jueves, noviembre 29, 2012

La fase de los por qué

(Esto es una entrada programada porque me lo estoy pasando pipa en mis vacaciones)

Sobre los tres o cuatro años se despierta en los niños una fase a la que se suele llamar la "fase de los por qué". En ella el niño entra en una obsesión en la que no puede saciar su curiosidad y opta por pedir ayuda deseperadamente al adulto que tiene más cerca para que le descifre los secretos del universo, osea tú.
Tú reaccionas chorreando baba  a cubos cuan caracol al contemplar que tu bebé ha crecido y que emplea toda su dialéctica cultivada durante meses para elucubrar los designios de la vida.
Al cabo de unas semanas descubres que lo que tú creías que era una muestra de todo su potencial lingüístico se reduce a una única palabra "por que?" que va martilleándote día tras día incansable.
Al principio tú haces gala de todas tus buenas maneras y cariño infinito respondiendo amorosamente a todas sus cuestiones.
Sin saber por qué, a medida que aumentan sus preguntas disminuye tu paciencia y el "porque sí" pasa a ser una de tus respuestas más socorridas.
Al cabo de unos meses estas hasta la moña del niño cotilla ese y ya ni te molestas en intentar responderle porque ya sabes que es entrar en un círculo vicioso que no se acaba nunca y que te consume tiempo, energía y paciencia a raudales.
Pero lo que pocos sabes es que hay una fase anterior igualmente devastadora y es la fase del "que es eso?".
No os engañéis pensando que porque diga una palabrita más aumenta el nivel de retótica. El efecto es casi el mismo: Padres que miran embelesados los progresos cognitivos de su retoño hasta que acaban hasta las narices de responder una y otra vez que eso es un plato, una mesa, una pelota, un gato,....y así hasta el infinito.
El niño nº 3 acaba de dejar esa fase dejándonos transpuestos y con el tiempo justo de coger aire para pasarle el relevo a su hermano que ha entrado en el sindrome "qué es eso?" de una manera brutal y rozando la patología. ¿Sobreviviremos? En eso estamos. Lo malo es que cuando el nº 4 abandone esta fase nos plantamos de lleno en la fase del "por qué?" del niño nº 3 que después retomará el nº 4,.....y así entramos en un bucle infinito del que no se ve el final.



1 comentario:

  1. Bucle, bucle, bucle
    Mamá,¿donde duerme el mar?
    Mamá, ¿por qué no te casaste con otro señor?
    mamá, ¿por qué por qué?
    Esas son las que no olvidaré en la vida

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...