lunes, marzo 19, 2012

El mejor papá del mundo

El concurso por el primer aniversario del blog lo ha tenido un poco monopolizado este mes. No he podido felicitaros por el "Día de la Mujer" ni contaros muchas cosas, pero arrancamos y resulta que es el "Día del Padre" (en España, que resulta que aquí en Francia es otro día).

En la mayoría de los blogs que leo y que tratan sobre la maternidad y supongo que la mayoría de los que leen el mio están escritos por y (casi ) para mujeres, de lo que cambia la vida, de lo que eso supone. De cuanto queremos, adoramos a nuestros hijos y nos sacrificamos por ellos aunque pocas reconozcan que a veces te dan ganas de estrangularlos y que ser madre no es estar cada día con una sonrisa de oreja a oreja como si estrenaras compresas nuevas, embelesada mirando a tu retoño mientras te llena de chocolate el sofá (por ejemplo) y pensando en lo feliz que te hace que te monte numeritos en el super (siempre tan oportunos), que te despierte por las noches o que grite mientras intentas hablar por teléfono.

Siempre decimos que la paternidad es cosa de dos, pero lo cierto es que ellos lo llevan de otra manera, más como en un segundo plano, discreta y efectivamente.
Yo siempre he envidiado que el ser padre suponga menos cambios para ellos que para nosotras, ellos no pierden la figura para no encontrarla jamás (algunos, que otros se solidarizan con sus parejas), no tienen que dejar de trabajar si el peque se pone enfermo jugándote el puesto cada dos por tres, pueden irse de juerga con los amigotes sin pensar a cada momento si el bebé estará bien. Pues eso, siguen su vida, con la diferencia de que cambian a una mujer sin manchas de papilla y siempre dispuesta a prestarle atención por otra estresada y derrotada que sostiene a un bebé berreante e inoportuno, jajaja.
Por ese es su gran triunfo, ese es su gran reto, es la barrera que tienen que superar al llegar a la paternidad....soportar a la mamá los primeros años del bebé.

Agradezco enormemente a mi marido que haya superado con creces esa barrera (varias veces), que aguante mis rabietas cuando no puedo más, que se solidarice conmigo cuando sigo en mi batalla inútil de que los mayores sean más limpios y más ordenados, aún cuando piense que ya he perdido. Que se preocupe tanto o más que yo por su educación y por su bienestar, que no me haga caso cuando me enfado porque nuestra casa parece una casa de locos con tanto ruido, y que siga estando a mi lado en el recorrido.

¿Que significa ser padre? Pocos hablan de ello, porque hablar de sentimientos es cosa de mujeres. Supongo que de todas formas para cada uno será diferente. En mi casa es cosa de dos y lo es realmente. Los dos les damos de comer, les bañamos, les reñimos, jugamos, los acompañamos al cole, ...los dos.

Hoy es el Día del Padre, es el día de las tarjetas con forma de corbata, de las tazas pintadas, de los desayunos en la cama, nosotros no tenemos regalos (tengo que aprender a organizarme con estas cosas, siempre se me echa el tiempo encima) pero le daremos el mejor regalo de todos: Muchos, muchos besos de cuatro caritas húmedas y llenas de manchas que lo quieren un montón, porque para ellos su papá es el mejor papá del mundo.

(Gracias cielo, por ser como eres y por ahí siempre que te necesitamos)



8 comentarios:

  1. Elena que entrada tan bonita! Cuanta razón y que manera tan tierna de expresarlo! Yo, como tú, también tengo la suerte de que me ayude un montón!
    Un besito a esa familia tan grande y tan bonita :)

    ResponderEliminar
  2. que bonita foto... y que bonitas palabras llenas de amor y verdad. Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades al papa de cuatro por esa familia tan especial que junto a ti estais creando. Enhorabuena y a disfrutar de los besos del dia :)

    ResponderEliminar
  4. Una entrada preciosa Elena y tienes unos hijos guapisimos pero muy distintos, solo hay que ver al niño numero tres jijiji
    Un besiito

    ResponderEliminar
  5. Me has recordado a una vez que le preparé el desayuno a mi padre, pero no un desayuno cualquiera, sino su preferido: Desayuno inglés (aunque sin bacon y esas cosillas).

    No recuerdo qué edad tendría, creo que alrededor de 10 y mi padre por supuesto quedó encantado, pero cuando llegó mi madre del trabajo la que me cayó fue buena por como estaba la cocina... Ya podía haberle comprado una corbatita! jajajaja.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  6. Elena que entrañable tu entrada y tan real, me he identificado un montón, aunque mi marido no me ayuda tanto como debiera, pero que le vamos a hacer ....
    un besazo y son guapisimos tus niños. felicidades Amelia.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué niños más preciosos Elena! De verdad da gusto verlos, transmiten felicidad. Y me alegro de que tengan un padre que se implique tanto con ellos.

    ResponderEliminar
  8. El mejor regalo no es el que más cuesta, esa fotos y esos besos valen más que cualquier corbata.
    Buen día.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...