martes, enero 29, 2013

Periodo de adaptación.

En Francia no hay guarderías privadas, todas son públicas. Por lo menos en esta parte de Francia. Algunos pensaran que es un chollo pero para nada, más bien lo contrario.
Primero porque público no es igual a gratuito, que aquí les (nos) funden a impuestos y las guarderías, entre otras cosas, las pagan todos tengas o no tengas hijos.
Y segundo porque si te se cruza meter a tu hijo en una guardería tienes que pasar una jungla de papeles, un infierno de burocracia y una lista de espera considerable.
Pero es que la cosa se complica aún más cuando la madre (o sea yo) no trabaja y entienden que no tengo necesidad de dejar al niño en la guardería. Y es verdad puesto que la necesidad de ir a la guardería es del niño por eso de relacionarse con sus semejantes y acostumbrarse un poco al francés antes de empezar el cole y que no le pase como a su hermano. En ese caso mi niño pasa a ser el último de esa lista interminable y solo tiene derecho a guardería dos mañanas por semana (y realmente nos basta) y que ya te llamarán.
Esa llamada llegó a principios de enero proveniente de una guarderia que llaman de acogida que son las que están especializadas en estos niños que no se quedan todos los días y que van rotando con diferentes días y diferentes horarios como 100 niños inscritos. Ni entraré en el tema de que no es la que está más cerca de casa, ni la que más me guste ni la que me vaya mejor pues la guardería en cuestión cierra al mediodía y aunque no quiera en principio que se quede a comer no lo voy a poder dejar ni una hora más ni siquiera por una urgencia.
En seguida que tuvimos la entrevista para enseñarnos la guardería, explicarnos el funcionamiento y pedir un millón de papeles empezó el periodo de adaptación.
La primera semana empezó yendo solo media hora el primer día y yo me quedaba con él, el segundo también media hora (un cuarto de hora conmigo y otro cuarto de hora solo) y el tercer día otro cuarto de hora esta vez él solo.
La segunda semana prosiguió con tres cuartos de hora el primer y el segundo día y una hora el tercero. La tercera semana una hora todos los días, la cuarta semana...¿ya estamos en la cuarta? dos horas, pero solo dos días y cuando pregunto por la quinta semana me dicen que haremos dos horas dos días otra vez. ¡¿Es que no se va  a acabar nunca?! Me destroza este horario ridículo en el que tengo que ir a buscarlo solo al rato de haberlo dejado y total para dejarlo solo dos mañanas a la semana.
Yo quería aprovechar para poder hacer mis clases de frances ( mi profe me ha cambiado el horario), poder ir a comprar o que me cunda hacer cualquier cosa, pero con solo dos horas de guarde y estando pendiente del reloj es casi peor el remedio que la enfermedad.
Para cuando acabe el periodo de adaptación habrá acabado el curso.
La verdad es que hoy estoy bastante cabreada con este tema pues me está trastocando todo.

He de aclarar que además el niño nº 4 se ha adaptado genial a la guarde. Que solo dos veces se ha quedado llorando y no era por la guarde en si, sino porque se le había cruzado cualquier cosa, ya sea que quería o no quería un muñeco o que le pusiera ya inmediatamente o que no le pusiera nunca las zapatillas que les obligan a llevar allí o vete a saber porque (es que el es así, casi bipolar porque igual que le viene se le va).
El caso es que cuando iba a buscarle me decían que muy bien, que había estado jugando, que no había llorado y que alguna vez llama a papá o a mamá (pero es que nosotros somos colores tambien y lo dice todo el tiempo o sea, que puede ser que no nos llame, sino que le este diciendo de que color es algo como ya os conté aquí) pero que bien. Así que no entiendo a que viene este periodo de adaptación inmenso que es casi la jornada que hará definitivamente pero molestando mucho más y sin aclararme nada.

El problema es que yo quiero un servicio para una cosa en concreto y aquí no existe ni pagandolo porque no hay guarderías privadas. Por supuesto, de nada sirve quejarte.
Pues eso, que ya me he desahogado.




8 comentarios:

  1. C'est vraiment la merde !! El periodo de adaptación es lo más absurdo en la educación actual. Y eso tan largo una tomadura de pelo. Entiendo tu cabreo

    ResponderEliminar
  2. Bufff... paciencia, me temo que no queda otra. :-(
    No conocía este blog, me quedo por aquí.
    Bss!
    Cecilia

    ResponderEliminar
  3. vaya con las guarderias de francia... enfin toca aguantarse...ánimo que se pasa volando!!

    ResponderEliminar
  4. ya te has desaogado,al menos .mi hermano lleva en francia desd hace 6 añños,qe se fue con sus crios,y le paso lo mismo con el pequeñño,y claro,el tenia qe sacar a delante a los niñños solos,y no podia pasarse todo el dia metido en la guarde del pequeño....ahora los niños tienen 13 y 9 años y estan super integrados en su cole,jeje .solo puedo decirte,que no lo pienses,que en un plisplas te daras cuenta de que ya has acabado y el niño en nada lo tienes en secundaria,jeje.suerte,es un abrir y cerrar de ojos,ya veras,suerte,un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Y si trabajaras, como te organizas con ese horario de adaptación tan eterno??? La verdad que no le veo ningun sentido, pero me parece que poco puedes hacer, mas que desahogarte por aqui, je,je...

    ResponderEliminar
  6. Hombre, yo creo que es más que suficiente...¿cuatro? No le veo el sentido...
    Ánimos!!

    ResponderEliminar
  7. uf que mal eso de las guardes¡¡¡vaya tela¡¡

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...