martes, noviembre 27, 2012

La aventura de imprimir unas fotos...

...y de como tuve que hacer una cola tres veces.

A estas alturas ya empiezo a conocer un poco el caracter francés (por lo menos los del sur) y aunque tienen muchas cosas buenas la verdad es que las que tienen malas me sacan de quicio, como lo mal que conducen o lo informales, lentos e ineficientes que son para todo. Por no hablar de su atención sanitaria. Hay otras cosas sin embargo que me resultan curiosas y es por ejemplo que con la cantidad de comercios y de franquicias y de surtidos de productos de algunas cosas estan muy limitados.

Hablemos de comida. No voy a entrar en detalles de como hecho de menos el jamon serrano o la tortilla de patatas porque os lo creáis o no aquí existe y se vende en cualquier comercio (lo del precio ya es otra cosa). Yo soy más de echar de menos otras cosas como la nocilla, las galletas chiquilin, las quelitas o las croquetas (que eso si que no hay).
Ir a cualquier supermercado es una delicia en cuanto a surtido. Buscas chocolates y hay 1.500 tipos, muchísimos más de los que había visto nunca en españa. Para las salsas tienen un pasillo lleno igual que para los tipos de sopa, pero de la envasada, no de la pasta seca (y es que parece que por aquí son muy de consomé). Lo sorprendente viene después cuando no hay caldo, que no hay caldo envasado, solo pastillas de avecrem y solo de pollo, que las de pescado me las tuve que traer de contrabando este verano. Así que se me complica un poco hacer algunos platos. Salsas de tomate hay de un millon de tipos, con setas, con champiñones, con ajo, sin pepitas, concentrado, boloñesa, al basilisco,pelado, sin pelar ...pero del frito, que es el que uso yo solo hay uno y escondido.
Después pasamos a la carne. De ternera tienes de todas las formas y graaaande y barato pero buscas pechugas de pollo y apenas encuentras. Y llevo yo tiempo queriendo hacer pollo en salsa, pero aqui no venden el pollo cortado envasado. O venden muslos, o pechugas o traseros y claro, se lo quiero poner a la paella y como que es muy grande¿no?. Se me ocurrió una vez ir a pedírselo directamente al carnicero. Trocitos pequeños, le decía yo. Más pequeño, le decía otra vez....no hubo manera. Para vengarse me lo dejo todo lleno de astillas. ¿Será que no saben?.

Y porque os cuento todo eso? Pues por una estupidez.
Resulta que panaderías en Francia hay cada metro y medio, que digo yo que si el sueño de todo españolito de a pie es montarse un bar el de un francés es sin duda montar una boulangerie, pero, a cambio solo conozco en toda la ciudad una tienda de fotografía que se encargue de revelar fotos. Y fui una vez y me dijo que solo hacían un formato de fotos, el 10 x 15 (el de toda la vida) pero los marcos que acababa de comprar en la tienda de enfrente son de 13 x 18. Ojiplatica me quedo con esta logica aplastante que se gastan.
Aqui se llevan lo de las maquinitas. Para todo, si es con maquinita mejor y no me extraña con lo lentos e ineficientes que os he contado mil veces que son.
El caso es que había pensado renovar las fotos de mis marcos del salon que la que tengo de mi niño nº 4 es de cuando tenía unos meses. Lo cargo todo en un usb y payá que me voy.
Primero compro unas cosas que aquí todo esta dentro de grandes superficies (primera cola en caja) y no hay que desarprovechar un viaje.
A la salida me encuentro que pegada a la pared hay dos máquinas de esas de revelado de fotos con unos letreros de la marca enooooormes y colocadas a unos tres metros de separación entre una y que habían apovechado la separación para colocar unas estanterías con muestrarios de foto-libros, pamfletos de publicidad, etc...(de la misma marca).
Meto mi usb y me dispongo a hacer mis fotos. Cuando ya parece que es el último paso me saca un tiquet con un código y me dice que lo pase por el lector (que no tiene) o que lo pague en caja para seguir con mi pedido.
Me tendríais que haber visto como una tonta con mis compras en una mano (que aquí lo de dar bolsas en los comercios tampoco se lleva) y mi ticket en la otra mirando a todas partes a ver si veía una caja. Y no, oiga, que no.
Decido volver al super dejando mi máquina gestionando mis fotos completamente abandonada para preguntarle a la de la caja si es ahí que se paga eso (2º cola).
Y cuando por fin me toca me pregunta que donde las he hecho ¿?. Le explico dónde y me dice de malas maneras:"es que ahí no es". ¿Y pa que las ponen? Con letras grandes, con colores llamativos, ¿para que piques?.
Total, me lleva a otra maquinita (exactamente igual, lo juro) y vuelta a repetir el proceso, cuando me vuelvo a ver con el ticket en la mano vuelvo a hacer la cola (y ya van tres). Y después de pagar aun tuve que esperar a que terminara de atender el teléfono para que me diera mis fotos (¿os he dicho que los franceses son ineficientes?).


4 comentarios:

  1. Hija que odisea lo de las fotos, pero sácale provecho que con todas estas historias puedes sacar un libro y quien sabe, pero de verdad que me encanta leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. yo trabajo con Francia y a diario quiero pegarme un tiro virtual. Para que luego digan de nosotros

    ResponderEliminar
  3. Qué barbaridad! Igual te va a interesar utilizar uno de los muchos proveedores online que hay. Yo también tengo pendiente imprimir fotos de mi hija, que tiene 14 meses y las abuelas apenas tienen fotos de ellas...

    ResponderEliminar
  4. Oye, ¿has pensado en abrir una tienda de revelado de fotos? o en pillar una máquina y montar una minifranquicia??? ahí hay negocio jejeje.

    Besos y paciencia..

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...