martes, septiembre 24, 2013

Cosas de peluches

Me encantan los niños que se pasean por la casa, por el supermercado y por el parque abrazando a un peluche. Me despiertan una ternura inmensa verlos tan pegados a sus muñecos, cuando los abrazan por la noche o cuando lo buscan por la mañana.
Otros niños, en cambio se aferran a sus mantitas, pañuelos o almohadas.
Los míos, en cambio, nunca han sido demasiado de muñecos. Será porque entre los varones eso no se hace tanto ( o será casualidad) pero ellos siempre han sido más dependientes de sus chupetes.
Al niño nº 4, a veces si que le hacen gracia los peluches pero no uno en concreto. Igual adora a uno un dia, que abraza a otro otro día.

En Francia, a ese tipo de muñecos blanditos, transpotables y de los que son dependientes los niños se les llama dou-dous y está tan establecido que cada niño tenga que tener uno que te obligan a llevarlo al cole como cualquier material escolar.
No sirvió de nada que le intentara explicar a la profesora de la guardería del nº 4 que mi niño no empleaba dou-dou y que no lo necesitaba.
Me dijo que llevara cualquier peluche, pero que llevara uno de casa para que le pudieran consolar con él si lloraba (como si un dou-dou que ni le va ni le viene fuera a consolar a mi niño, el más cabezón del planeta).
El caso es que llevamos uno cualquiera, (uno muy mono que teníamos por casa) y se lo metieron con calzador. Cuando iba a recogerlo el niño estaba abrazado a su peluche, después, claro, llegaba a casa y lo tiraba en cualquier lado, al día siguiente olvidaba llevarlo a la guarde porque el niño no lo reclamaba (pero las profes sí). Un día quisieron convencerme de que fuera a casa a buscarlo (ni de coña, vamos).

Ahora que ha empezado el cole es tres cuartos de los mismo y ya han conseguido hacerlo adicto, ya me lo pide para dormir y para comer, muy mono sí, pero y si se pierde ??. Yo que tenía un niño independiente y autosuficiente y me lo enganchan a un peluche que seguro perderá en algún momento.

Es por eso que fui el otro dia a Ikea para comprar un peluche idéntico al que ha elegido esta ves (y se lo compró la abuela en el Ikea) pero ya lo han descatalogado o algo y ya no está. Compramos otro, le llamamos Pipo y le voy alternando los dou-dous para que cuando le falte alguno no sea un drama.

¿Y vuestros nenes? ¿Con que duermen? 



2 comentarios:

  1. La mía la verdad duerme con mil peluches pero lo que si que no puede faltar es su batita( que en realidad es una parte de arriba de un pijama mio que la ponía cuando la daba la teta para que no se enfriara..)y ahora va con ella a todas partes. besotes

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo, yo es que lo de los franceses y los doudous, no acabo de entenderlo, la verdad.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...