jueves, noviembre 01, 2012

Manualideas: Meriendas divertidas

La manera de hacer una meriendas más divertidas no se si se puede considerar una manualidad. Supongo que según como esté hecho es un trabajo casi profesional. Así que juzgad vosotros.


Este año que tengo más tiempo (que más quisiera yo).

Este año que marujeo más me había propuesto ejercer de madre amantisima, atenta y desvivida que me gustaría ser y que creo que no soy.
Muchas veces es por falta de tiempo, otras por falta de ganas y otras porque las tareas que creo que entran dentro de esa categoría de marujear para tus hijos, tu marido y tu casa es tan desagradecido y los perjudicados lo notan tan poco que no vale la pena el esfuerzo y el tiempo que le dedico yo con la gratitud que expresaban ellos.
Pero un día de esos con la vena marujil subida que me dio por prepararles una merienda especial a los peques después de despertarse de la siesta y .....oh! milagro. Les encantó. Y no lo hacían por cumplir, que de eso los niños no sabes es que realmente les entusiasmo la sorpresa y no dejaron ni las migas de la merienda. Y es que un coche comestible, con pasajero y todo no te lo encuentras todos los días.







Así que de vez en cuando al despertarse tienen sorpresita. Que más quisiera yo que tener tiempo de hacer meriendas como estas:






Que me parecen genial y muy divertidas, pero la verdad es que no tengo tiempo de ponerme a recortar el pan de molde para hacer algo tan elaborado. ( y además, me juego el cuello a que mis retonos empezarían con el "esto no", "esto no me gusta" y probablemente sería la última merienda que les hiciera).
No, no, yo necesito cosas más rápidas, que sea solo unos segundos más complicado que hacer un sandwich normal. Así que probamos con el sandwich de dinosaurio. 


Compramos el molde y todo y a mi me parecía de lo más divertido y práctico, pero no se porque a ellos no les hace gracia (será que aún no saben muy bien que es eso del dinosaurio y piensan que les estoy colando verdura).

Después optamos por simplemente ponerles cara a los sandwiches. Nada más fácil, un par de m&m's (pegados con nocilla) y una sonrisa dibujada con uno de esos tubitos que venden de chocolate para escribir en los pasteles y listo. Los niños felices y engullendo las meriendas.



Pero no queda ahí la cosa, no. Se me ocurrió ir un paso más allá y hacer esto.




Es hiper sencillo. Solo perforas con un molde de galletas UNA de las rebanadas justo antes de ponerla en un sadwich de nocilla, y digo de nocilla porque los adonos son confites si ponéis algo salado como queso rallado o algo así podéis untar el sandwich de pate (por ejemplo). El caso es que al hueco que quede al hacer el sandwich y que dejara al descubierto la nocilla esparciis confites, o virutas de chocolate o de colores, o lo que queráis, que se quedaran pegados a la nocilla. Y después ñam ñam.
Ha tenído tanto exito en casa que el niño nº 1 me preguntó porque no le hacía uno a él (oh, mi niño grande).

Espero que os sirvan vuestras ideas y sise os ocurre alguna más ya sabéis, a compartir.


6 comentarios:

  1. que ideas mas chulas!!! y yo, que ahora que lo pienso, lo unico que les he hecho es una carita sonriente con ketchup.... :-S

    ResponderEliminar
  2. Ala q guay!!!!!
    A ver si saco algo d tiempo y m compro algún molde....
    Una idea genial!!!

    ResponderEliminar
  3. yo soy otra que tiene poca idea y tiempo para la cocina y una sola vez q haga algo distinto me lo agradecen mucho, al peque se lo ve comiendo muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Necesito un molde de esos ya! ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Qué envidia, qué ingenioso, se los voy a hacer yo también

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...