martes, enero 21, 2014

Hoy cumplo cuatro años.

Este domingo hemos celebrado que nuestro pequeño rubito cumplía 4 años (pero solo ha sido oficial en el momento de soplar las velas, no antes. Cosas del niño nº 3).
Es con cosas así cuando te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo y de lo importante que es aprovecharlo bien antes de que se nos escape de las manos.

Y es que parece mentira que haga ya cuatro años que esa cabeza de guiri mofletuda decidiera salir a ver que tal era el mundo. Parece que le gustó a juzgar por el interés que mostraba (y muestra) ante todo.


Lo celebramos en el chiquipark (el único del pueblo) por tercer año consecutivo porque mi pequeño niño cuadriculado piensa que eso es lo que toca hacer.
Reunimos al grupito de amigos que hemos hechos por aquí, todos ellos con un alto índice de natalidad (que aquí, en el país de las ayudas sociales, es más fácil de encontrar) y nos juntamos, sin mucho esfuerzo, con 15 niños.
Le preparé una tarta de Mickey tal y como él quería y a pesar del esfuerzo (que sudé y mucho) valió la pena desde el momento en que se le iluminó la carita al verla terminada y me dijo: "Gracias".

Y es que quedó muy chula!!!! (modestia aparte, jajaja).

Saltaron , corrieron, jugaron, volvieron a saltar, se tiraron por toboganes, bucearon en la piscina de pelotas, saltaron un rato más, comieron tarta, abrieron regalos, saltaron otro poco....acabaron agotados pero contentos y eso es lo que cuenta.

Se me hacen mayores, ya no hay pañales por casa, ya hemos dejado el chupete, hace tiempo que me planteo que hacer con los biberones que ya no usan y el carrito no para de coger polvo en el garaje. No puedo evitar sentirme yo cada año también un poco más mayor, pero en otro sentido.

Este año (que yo sigo diciendo de que va a ser un gran año),  seguro que le tiene reservadas un montón de cosas a nuestro curioso y despierto niño nº 3. Espero que a pesar de que vaya cumpliendo años cada 19 de enero no pierda nunca esas ganas de aprender, de comprender y ese brillo en la mirada de sus ojos azules, esos que me llevo al alma cada vez que pienso en él.



Empieza la temporada de cumpleaños, a partir de ahora uno por mes,
Aich, estoy cansada solo de pensarlo.

5 comentarios:

  1. Un cumpleaños por mes? Sí que estáis bien repartidos, jajaja!!!

    Me encanta la tarta, ¿puedes dar más detalles de cómo la hiciste?

    Felicidades al nº 3, parece que tuvo un cumpleaños muy feliz.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene demasiado misterio. Son dos capas de bizcocho (de vainilla en este caso) una encima de otra y unidas por nutella (aquí no hay nocilla, snif). O un bizcoche grandote partido por la mitad, que viene a ser lo mismo. Se le pone una capa más de nutella por encima y por los bordes para que se pegue la pasta de azucar que es eso negro y rojo.
      La pasta de azucar (o fondant) se vende ya hecho y menos mal porque si no tienes práctica se vuelve muy dificil de trabajar y como que necesitas mil manos.
      Solo la extendí haciendo una capa finita como si fuera un pizza y después forré la tarta pegándola bien por los bordes. Et voilá! Ya te digo, no tiene mucho misterio pero es que se me pegaba por todo, al rodillo, a las manos, a la mesa y hasta a ella misma, jajaja.

      Eliminar
  2. Muchas felicidades al peque, que poco a poco se va haciendo mayor.... Se nota que lo pasó en grande!!!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades!!!. Tengo la misma sensación q describes, el tiempo vuela!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Felicidades niño nº 3!!!!! La tarta, chulísima y muy original, y el peque, guapo guapo! Y tienes mucha razón, el tiempo vueeeela, mi pequeño me parece que hace nada estaba yo con la barrigota, y en menos de un mes cumple su primer añito!!!! Ais, qué rápido va todo...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...