jueves, enero 10, 2013

Contrato de un regalo

El otro día, facebookeando un amigo compartio la siguiente noticia: "Una madre le regala un iphone a su hijo de trece años y le pone 18 condiciones". En seguida llamó mi atención, pues yo tengo un hijo de trece años obsesionado hasta la enfermedad con las nuevas tegnologías y como buena madre gallina que soy  me preocupa un poco bastante los peligros y riesgos de esta nueva era que yo entiendo a duras penas.
Yo ya he tenido que pasar la fase del correo electrónico, el acceso libre a internet, la necesidad de tener o no tener móvil y el alta al susodicho facebook para poder hablar con sus amigos en la distancia. Siempre he transigido teniendo en cuenta que la informática, en todas sus facetas son el futuro y bien empleadas, conociendo los riesgos, controlando tiempos de acceso y contenidos son útiles y hoy en día hasta necesarias.
Siempre hemos tenido un periodo de transición desde que lo pedía hasta que se lo concedía martilleandole con las "normas", reglas, obligaciones y responsabilidades que iba a tener si aceptaba. Siempre he sabido su clave y él sabe que de vez en cuando "cotilleo" en su facebook y en su e-mail,  para saber con quién se relaciona y como. Conozco su historial de conexiones y nunca tiene ordenador en su habitación sino en el comedor, donde estamos todos y podemos ver su pantalla en todo momento. Aún así yo tambien le puse una serie de condiciones que le hice escribir:
1- No descargarás NADA. (Tenemos cierta propensión a coger virus, jejeje)
2- No te darás de alta en ninguna página sin permiso.
3- No agregarás a contactos que no conozcas personalmente.
4- No crearás cuentas ni correos secundarios.
5- No jugarás a nada con el ordenador.
6- Siempre sabremos tu clave de acceso.
7- No chatearás con quién no conozcas.
8- No darás ningún dato personal como direcciones, telefonos,...
9- No compartirás tus fotos con quién no conozcas.
10- En facebook solo compartiras fotos tuyas.

Parecen coherentes ¿no? Igual me dejo alguna, pero la verdad es que con estas, por ahora, parece que está todo bajo control.

Ahora que hago balance veo que no tengo que preocuparme realmente de donde se mete en internet o con quien habla, el problema de mi hijo que todavía no conoce las ventajas del ordenador, la wifi e intenet es que se piensa que un ordenador es una consola con juegos ilimitados y solo lo emplea para eso. Todos nuestros problemas y discusiones por las pantallas han sido por la cantidad de tiempo que se pasa delante del ordenador solo jugando y después no sabe hacer un documento o una busqueda en san google fácil.
Hace poco añadí una norma más a la lista y era que no podía jugar en el ordenador, para jugar ya tiene la consola y la nintendo. El ordenador está para otras cosas (que me gustaría que aprendiera): Pero como jugaba a un juego on line con sus amigos de Palma lo limitamos a que solo podía jugar el sábado por la noche. Pero entonces lo descubro enpleando el ordenador para buscar trucos de los juegos de las consolas o mirando videos en you tube de tutoriales de juegos o como pasarse pantallas o yo que se que sigue siendo igual de inutil.
Si alguna vez lo he pillado jugando con el ordenador ha estado castigado una semana sin poder emplearlo, pero mi niño es débil y la tentación es muy grande y a la que lo vuelve a tocar, vuelve a jugar y claro, lo pillo, porque yo estoy en el comedor, así que normamente esté con ordenador una semana, la siguiente no, la otra sí, la otra no, y así sucesivamente.

Pero volviendo a lo del artículo que comentaba al principio, la madre le puso estás normas:

1- Es mi teléfono (de la madre). Yo lo he comprado. He pagado por él. Yo te lo cedo. ¿No soy la mejor?.
2- Siempre sabré la contraseña.
3- Si suena, responde. Es un teléfono. Di hola, sé educado. Nunca ignores la llamada si es de tu padre o de tu madre. Nunca la ignores.
4- Danos el teléfono a las 19:30h si al día siguiente tienes clases, y a las 21:00h el fin de semana. Se apagará durante la noche y se volverá a encender a las 7:30h. Respeta los horarios de las otras familias, como a nosotros nos gusta que también se respete.
5- El teléfono no irá contigo al colegio. Conversa con la gente con la que luego te mandas mensajes. Es una habilidad social.
6- Si se te cae a la bañera, al suelo o se rompe, tú eres el responsable de pagar la reparación. Debes tener ese gasto previsto.
7- No uses la tecnología para mentir o vacilar a nadie. No participes en conversaciones que pueden herir a otros. Sé un buen amigo o al menos aléjate de esas situaciones.
8- No envíes mensajes, correos o contactes con gente con la que no lo harías personalmente.
9- No converses con el móvil con personas a las que no traerías a casa.
10- Nada de porno. Busca en internet información y compartelo conmigo. Si tienes cualquier duda pregunta a alguien. Preferiblemente a tu padre o a mí.
11- Apágalo o ponlo en silencio cuando estés en público. Sobretodo en los restaurantes, cines o cuando estés hablando con una persona. No eres maleducado, no dejes que un iphone cambie eso.
12- No envíes o recibas imágenes de las partes íntimas de nadie. No te rías. Algún día estarás tentado aunque seas muy inteligente. Es peligroso y puede arruinar tu adolescencia. Es una mala idea. El ciberespacio es más grande y poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo desparezca, incluida la mala reputación.
13- No hagas fotos y vídeo de todo. No hay necesidad de documentar tu vida entera. Vive tus experiencias. Se almacenarán en tu memoria para siempre.
14- De vez en cuando eja el teléfono en casa y siéntete seguro con la decisión. No es una extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin ello.
15- Descarga música nueva o vieja o diferente de la que escuchan millones de personas al mismo tiempo. Tu generación tiene acceso a más canciones que nunca nadie ha tenido opción antes. Disfruta la ventaja. expande tus horizontes.
16- Los jeugos de palabras, puzzles o los de entrenamiento mental son los mejores.
17- Mantén los ojos abiertos. Mira el mundo que pasa a tu alrededor. Mira por las ventanas. Escucha a los pájaros. Da paseos. Halba con desconocidos. Pregúntate sin usar google.
18- Si pierdes el rumbo te quitaré el teléfono. Nos sentaremos a hablar sobre ello y empezaremos de nuevo. Tú y yo estamos siempre aprendiendo. Estoy en tu equipo y estamos juntos en esto.

¿Qué os parecen? Yo la verdad es que me quedé un poco fría cuando las leí. Será porque mi amigo había adjuntado el artículo con un comentario que decía que era unos consejos brutales pero cuando los leí me parecieron un poco obvios. En algunos coincidimos, la verdad. En otros yo le aconsejaría justo lo contrario como en lo de que salga de casa sin móvil, yo soy más bien de las que aconsejan que no se lo dejen nunca. Pues mi niño se va muchas veces solo al college, come allí y vuelve solo también, los lunes además va directo de las clases a basquet y pasa todo el día fuera. El móvil es necesario por si le pasa algo, o por si a mí me pasa algo que me pueda comunicar con él. Es una herramienta, si la deja en casa pierde su utilidad.
Pero las más preocupantes son las que le aconseja no mentir, vacilar o ¿mandar fotos de partes íntimas?. Para mi resulta obvio que mi hijo no va a hacer nada de eso (aunque después lo hiciera) Si se me pasara por la cabeza que mi hijo fuera a hacer algo así creo que directamente no tendría móvil. Es como lo de aconsejar "oye, no atropelles a nadie que le puedes hacer daño" cuando se saque el carnet. Si sospecho que va a tropellar a alquien no le dejo el coche ¿no?

Y vosotr@s, ¿cómo habéis solucionado o pensáis solucionar este problema?.

Si queréis leer el artículo entero está aquí.





14 comentarios:

  1. k sobreproteccion por dios..

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no lo veo sobreprotección, lo veo poner unos límites, y creo que es lo correcto. Será lo que yo haga cuando mi hijo tenga edad (y lo que hicieron conmigo mis padres)

    Con respecto a tu sorpresa sobre lo de enviar fotos de partes íntimas y esas cosas, pues yo creo que hay muchas veces que pensamos que nuestros hijos no harían esas cosas... ¡¡y luego nos sorprenden!! Así que no está de más prevenir la norma por si acaso jejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Tus normas me parecen bien, las de la otra chica, algunas también, no las comento porque son demasiadas jiji

    De todas formas, A MI no me parece correcto que sepáis la contraseña, a estas edades empiezan con novias y no creo que se sientan cómodos cuando vosotras podéis leer sus conversaciones

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Jejeje, por ahora no tiene novia, supongo que cuando quiera algo de privacidad volveremos a negociar. Lo de la contraseña es una forma de control, no lo hago a sus espaldas,él lo sabe. Ni lo hago todos los días, igual entro una vez al mes. Si le pareciese mal supongo que se quejaría.

    ResponderEliminar
  5. Una madre inteligente.
    Le recuerda a su hijo el tipo de hombre que debe ser, educado, comunicativo, reservado a la vez con quien no debe entrar en su intimidad.

    Es bueno poner límites y normas, ¿no los tenemos todos?

    ResponderEliminar
  6. Supongo que habra mas pero existe una aplicacion llamada Life360°, que permite saber en todo momento donde esta cada miembro de la familia, chatear y enviar una rapida llamada de auxilio si fuera necesario. Por si os es util.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me parecen unas normas estupendas. Me queda un poco lejos todavía, pero tomo nota.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. En ese caso, me parece perfecto!
    Creo que algún día utilizaré tus propias normas

    un besazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Leo cada post tuyo, me gusta lo que escribes y cómo lo escribes. Es la primera vez que voy a comentar en tu blog y lo voy a hacer desde una posición diferente al resto de lectores y comentaristas. Voy a opinar desde la posición de hija. Tengo 20 años, llevo muy al día las nuevas tecnologías y las conozco bastante bien ya que he crecido con ellas y he evolucionado con ellas también. Te voy a dar mi opinión más sincera. No hacen falta tantas normas, o al menos yo no las necesité ni tampoco me las impusieron. He recibido una educación excepcional y maravillosa y me gusta decirlo ya que educar a una persona me parece uno de los trabajos mas díficles que existen por no decir el que más. Por ello, felicito a mis padres,sobretodo a mi madre que era y está al pie del cañón siempre. Yo tuve móvil (compartido con mi hermano, dos años mayor que yo) a los 13 años. A esa edad comienza el instituto, comienzas a hacer pandillas, comienzas a salir y como tú bien dices era una herramienta para estar en contacto con nosotros en cualquier momento y ante cualquier imprevisto. Tuve mi móvil propio con 15 o 16 cuando las salidas son más frecuentes y ya no son salidas a casas de amigos, sino que ya vas a alguna fiesta, al cine, etc. En cuanto al ordenador, no recuerdo con que edad lo tuve, pero seguramente que con la misma edad. Jamás me han prohibido nada. No me han restringido entrar páginas mediante programas informáticos. Nunca he entrado a páginas "porno" o páginas del estilo. En mi casa siempre se ha hablado de sexo, drogas, amor, familia, honestidad, educación, respeto, lealtad...y una larga lista de asuntos y valores siempre adecuados a la edad correspondiente y añadiendo más información según íbamos creciendo. Opino que cuando un padre o una madre le habla abiertamente a su hijo/a sobre todo lo que acabo de mencionar, en especial sobre los temas que más temores generan; cuando un/a padre/madre tiene una relación de confianza con sus hijos, no tiene nada que temer y los niños no tienen la necesidad de buscar nada a través del ordenador o móvil porque todo lo que necesita saber a su edad, ya lo sabe por sus padres, sus mejores consejeros,asesores y educadores. Que conste que hablo sobre mi experiencia; yo no he necesitado esas normas porque he recibido todo lo que he comentado y mis padres confiaban tanto en mi hermano como en mí. Jamás nos han investigado sms, correos o asuntos similare. No conocían nuestras contraseñas. A día de hoy, sin embargo, comparto facebook con mi madre, sabe algunas de mis contraseñas porque nunca he tenido nada que ocultar.
    Para concluir, te digo, que transmitas a tus hijos todo lo que mis padres me han transmitdo a mi y a mi hermano. Estarás segura y orgullosa de lo que has hecho, no tendrás que poner tantas imposiciones y el día de mañana tus hijos te lo agradecerán.
    Evidentemente, hemos tenido muchísimas normas que a día de hoy seguimos cumpliendo con 20 y 22 años y que nunca cambiarán.
    Perdón por este comentario tan largo, pero tenía la necesidad de comentar lo que pensaba sobre este post.
    Espero poder seguir comentando y leyendo cada día. Me gusta tu familia. Tienes unos hijos preciosos.
    Un saludo.
    Ana.

    ResponderEliminar
  10. Para el ordenador lo mejor el parental guidance. Todos tenemos gran opinión de nuestros propios hijos pero nunca s sabe

    ResponderEliminar
  11. @Ana, me ha gustado mucho tu comentario por eso de que es desde otro punto de vista, pero la verdad es que he oido muchas veces de que no hacen falta normas (o que no hace falta controlar los deberes o que no hace falta porner toque de queda) viniendo de experiencias propias y después ver niños problemáticos que igual no lo hubieran sido si se las hubieran puesto.
    Un niño tiene que saber lo que está bien y lo que está mal, y a veces hay niños que lo saben porque su caracter es así y se lo han inculcado bien, pero hay otros que les gusta ser tentados o son más inflienciables o más inseguros, o más traviesos, o lo que sea y con ellos no siempre una buena educación es suficiente para que el niño no se te descarrile, influyen otras cosas como el caracter del niño o las compañías que frecuente (por ejemplo).
    Todo de lo que tu hablas, de darle información a los hijos de ciertos temas, creeme que lo hago pero también se que si no le pusiera límites a mi hijo jugar al ordenador sería lo único que haría en todo el día. Por que él es así, le gusta y no tiene control ni le importan las cosecuencias, prueba de ello es que a pesar de que no pueda jugar lo siga haciendo y le siga pillando aunque por hacerlo vaya a estar una semana castigado.
    De todas formas a mi no me preocupa tanto en que páginas se meta mi hijo como con quién se puede topar en la vida real a través de internet, que de sus datos, que comparta sus fotos...En "mis normas" no hay ninguna que diga no mirarás porno o no mirarás una página u otra. Son más normas orientadas a la cantidad de tiempo que pasa delante de una pantalla, la mayoría jugando y a que no se confíe de quién no conoce. Me preocupa más el hecho de que es muy inocente porque es un niño e internet tiene peligros que él aún no ve (apenas los veo yo). No quiero que tenga miedo de emplearlo pero que vaya con cuidado de con quién se relaciona.
    Yo estoy al tanto igual que estoy al tanto de quienes son sus amigos de clase o con quien se lleva mejor o peor.
    Y vuelvo a repetir que no le espio, simplemente controlo con su conocimiento. El día que a él le moleste lo renegociaremos.

    ResponderEliminar
  12. HOy te he descubierto. Yo también tengo 4. Volveré a pasar

    ResponderEliminar
  13. HOy te he descubierto. Yo también tengo 4. Volveré a pasar

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...