miércoles, junio 05, 2013

Mi guía para dormir bien

Hace poco estuve consolando a una buena amiga que tiene un bebé que ahora hará dos años y que no le deja dormir.
La pobre va sonámbula por la vida, con ojeras hasta los pies y dispuesta a liarse a gritos con cualquiera que le dirija la palabra (especialmente su marido).
"Solo necesito dormir", le oí decir un montón de veces.
No suelo meterme en estos berenjenales pues hay que tener en cuenta que cada niño es diferente  y cada casa y cada madre también, por lo que los "trucos" o los métodos que yo empleé y me fueron bien pueden ser un completo desastre para cualquier otro niño. Pero también es verdad que tengo cuatro hijos y exceptuando el número 4 que nos ha salido un poco sonámbulo y que de vez en cuando se despierta gritando como un poseso yo siempre he podido dormir por las noches, así que muy mal tampoco lo haré, ¿no?.
Pues eso, que no son reglas cerradas, ni estrictas, que no soy una experta, ni una pedagoga, ni nadie en particular. Es solo una lista de cosas que yo hice y me fueron bien. Podéis probarlas o no, porque es cierto que cuando se está tan desesperado como está mi amiga y que el sueño no le deja ni pensar no ves opciones simples que no has probado y que no pierdes nada por hacerlo.

- Que duerman en su cuarto, que para eso lo hemos puesto mono, monísimo de la muerte.
No es que intentara deshacerme de ellos a la primera de cambio pero mi casa no era muy grande y su cuarto estaba cerca, ellos dormían mejor y así no les despertaba yo al irme a acostar, ya no se despertaban demasiado durante la noche (casi nada) y pude hacerlo,...no se si esto tuvo algo que ver pero tiene sentido que si ellos están tranquilos en su habitación y no tenemos que despertarlos al irnos nosotros a la cama dormirán más profundamente, ¿no?.

- Por el día a dormir con los demás.
Me lo recomendó la pediatra después de tener al nº 3 y me dí cuenta que era también lo que había hecho con los dos mayores. Se aplica a los bebés muy pequeños y quiere decir que durante el día los bebés han de dormir en el comedor, con la tele puesta y las ventanas subidas, para que puedan diferenciar del sueño del día (que son siestecitas cortas) al de la noche.
Eso conlleva estar con la minicuna para arriba, para abajo todo el día pero tiene sentido.

- Por la noche cada uno a su cuarto.
No se si es porque lo hice así que mis hijos se acostumbraron o porque ellos eran como eran me fue bien hacerlo así pero nuestro ritual del sueño consiste en acostarse cada uno en su cama/cuna, arroparles, leerles el cuento de rigor si la cosa está de humor, besito y buenas noches.
Esto quiere decir que no los dormía en mi cama para después pasarlos a su cuna, ni me quedaba con ellos hasta que se habían dormido, ni les dormía en brazos, ni les cantaba nanas (alguna ha caído, pero no por sistema), si me eternizaba contando cuentos uno detrás de otro,...
Ellos entendían que era hora de dormir y se quedaban en la cuna. Si no tenían sueño se quedaban jugando o leyendo un cuento, pero EN LA CUNA. Y siempre, siempre se han dormido solitos (en casa, fuera es más complicado).

- Si los bebés lloran hay que ir.
Por supuesto, pero tampoco hay que ir immediatamente. A veces mi marido y yo nos quedamos escuchando unos segundos a ver que pasa porque a veces ha perdido el chupete y él solo lo encuentra mientras que si vamos se despierta más y tenemos que volver a empezar.
Si vemos que no se calla vamos, pero no transigimos, intentamos saber que quiere y dárselo sin que salga de la cuna.
Pero lo dicho a veces se callan solos y que vayamos es peor.

- Si los niños se levantan hay llevarlos otra vez a su cuna. Sin broncas, sin llantos, simplemente volver a llevarlos, arroparlos, besito y buenas noches.
Las veces que haga falta.

- Lucecita, ¿si o no?.
Yo siempre les he dejado una luz encendida por la noche para mi comodidad (no para la de ellos). Encontraba que era un shock encenderle de repente de la luz para buscar el chupete o el bibe del agua. Si la lamparita ya está encendida no les interrumpo nada y muchas veces no terminan de despertarse.
El inconveniente es que se hacen demasiado dependiente de esa lucecita y después sin ella no saben dormir.
Ahora estamos en proceso de poner una más tenue y el paso siguiente sera apagarla. No es grave.

Creo que no me dejo nada. Espero que si alguna de vosotras estáis en la situación de mi amiga y no sabe que hacer alguno de estos consejos le vayan bien. Ya me contaréis si los probáis o que os parecen.



(Aprovecho para poner esto, que siempre me ha hecho mucha gracia. ¿No os sentís identificadas?)

5 comentarios:

  1. Un consejo, "ha salido", porque te van a saltar a la yugular...

    ResponderEliminar
  2. Pues excepto lo de dejar un punto de luz, que no lo he hecho, porque tenemos lamparitas regulables, así que si hay que encender se puede regular la luz, el resto todo igual. Y también nos ha ido bien y han dormido bastante bien mis hijos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Las princesas han salido a mi y a su padre, y abuelos...y han dormido toda la noche desde muy pequeñas, nunca les di pecho de madrugada, aguantaban casi toda la noche sin comer. Pero algún día si se han desvelado o si duermen mal por estar acatarradas o malitas no dudo en cogerlas y a cama...así dormimos todos.

    ResponderEliminar
  4. Pues tus rutinas han funcionado bien, les has enseñado a que cada cosa tiene un orden y un lugar, y eso favorece la higiene del sueño, y si tus niños eran dormilones de por sí, tú has mantenido esta buena costumbre. Pero cuando tienes un puñeterete, que se despierta hasta 6 veces en una noche (habiendo cumplido el año ya...) y sigues todas las pautas del mundo, y la cosa no mejora hasta que no cumple TRES años..., puf, los consejos no sirven de nada porque estás desesperada...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...