martes, octubre 01, 2013

Cosas que cambian (y que nadie te cuenta) cuando tienes hijos.





Cuando esperas un bebé crees tener claro hasta que punto cambiará tu vida (y si no lo sabes ya vendrá alguien a contártelo con esa cara de "pero donde vas, alma de cántaro, ¿tú sabes donde te metes?").
Que si no dormirás , que si viajarás menos, que apenas tendrás vida social fuera de los chiquiparks, etc... pero lo que no te cuentan son esas pequeñas cosas en las que te fijas un día que, por algunas de aquellas casualidades, tienes tiempo de mirarte en el espejo y te sorprende ver como han colonizado tu vida.

1- Si antes eras una "fashion victim" que vestía a la última, se calzaba taconazo hasta para ir a la compra y no salía a la calle sin las pinturas de guerra ahora vas siempre en vaqueros (y casi siempre con restos de papilla,...), siempre llevas coleta o directamente te has cortado el pelo y se acabó de presumir de melenaza (yo tengo amigas que no se como de largo tienen el pelo pues JAMÁS las he visto con el pelo suelto) y el zapato más alto que te pones son las botas altas.
Se acabó lo de llevar pendientes grandes porque te los estiran, uñas de manicura porque tienes miedo de arañarles la carita,...y claro, después pasa lo que pasa, que te escapas al cine con las amigas y te vistes como si fuera a la boda de la infanta...para una vez que me puedo arreglar. (No os riáis y decidme que a vosotras también os ha pasado, por favor, decid que sí).

2- Te alimentarás a base de restos varias veces a la semana. Restos de potitos, media galleta, una manzana mordisqueada, un chupachups rechupeteado,...Después, claro, no endenderás como no recuperas la figura, sino paras un segundo!!!.

3- Tu bolso crecerá de forma desorbitada y tendra serias similitudes con el de Mary Poppins.
A la que metas la mano para sacar las llaves te encontrarás con unas toallitas, un coche, varias pinturitas, un chupachups, un click de playmobil, una maceta, el taper que te dio tu madre la semana pasada,...¿problemas de espalda?.

4- No volverás a apretar un botón, ni un interruptor, ni llamarás al ascensor, ni al semaforo nunca más.
En cuanto tu primer hijo toque el primer botón ya no volverá a dejarte hacerlo a tí hasta que no se emancipe. Ya me ha pasado un par de veces de estar esperando al ascensor sorprendida de que no venga para después caer en la cuenta de que estaba sola y de que no lo había llamado.

5- Echarás de menos mucho, mucho, tener una conversación "normal". Y como normal me refiero a que puedas decir dos frases seguidas sobre el mismo tema sin tener que interrumpirte en cada una de ellas con comentarios tipo: "Fulanito, deja en paz a Menganita", "ay, espera, que no veo a Zutanito", "un momento, un momento, que Petanito se ha caido",...
Y no, no te engañes, por teléfono ocurre exáctamente lo mismo.
Yo, que ya creía haber superado esa fase con eso de que mis niños mayores habían crecido y tal no se me ocurrió otra cosa que tener más niños y claro, esta fase se me hace interminable.

6- Tendrás una vida social muy activa (sí, sí, no te engaño) pero gran parte de ella serán cumpleaños infantiles, visitas a chiquiparks, actividades extraescolares y tardes de parque. Y tendrás envidia de tus hijos que se pasan el día yendo de acá para allá de fiesta en fiesta y de visita en visita y tu hace medio año que no tienes ni tiempo de llamar a tu amiga Puri para saber si sigue viva.

7- Dejarás de tener tiempo para tí. Esto puede que si que te lo hayan dicho pero no te imaginas lo amplio que se vuelve el termino "para tí".
Aquí no estamos hablando de tener tiempo de leer, de estudiar una carrera o de preparar una tesis,...estamos hablando de cosas básicas como tomar una ducha de más de cinco minutos sin que haya nadie aporreándote la puerta, hacerte la depilación cuando corresponde (es decir, con cierta frecuencia) y no cuando ya puedes hacerte trenzas en las piernas y eso ya no lo camuflan  ni las medias opacas. Poder pintarte las uñas a la hora que te plazca y no a las 11 de la noche mientras ves una peli y los niños por fin duermen corriendo el riesgo de quedarte frita en el sofa mientras esperas a que se sequen (por favor, decidme que eso también os ha pasado), poder ir al baño a la velocidad que te pida el cuerpo y no a la que demande la criaturita del otro lado de la puerta,...

8- Da igual lo rápido que te recuperes del parto el sexo nunca volverá a ser como antes (y no por razones fisiológicas). Se acabó el "aquí te pillo, aquí te mato", el sexo matutino, y casi casi el nocturno también para pasar a ser un "rapidito" discreto y silencioso (no sea que despertemos al infante y ya la hemos liado) justo antes de caer dormidos.

¿Qué más se os ocurre? ¿Cuales son esas cosas que nunca os dijeron antes de tener hijos?.


11 comentarios:

  1. Toda la razón y eso que yo solo tengo una,pero me lo puedo imaginar y es tal cual,lo de pintarse las uñas,¿que es eso? ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo...en mi caso además, "el mando de la tv" nunca volverá a ser tuyo!! cuando está encendida en casa se ven dibus...y cuando están dormidos y por fin puedes ver algo, estás tan cansada q o te quedas dormida o directamente te vas a la cama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí !!! El mando de la tele. Yo ya no se ni como funciona ni donde está. En una de esas extrañas situaciones en las que la tele está apagada y los peques piden Mac Queen y encuentro el mando,...tengo que avisar a algún mayor a que venga a encenderla. Si es que yo ya no sé como va !!!!! Os lo podéis creer?

      Eliminar
  3. Jajajajajaja! Lo del botón del ascensor me ha llegado al alma...y además Peque se pone como una fiera si algún día por cosas de la vida se me ocurre a mí apretarlo! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. uffff todas esas y alguna más.... meter la mano en el bolso de una chaqueta y que se te queden pegados los dedos, amén del bolso de la chaqueta totalmente pegado al fondo, de no se sabe qué sustancia, que te pongas unos pantalones claritos, para ir a buscarles al cole porque no toca parque sino casa de abuelos y llegue un niño, que además no es el tuyo, y te ponga la mano de chocolate en la pierna, ....
    Pero luego crecen, y el problema es que vas a tu armario en busca de esa camiseta tan chula que ayer guardaste recién planchada y ¡oh! ¡sorpresa! no está porque una de tus hijas ha decidido que es demasiado chula como para no ponersela ella también :)
    Besinos
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso de que me quiten la ropa aún no he llegado. Solo hay una candidata (espero que a los niños no les de por ahí) y es demasiado pequeña ( ¿o soy yo demasidado grande?) para poder quitarme la ropa. Pero todo se andará.

      Eliminar
  5. Y el movil? Yo ya casi que ni lo veo desde que cruzo el portal de casa!! Mi gordo sabe utilizarlo mejor que yo, y hasta me he encontrado diciendo "Y esto como lo hizo??" Lo mas gracioso es que sean de la era "tactil"....me parto cuando quiere subir el volumen del televisor desde la pantalla con el dedo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? Yo de eso me libro pues nunca les he dejado emplear mi móvil (tacaña que es una), pero es verdad que veo a nenes de mis amigas manejándolos y es como si hubieran nacido sabiendo. Una pasada!!!.

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón, se pelean por darle al botón de lo que sea, mando, ascensor..., siempre tengo en el bolso un kleenex usado de no se sabe que, pero pegajoso; trozos de galleta, papeles de caramelos, algún coche o pelota.

    lo de pintarse las uñas igual, igual. lo de vestirse también, y el pelo desde que tuve al tercero, cortito, cortito.

    gracias, tu blog me insipira, me ayuda y me hace reir.

    ResponderEliminar
  7. Jajajja me ha encantado pero discrepo en lo del maquillaje, yo desde que tengo al peque no sólo no he dejado de hacerlo sino que he incluido en mi rutina diaria el corrector de ojeras que lo gasto a litros!
    Puedo ir como una loca pero la cara maquillada es la poco que me queda de la mujer que era antes! jajajajjajaja
    Muy buen post!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...