martes, noviembre 19, 2013

Quiero lo mejor para mis hijos

Todas las madres quieren el bienestar para sus hijos. Todas las madres normales, por supuesto, pues para mí, una madre que no quiera lo mejor para sus hijos no es una madre normal.
La polémica empieza cuando empezamos a hablar de qué es "lo mejor" y qué es perjudicial para nuestros niños.
Que fumar, beber, drogarse y derivados es perjudicial es evidente, pero no hace tanto que los niños tomaban esa copita de vino de vez en cuando o les mojaban el chupete en el anís para que se durmieran. ¿Eran peores madres las que hacían eso?.
Que ver la tele no es malo (¿o sí?) pero muchos de nuestros niños pasan delante de una pantallita más horas de las recomendadas.
Que el niño vaya al cole es "bueno" o ¿es solo por darle una cultura y no tener hijos analfabetos? ¿por qué no permiten entonces a esas madres valientes que quieren escolarizar a sus hijos en casa que les enseñen lo que les de la gana y como les de la gana? No me convencerán que la educación en un colegio es de mayor calidad, no, no, no. El colegio ofrece otras cosas, que los padres de las criaturas deben sopesar sin compensa el esfuerzo, la dedicación con la falta de socialización o con lo de salirse de la norma. Pero aún así las someten a una persecución social y a veces jurídica que solo aguantan las muy convecidas.

En definitiva, que todas queremos lo mejor para ellos pero no siempre estamos de acuerdo sobre qué es exactamente "lo mejor".
Es que no está escrito en ningún sitio. Cada uno lo hace lo mejor que puede, sabe y cree.

Todo este rollo que os he soltado viene a que hace algunos días leí este artículo. En él, se habla de que han hecho un documental (real) a una madre holandesa a la que quieren quitar la custodia de su hijo por someterle desde los cinco años a una dieta crudivegana (solo comen frutas y verduras crudas).
Pasemos por alto que los médicos le han dicho que su hijo no se está desarrollando como toca y que es más bajito de lo normal y ella no se lo quiere creer (¿cómo?) de hecho al niño se le ve un poco enclenque pero, ¿está justificado para quitarle la custodia?

Yo no estoy de acuerdo (para nada) en que educar a un niño con esa dieta sea sano para él pero tampoco lo es atiborrarle a dulces y a comida basura y tener a tus retoños como bolas. ¿No es la misma situación? Ni se plantean en quitarle la custodia a todos esos niños rechonchos que vemos por ahí ¿no?.

Ella considera que esa dieta es la mejor para su hijo (por motivos que yo, por lo menos, no entenderé nunca) pero no se le puede llamar mala madre. Ella se preocupa por el bienestar de su hijo y considera que está haciendo lo mejor para él. Que "lo mejor" pase por esa dieta es solo circunstancial.
¿No será mucho más perjudicial para ese niño separarse de su madre que comer carne para ser un poquito más alto?. Ya, ya sé. Hablamos de salud, pero ¿vale la pena las consecuencias traumáticas que tendría?

Para mi es mucho más "peligroso" para la salud esa cantidad de niños/villanos que se están educando ahora y nadie hace nada para corregirlo porque, claro, cada uno educa a sus hijos como les da la gana ¿no? (¿todos?).

Al fin y al cabo volcamos insconscientemente mucho de nuestra personalidad en nuestros hijos. Nuestras ideas políticas, religiosas, nuestros prejuicios sociales, nuestra manera de hacer y ver las cosas y, claro, nuestra manera de comer, nuestras costumbres.

Nuestra sociedad tiende a crucificar de buenas a primeras a cualquiera que hace las cosas de una manera diferente a nosotros, sin acordarnos que hace no mucho que se hacían de otra forma. A nosotros mismos nos criaron de una manera diferente a la que estamos criando a nuestros hijos porque la sociedad es diferente, porque cada individuo es diferente con una forma de pensar distinta, eso es lo que nos hace tan apasionantes.


RAUWopmeten boek


Me ha quedado el post un poco como apología de la dieta esta. Para nada estoy de acuerdo y que no defiendo a esta mujer, que para mi muy coherente no es, pero de ahí a quitarle la custodia del niño hay un paso. Tendrían que pensárselo mejor para hacer esas cosas, que tienen unas repercusiones psicológicas en un niño muy difíciles de reparar.
Será porque me quema al haber trabajado en un centro de acogida y haber visto como llegaban niños por "errores" burocráticos o jurídicos que no deberían haber estado allí pero a los que cambiaron la vida drásticamente (aunque a algunos de ellos quisieron reparar el error y fue tarde).




2 comentarios:

  1. He leído el artículo y tu opinión y estoy de acuerdo contigo. No creo que esté justificado quitarle la custodia a esta mujer. Yo no soy crudivegana en absoluto, pero cada vez más me planteo lo que como, y puedo hasta entender las motivaciones de esta madre, que por lo que se intuye es una mujer instruida y que busca lo mejor para su hijo. Difícil, eso de nadar contra corriente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Difícil tema. Lo primero que se me ocurre es evitar el trauma de separarlo de su madre. Pero entonces debería haber un control sobre la alimentación de ese niño. Y ése es el problema. ¿Qué debe comer exactamente? ¿En qué cantidades? En definitiva, ¿qué sería "normal"?
    Una cosa. Hace un par de años o así, ya ocurrió aquí algo parecido a lo que ella dice que no se hace: quitar la custodia a unos padres por ser el niño obeso. Creo recordar que fue en Galicia, lo que ocurre es que, para suerte suya, eso es más fácil de demostrar.
    Insisto, difícil.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...