martes, enero 07, 2014

Entrando en el 2014

Como llevo unos días desconectada (en contra de mi voluntad, lo juro), lo que viene a ser lo que han durado las vacaciones de Navidad, he pensado que la mejor manera de empezar el año es haciendo un post- resumen de lo que han supuesto estas y de todas las tonterías que se me han ocurrido para complicarme más la vidad en el 2014.

Capitulo 1 - El chupete. 


Como ya os conté aquí, convencimos al niño nº 3 y nº 4 de que Papá Noel iba a llevarse sus chupetes la noche en que viniera a dejar los regalitos y como recompensa por haber sido tan mayores y tan valientes les dejarían uno de más (total, 26 o 27 no lo iban a notar).
Y vino Papá Noel y se llevó el chupete.
Tuvimos un par de días malos que ya esperábamos. A la hora de ir a dormir el nº 3 reventaba en llantos clamando por su chupete y lo de los regalitos ya no le compensaba. Si dormirse por las noches ha sido (y esta siendo) laaaaargo, lo que me ha supuesto que me tengo que quedar en el cuerto con ellos hasta que caen rendidos, las siestas ha sido más de lo mismo. O me quedaba con ellos o no había siesta y estando de vacaciones la siesta debería ser un decreto. Hasta dos horas me llegué a quedar un día en su cuarto para que se durmieran y al final nanai de la china.
Lo que más nos ha sorprendido es que hemos esperado a este año para quitarles el chupete para poder hacerlo a los dos juntos y de haberlo hecho el año pasado el niño nº 4 hubiera sido demasiado pequeño.
Pero a mi chiquitín nº 4 todo le resbala y dejarle sin chupete...pues ni fu ni fa. Solo que venía a buscarnos al comedor para avisarnos de que "el nº 3 llora porque quiere su chupete (por si no os habíais enterao, malos padres)" mientras al nº 3 se le hundía el mundo.
Y así, vamos progresando poquito a poquito con esta dependencia pero que lo vamos a conseguir dentro de nada.

Capitulo 2 - Papá Noel. 


Nosotros somos todos muy buenos, por eso Papá Noel llega cargadito de cosas. Para los peques juguetes como siempre, un montón de coches, construcciones, puzzles, un tren con sus vías y esas cosas, una colonia,...y una bici!!!.
Los mayores son un poco más complicados (sobretodo desde que el nº 1 tiene prohibidísimos los videojuegos) pero creo que también cumplió. El regalo estrella fue un móvil para cada uno, que se ha convertido en una extensión del brazo de la niña nº 2.
Papá se pidió, muy en su linea, un reloj de esos frikis que dice la hora en binario y un abrigo como me dio le dió la gana a Papá Noel después de recorrerse más de 20 tiendas (con él) y no encontrar ninguna exáctamente como la que él quería.
Y yo me pedí esto. A pesar que no soy muy de joyas, y de collares mucho menos me hacía ilusión este colgante en donde llevo grabados el nombre de mis cuatro niños (y me caben!!!).

Capitulo 3 - Y llegaron las uvas.


Ya sabéis, como siempre: Cena, uvas, polvorones, cohetes, confetis, matasuegras, turrones, ....y por ahí en medio los propositos de año nuevo.
Podéis leerlos aquí. Este año los cumplo sí o sí.

Capitulo 4 - Proyecto 365


Con la llegada del día uno empecé mi propio proyecto 365 en instagram. Para las que no sepáis que es instagram os diré brevemente que es una red social (otra mas) en donde se comparten fotos. Y las que no sepáis lo que es un proyecto 365 os explico que es publicar una foto diaria durante un año (no tiene mucho misterio). Algunos lo hacen con alguna temática en concreto o a una hora del día especial. Yo me conformo con no decaer.
A final del año (si llego, pero seguro que sí) me fabricaré un álbum molón o alguna cosa para recordar todos esos momentos.
Si queréis seguirme la pista podéis hacerlo desde aquí.

Capítulo 5 - Las notas. 

Dicen que Francia es el país que ha convertido la huelga en deporte nacional y que practican mucho para perfeccionarse (palabras de mi profesor de francés). Yo he visto alguna pero la verdad es que nada significativa, hasta que he tenido que sufrir una en las carnes y me estoy acordando de la madre que lo trajo todos los días.
Mi cartero (entre otros, claro) se ha puesto de huelga y llevo tres semanas sin recibir ni una carta. En una situación normal me daría igual pero,...¡en Navidad!. Que no he recibido postalitas de felicitación, ni regalitos que me había pedido como las postales de Baballa de "Nena, tu vales mucho" o un cuaderno chupi molón para empezar el diario creativo de mis propositos de año nuevo, y lo peor......¡las notas!, que aquí llegan por correo.
La vidorra padre se ha estado pegando el niño nº 1 estas vacaciones con la excusa de que no llegaban las notas.....hasta hoy, que ha empezado el cole.
TRES, tres le han quedado al joio por no pegar palo al agua. Le han caido "medidas drásticas" y ahora va por la casa con cara de compungido y de que injusta es la vida.
Sí, sí, injusta, ay pollito mío, como no espabiles....

1 comentario:

  1. He flipado con el reloj en código binario...Y aunque yo tampoco soy de joyas, me ha encantado el colgante...
    Espero que este año tu mayor logre motivarse!! ;)
    Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...