jueves, septiembre 13, 2012

Vestidos iguales

Lo estaba viendo venir. El día ha llegado. El niño nº 4, con su gran voracidad ha alcanzado en tamaño al niño nº3.
Hasta ahí todo normal (podría ser peor). El inconveniente es que ya comparten ropa y que llevan la misma talla de todo (incluso de zapatos).
Ay (suspiro lamentoso) !!.
Cuando me quedé embarazada del niño nº 4 esperaba con alguna esperanza que lo que viniera fura una nena a la que hacerle coletas, poder comprarle vestidos de volantes y que no me diga "calla, mamá" cuando le canto canciones (verídico, para mi desgracia).
Pero el destino, que es un poco cabroncete y se lo pasa pipa a nuestra costa no solo me dio otro niño, sino que es más bruto, más bestia y más "niño" que los otros dos juntos.
"Bueno, pensé, por lo menos me ahorraré tener que comprarle tanta ropa, porque heredará la del nº 3".
Pero cuando nació mi retoño y se desconectó del cordón umbilical descubrió que eso de comer era una pasada, que las patatas fritas están genial mojadas en coca-cola y el limón a palo seco es lo más solo porque es comida.
El chiquitajo empezó a ganar terreno a marchas forzadas y a alcanzar a su hermano en tamaño y altura, ayudado porque su predecesor, como buen hermano, es todo lo contrario y no hay manera de que haga una comida decente.
Se veía venir y ha ocurrido: comparten ropa.
Ahora tengo que comprar la ropa doble, con lo que no solo no me ahorro nada, sino que gasto el doble. A lo mejor, si hay suerte, dentro de poco le supera y es el mayor el que herede ropa del pequeño.

Al papá, (que es el pequeño de dos hermanos al que también a superado en altura, eso sí, cuando el estirón, a los 14, como está mandao y no con un año y medio) esto le hace mucha gracia y me dice eso de "pues le compras la ropa igual y así es más fácil vestirles".
Y yo, que soy la mayor de dos hermanas y que siempre odié tener un doble en miniatura y juré y perjuré que no les haría pasar por eso a mis hijos ahora me veo en el dilema.
Por un lado hay que comprárselo todo igual porque si no se pelean, y con lo parecida que es la ropa de niño no sería un problema en comprar dos iguales si algo me gusta, pero por el otro sigo fiel a mi promesa y recuerdo lo poco que me gustaba que me vistieran como a mi hermana.

He llegado al punto intermedio comprándoles ropa igual pero de distintos colores por eso de que sean iguales  pero diferentes mientras me pienso hacia que lado me decanto.
¿Que pensáis?.


18 comentarios:

  1. A mi me encantaría, vestirlos iguales hasta los diez años por lo menos jeje
    Un beso
    Andrea, Las cositas de Andrea

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me gusta vestirles iguales, están más graciosos, por los menos hasta que a ellos les moleste y me lo hagan saber. Yo a los dos chicos la poca ropa que les compro (porque me regalan de segunda mano casi todo) la compro igual y así alguna vez les pongo "monos", la niña no, claro, porque al ser niña no coincide ni en los colores, que si no es rosa no le gusta, está en esa etapa, jeje. Así que yo creo que puedes verstirles iguales mientras no les moleste a ellos. Tu prometiste no hacer pasar por eso a tus hijos, pero de momento a ellos no les molesta por lo que no les haces pasar por nada. Si un día expresan su malestar por ir iguales pues ya dejas de hacerlo, un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy la número 3 de 4 hermanas. Mi madre vestía igual a mis hermanas mayores y yo heredaba la misma ropa dos veces. Mi consejo es que hagas como los scouts: "ser fiel a tu promesa"
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí tampoco me gusta mucho que vayan iguales... Que no quiere decir que cuando tenga un 2º lo acabe haciendo. Yo ya no digo "de este agua no beberé", porque siempre que lo he dicho con algo referente a la maternidad, lo he acabado haciendo...

    ResponderEliminar
  5. Yo no he tenido hermanos y no sé lo que es vivirlo en carnes propias, pero, salvo ocasiones excepcionales en que puede ser curioso vestirlos iguales (como en la foto), yo soy partidaria de que vayan diferentes...
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo eso lo haría solo en algun caso especial y no te creas, no soy partidaria de llevarles iguales, prefiero que cada uno lleve algo diferente y si no pega mas estiron, pues te puede servir la ropa y no tendrá que volver a bestir igual otra vez.

    Besitosss...

    ResponderEliminar
  7. Soy la 2 de 7 niñas en un total de 10 hermanos.
    Tengo 10 hijos de los cuales 7 son niña.
    Me ayuda vestirles iguales, o ponerles un lazo, en caso de las niñas, que las distinga en el parque (cuento lazos o camisetas de un color y les tengo controlados)
    Me rechifla llevarles iguales, aunque no era emocionante cuando era niña.
    Lo malo de esto es que durante años, muchos años, veo el mismo estampado de florecitas, cuadros y demás en los armarios de las niñas.
    La peque me va a matar, podrá llevar durante mucho tiempo un vestido igual, tengo tallas para regalar.
    En tu caso no pasará así, a no ser que el 4 siga creciendo más rápido que el 3 y sea este el que herede su ropa (Horror para el que hereda, casi puede parecerle humillante heredar del hermano menor), pero así es la vida y no estamos para gastar de más.
    Si te horripila lo de llevarles iguales, se arregla con un vaquero y camisas y polos de muchos colores, que cada uno coja del cajón el que quiera en cada momento.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mí me encanta. Tengo dos chicos de 4 y 6 años y la verdad es que generalmente van igual. supongo que cuando sean más mayores y cada uno vaya desarrollando su personalidad irán eligiendo.
    MI hermana y yo vestíamos igual de pequeñas y ahora somos como la noche y el día... jajaja.

    ResponderEliminar
  9. Lo de vestirles iguales, pero invirtiendo los colores, me parece muy original!

    Bss ♥

    http://1vidacorriente.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los hermanos vestidos iguales, lo de los diferentes colores tambien esta genial!
    pero es que estan taaan graciosos iguales :)

    ResponderEliminar
  11. Hola,
    yo soy mamá de mellizas, y la verdad es que siempre dije que no las vestiría iguales. pero la logística y ser práctica me ha vencido. Así que si encuentro unos pantalones que creo que serán prácticos y les irán bien, compro 2. Si hay de colores distintos, muchísimo mejor.

    También me he dado cuenta que aunque las quiera vestir diferente, a veces es imposible. Si una lleva vestido, la otra quiere vestido (aunque sea diferente). Una pantalones y la otra falda? para mis mellis imposible!!

    Si queréis seguir nuestras aventuras, nos encontráis en LA INVASIÓN TWIN

    http://lainvasiontwin.blogspot.com.es

    un abrazo!
    núria

    ResponderEliminar
  12. Y comprarles lo mismo sin ponérselo el mismo día? O también se pelearían? Yo no tengo hermanos, así que no se que decirte, de todas formas, son pequeños, si luego de mayores les molesta ir iguales, pues ya lo dirán, no? Todo sea por la logística :-)

    ResponderEliminar
  13. Hola, me ha encantado tu post. Yo también "educo a 4" y desde hace algun tiempo el segundo crece en la misma proporción en la que come, así que alcanzó al primero hace por lo menos dos años ( tienen 11 y 9 ). Éste verano le he pasado ropa del de 9 al de 11, pero para éste invierno, no le entra nada. No es un niño gordo, pero crece, crece, crece,....
    Así que en algunas cosas tienen la misma talla y por supuesto comparten. Antes siempre compraba más ropa porque sabía que la amortizaba al pasarla por tres, pero ahora, lo imprescindible y además se lo van turnando. De momento no protestan, ya me tocará, pero seguiremos así hasta que pueda.
    Respecto a llevarlos iguales, yo siempore lo he hecho y me encanta y eso que soy la tercera de 3 hermanas , que me podía tirar 6 o 7 años con los mismos vestidos.
    Nunca se me han quejado, e incluso a ellos les gusta; cuando me digan Basta, pues se acabó, pero mientras me dejen,ahí estaré, aunque sea el color del polo o de los pantalones, pero me gustan que vayan combinados.
    Hasta tal punto que he hecho camisetas iguales para mí y para la niña. Nos ponemos las bermudas del mismo color y unas sandalias iguales y ya está , a juego mamá y niña. A mí me encanta, es cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
  14. A mí me gustaba ir igual que mi hermana, que tiene cuatro años más. De hecho algún día, por hacer la gracia, todavía nos ponemos las dos algo parecido. Eso sí, aunque no sea tu caso, si van iguales con varias tallas de diferencia ya le puede gustar al pequeño porque llevará las dos prendas

    ResponderEliminar
  15. Soy partidaria de que vayan diferentes. No me gustan los hermanos igual vestidos, ni me habría gustado que me lo hicieran a mi de pequeña. Bueno, alguna vez, por la gracia... pero no de costumbre.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Se pueden hacer varias cosas para ponerlos monos, ropa exactamente igual, mismos colores pero ropa distinta, los colores invertidos....a mi personalmente me gusta que por lo menos vayan del mismo color.

    ResponderEliminar
  17. Yo de momento solo tengo una pero si tuviera mas me chiflaria llevarlos iguales!! Por lo menos mientras son pequeños y "se dejan"!!

    ResponderEliminar
  18. vestirlos iguales en diferentes épocas de su vida, es decir, porque hereden ok, al mismo tiempo me parece demodé... no me gusta nada!!!!!!!!!!!!!! pobrecillos, parecen de un partido comunista todos igualicos...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...