domingo, mayo 05, 2013

Nadie podrá decir que lo haceis mal

En mi última visita a Mallorca coincidí con un primo mio con el que siempre he estado muy unida. Ahora, entre la distancia y las vidas y retoños de cada uno coincidir resulta a veces un poco complicado. Pero siempre se agradece reunirnos alrededor de un café y recordar los viejos tiempos.
El mes que viene será papá por segunda vez y como no podía ser de otra manera adora a sus hijos y a su mujer y es algo que se percibe y se palpa en cada gesto.
Hace muchos años coincidimos los dos en un curso de Recursos Humanos que fue de todo menos lo que yo me esperaba. No se si todos los cursos son así, si los recursos humanos se basan en eso o si fue esa profesora en particular, pero ese curso nos hablaba de la vida como la manera de enfrentarnos a ella y no solo como encontrar o mantener un trabajo. Nos hacía reflexionar sobre que somos, que sabemos hacer, que nos gusta, que nos hace felices o infelices y que queremos conseguir de la vida. Ya sabéis, el típico "de donde venimos, a donde vamos" pero con matices técnicos.
El caso es que, yo no lo recuerdo, pero mi primo me comentó que en un momento de ese curso la profesora me preguntó si creía que yo era buena madre y que yo contesté que no lo sabía, que yo solo lo hacía lo mejor que sabía pero que esa pregunta tendrían que hacérsela a mis hijos (entonces tenía 2).
No recuerdo para nada ese momento pero mi primo me confesó que le impresionó mucho mi respuesta y que ha pensado en ella muchas veces, sobretodo desde que él mismo es padre.
Si hoy me volvieran a hacer la misma pregunta volvería a contestar lo mismo. Yo no puedo decidir si soy buena madre pues puedo equivocarme porque soy persona. No puedo tener la certeza (creo que nadie puede tenerla) de que lo estoy haciendo bien. Lo que se seguro, lo que puedo afirmar rotundamente y lo que me esfuerzo por ello cada día es hacerlo lo mejor posible.

Así que hoy, en el día de la madre os dedico este post a todas aquellas que tenéis dudas, que tenéis miedos, que os sentiis juzgadas, presionadas y cuestionadas.
Hacedlo lo mejor que sepáis, pero hacedlo con convición y nadie podrá decir que lo hacéis mal.


4 comentarios:

  1. Que bonito post, feliz día a ti también hacía mucho que no me pasaba por aqui, saludos

    ResponderEliminar
  2. Elena, estoy por decirte que yo también he hecho dos cursos con esa chica, porque recuerdo que hubo unos de atención al público en los cuales la chica hacia lo mismo que has dicho y salimos todos con la misma sensación que dices. Tu respuesta es muy cierta, un beso mamá para tí y tus cuatro retoños.

    ResponderEliminar
  3. pues el curso ese parecía bueno, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas!!
    Hace poco descubri tu blog y te felicito por él; lo encuentro muy interesante, ademas te puedo entender en muchos puntos. yo tambien soy una mama espanola, de tres pequenuelos, viviendo en Francia desde hace cuatro anos. lo de adaptarse a vivir fuera de tu pais no es facil, y te da alegria encontrar gente que esta pasando por lo mismo que tu, te ayuda a relativizar y darte cuenta que no estas sola. leer tu blog me ha ayudado a abrir los ojos y ser mas optimista en todo lo que me rodea, sin prestar tanta atencion en las dificultades.
    yo ya sabia hablar mas o menos el frances cuando llegue, asi que mi mayor "problema" no fue el idioma. lo que mas echo de menos es el circulo social que yo tenia en espana.
    el frances lo aprenderas, poco a poco y sin darte cuenta, no te pongas demasiada presion. a mi me ayuda el leer en frances.
    te deseo mucha suerte y seguire leyendo tu blog

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...