jueves, febrero 07, 2013

Ocio de invierno

Seguimos sin ver asomar un triste rayito de sol pero los nenes no perdonan y necesitan su dosis de correteos/gastos de energía diarios.
Hay que buscar alternativas no solo para entretenerlos sino también para que se muevan, se cansen y hagan ejercicio.
A los parques y plazas nos te puedes acercar pues te puedes quedar congeladon mientras convences al niño de que es hora de ir a casa.
El socorrido chiquipark que tantas veces usé en Palma solo abre el fin de semana y no siempre coincide con el día que más lo necesito.
el parque infantil del Ikea que me sacó del paso más de una vez cuando el nº1 era pequeño y nadie sabía que era eso de los chiquiparks me queda un poco lejos.
Las ludotecas que hemos descubierto por aquí y que ni había oído hablar en España parece ser la mejor opción.
Consiste en unos recintos (habitaciones de toda la vida) con juguetes para los peques y juegos para los más mayotes donde pueden socializar, jugar, compartir y hasta merendar con otros amiguitos, bajo techo y con calefacción (IMPORTANTE). Y mientras, además las padres (y padres) pueden relacionarse, compartir dudas, ...esas cosas. Todo demasiado moderno para la aplicación practica que tiene después.
Las descubrimos en unas jornadas de puertas abiertas del organismo que se encarga de ellas y habían montado un laberinto de los sonidos, unas pistas de obstáculos, talleres de plastelina, instrumentos de madera, juegos con arena,...de todo.



La agenda cultural y lúdica del pueblo parece haberse congelado también por las temperatuas y quitando la feria de las bodas (que es la cuarta ya en un año, ¿tanto se casan por aqui?) y alguna exposición cuadritil no hay mucho que hacer.
Afortunadamente hace poco tuvimos la ocasión de ir al circo (bueno, a un cutre circo) que tenían cuatro animales, un par de payasos y gente haciendo malabarismos.
Era la primera vez de los peques y se quedaron bocabiertos viendo los leones o la señora que hacía equilibrios desde el techo.
La niña nº 2 también miraba muy atenta pues su última pasión son las clases de circo que hace desde septiembre y parece ser (shhhh, es un secreto) que están preparando una exhibicion para fin de curso.


2 comentarios:

  1. Pues menos mal que os quedan las ludotecas... si es que con el frío que hará no me quiero ni imaginar a los más peques, pobrillos
    La ludoteca es una gran opción, es una forma divertida para que cojan el hábito desde bien pequeños a la afición a la lectura y demás, aunque los dos mayores... muy peques no serán jeje, pero seguro que se lo pasan en grande también. Y espero que a ti te sirva para poner en práctica tu francés con otros papis y mamis. Venga, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Vas a tener que darles clases de mini yoga en casa, es duro

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...