martes, julio 23, 2013

Estudiar en verano

No se si os conté que las notas del niño nº 1 habían sido desastrosas entre otras cosas porque no ha abierto un libro en todo el invierno. Me he cansado de predicar en el desierto de que por muy comprensivos que seamos con eso de que escolarizarse en otro idioma que no es el materno es difícil, la inspiración y los conocimientos no van a llegar por inspiración divina.
Que precisamente él, que no es francés, debería esforzarse un poco más para ponerse al día, conseguir el nivel y aprobar el curso.
Que si le vemos estudiar y esforzarse no estará obligado a hacer más de lo que es capaz, pero claro, sin abrir el libro y sin pegar palo al agua dificilmente aprobará y ahí si que no nos valen los lamentos.
(Supongo que más de una tenemos este problema cada verano).
El caso es que según el sistema educativo de aquí no sirve apenas de nada lo que haya hecho hasta ahora (por suerte para el nº 1) y se lo juega todo a una carta el año que viene.
Dependiendo de sus notas durante el curso (y solo las de ese curso) y de lo que saque en el examen final (brevet, creo que se llama) podrá elegir una opción de estudios secundarios que va desde bachillerato a lo que en España denominan "garantía social".
La diferencia con España es que no es el alumno el que escoge hacia donde ir, sino un departamento de orientación guiado por tus notas.
Es decir, da igual las ganas que tu tengas que hacer carrera o de ser fontanero, si tus notas no dan el corte no te dejan acceder a esos estudios.
Como todo, tiene su lado bueno y su lado malo.
Vacían las clases de gente desmotivada y que están ahí por obligación pero en mi opinión se los "quitan de encima" demasiado pronto, pues con 15 años es normal que no estés motivado y eso no quita que más adelante puedas sacar unos buenos resultados académicos (no se si después hay otra manera de acceder a los estudios superiores).
El caso es que el nº 1 se lo juega todo a una carta y esa carta ahora mismo no es muy buena.
Hablándolo con él llegamos al acuerdo de que algo había que hacer, que se juega su futuro y decidimos mandarlo el mes de julio interno a una escuela de verano en Zaragoza, que parece ser que es muy conocida, pero que yo nunca había oído hablar de ella hasta que no tuve la necesidad de encontrarla.
Es una escuela que se dedica a hacer repaso, preparar para la selectividad y darles técnicas de estudio a los chicos. Porque muchas veces no es que no quieran estudiar, es que no saben y no saben por donde empezar.
Intentamos dejarle claro al niño nº 1 que para nada es un castigo por sus notas, es una posible solución a ellas y una manera de preparase para el curso que viene que va a ser tan decisivo.
Ya me imaginaba yo que iba a tener que llevar a mi hijo a rastras repitiéndole eso de "es por tu bien" mientras el niño pataleaba y se tiraba de los pelos agarrado al cabezal de su cama, pero me ha sorprendido mucho oirle decir que le hace falta "aprender a estudiar", que es una oportunidad para él y que le hace hasta ilusión.
Claro, que eso fue antes de ir.
Ahora, que ya lleva tres semanas y que solo le queda el sprint final, está un poco hasta las narices de todo. Dice que todos los días son iguales, que estudian muchas horas, que los profes gritan mucho (eso en Francia no pasa y ya no está acostumbrado) y que tiene ganas de que acabe el mes.
Por eso, para que descanse un poco y para subirle un poco la moral ( y que vea que le echamos de menos) decidimos ir a verle este fin de semana pasado.

Ha sido un fin de semana de estar juntos los seis divirtiendonos y visitando una ciudad, que por otro lado nos gusta mucho, Pero eso ya, os lo cuento mañana.


suspenso

7 comentarios:

  1. y en Zaragoza va a mejorar el frances?...imagino que las tecnicas de estudio sirven en todos los paises, pero quizas la base del idioma sea el problema...
    Espero que el proximo ano sea mucho mas productivo
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si de francés no va mal. En Zaragoza mejorará matemáticas, inglés,...y sobretodo le enseñarán a estudiar (o eso espero).

      Eliminar
  2. Aixxx...qué complicado. A ver si le va bien el curso y se motiva el año que viene!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. situación complicada, pero definitivamente algo aprenderá de ello y seguro que le va mucho mejor el próximo curso!

    ResponderEliminar
  4. Sois unos padres estupendos! Lo de ir a verle me parece de 10!
    ¿Y aunque le haya ido mal no repite? ¿Allí hay septiembre?


    Besos y ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ni repite ni hay septiembre. Se lo juega todo el año que viene. Por eso hay que dar el resto.

      Eliminar
  5. Qué situación tan difícil, adolescente que no se "molesta" en abrir un libro. Mi número uno este año ha hecho 1 de ESO. Yo le tenía pánico, y más viendo a veces que trabajo de actividades si, pero estudio, que también hace mucha falta, poco. Al final ha salido bastante bie, así que hemos quedado a medias: enhorabuena por haber salido limpia, peroooooooo, si sin estudiar has salido así, el año que viene tendrá que esforzarse un poco más. No se trata de estrujar, pero si de que vean el fruto del esfuerzo. O eso creo.
    Lo de jugárselo todo a una carta, ¡es muy duro! Si por casualidad hubiera sido el que viene su primer año allí, pobre chico. :(

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...