de esquí (y no cogimos equipo para los peques) o la guarde (y no los había traido a la montaña para dejarlos en una habitación, yo quería que jugaran con la nieve). Nadie me ofreció una explanada para jugar o un parque con tobogán que era lo que yo buscaba (a pesar de que lo encontré yo solita, jejeje)

Para el año que viene cogeremos equipo para todos y quizás (y solo quizás) hasta me atrevo yo a esquiar.


Han sido dos días divertidos pero agotadores, de los que me quedo sobretodo con:
- Conseguir convencer al niño nº 1 de que esquiase (el segundo día por la tarde) después de mucho insistir y que, como todos sospechábamos le encantase. ¿Por qué hará esas cosas?.
- Ver a la niña nº 2 esquiar como una campeona y con el estilazo que la caracteriza para todo lo que hace (que repito que para un isleño tiene mucho mérito).



- Ver como el nº 3 bajo su frecuencia de quejidos para ayudar a la niña nº 2 a hacer un muñeco de nieve y cuando acabaron y le pusieron un gorro oirle decir "¿y por qué no habla?" del que todavía me estoy riendo. (Influencias del cine y de la película Frozen).
- Poder ver a mi marido tirar bolas de nieve, "hacer un angel", esquiar por segunda vez en su vida sin matarse y poder tomarse una coca-cola (light, que la dieta no perdona) conmigo, al sol rodeados de ese paisaje tan precioso mientras todos nuestros hijos disfrutan de la montaña.
- Pero el verdadero heroe de la jornada, el que más corrió, el que mejor se lo pasó y el que hizo que merecieran la pena la hora y media de atasco que tuvimos a la vuelta fue el nº 4.
Sacó su lado más salvaje (que ya conocemos todos) y lanzó millones de bolas de nieve, se revolcó por la nieve, le dió puñetazos, la probó y dijo que estaba buena,  la tiró por los aires, hizo muñecos de nieve y después les dió besos....en definitiva. Se lo pasó mejor que todos los demás juntos.



Tanto disfrutó que cuando ya nos ibamos nos dijo que tenía "pupa" en la mano y al mirársela resultó que tenía dos astillas enoooooormes clavadas (y bien clavadas) suponemos que desde varias horas antes pero que no se había quejado hasta entonces.
Tuvimos que ir al puesto de socorro a que se las sacasen y se portó como un campeón (los médicos flipando, como no) y solo nos SUSURRÓ una vez: "Me están haciendo mucha pupa".

9 comentarios:

  1. Jolín, menudo campeón! A Peque le habría tenido que lanzar un dardo tranquilizador para que un médico se pudiese acercar a él! O_O
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que se nota que lo habeis pasado en grande!!! porque será que les cuesta tanto animarse a hacer cosas nuevas, sabiendo que le van a encantar??? lo digo por el niño nº 1, porque eso mismo hace mi mayor...

    ResponderEliminar
  3. Hola madre de familia numerosa,

    Muy bonitas fotos en la nieve y tus niños son preciosos

    Soy seguidora tuya desde hace un tiempo, me encantan tus vivencias y como lo cuentas.

    No suelo hacer muchos comentarios por falta de tiempo pero disfruto mucho visitandote.

    Por ello me gustaría presentarte mi nuevo proyecto:

    http://marykay-txorierri@blogspot.com

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que envida chica, que envidia. Pues de momento nada de nieve en la Sierra de Tramuntana... debe ser que este año no es bisiesto, tendré que consultar el calendario. Un beso familia y besos desde vuestra islita, hoy un poco nublada.

    ResponderEliminar
  5. Queeeeeeeeeeeeeee mono!! Nosotros tambien hemos ido a la nieve (en Francia!!) este año :-) Lo hemos pasado DE LUJO!! Mis minis son los dos como tu n°4, lo que se han podido rebozar en la nieve!! Y ademas han hecho curso de esqui y en 5 dias han aprendido!!! Yo ALUCINO!! Besitos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no se como lo hacen. Después de convencer al niño nº 1 de que porbase eso de esquiar sin haberse subido a unos skis en la vida. Lo probó media tarde y salió esquiando.
      Vamos pruebo yo y me descuerno un porrón de veces.

      Eliminar
  6. Me imagino la logística de tu casa para hacer una escapada y me dan escalofríos!!! Jajaja!!!

    Me alegro de que lo hayan pasado bien.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Ayyyyy, los niños 1. Me refiero al carácter, no al número. Y nosotras haciendo de malas madres para conseguir que hagan algo que les va a chiflar. Y el número 4 se ve que es como el mío, ¡disfruta a tope de todo! Me da una envidia de él...

    ResponderEliminar
  8. Ooopss qué envidia envidiosa de vuestra escapada!!!! Qué fotos taaaaan bonitas!!! Nosotros íbamos a ir a esquiar estas navidades (que somos de Madrid, y aquí la nieve como que tampoco mucha, y eso que un día sí amaneció blanco este año), nos apetecía sobre todo para que los "mayores" (6 y 4 años) tuvieran un primer contacto con ese mundo, pero como el peque (10 meses) se pilló una pedazo de neumonía buena parte de diciembre, al final nos echamos para atrás... y así nos hemos quedado, con las ganas. Olé por tu nº 4, es un crack el tío, es GRANDE!!!! Un besazo para él y para tus otros tres retoños!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...