martes, febrero 21, 2012

Memorias de un coche muerto

Justo el día antes de que el niño número 3 estrellara un coche de juguete en nuestra querida tele  nuestro coche decidió morir.
No era un coche muy viejo (5 o 6 años). Lo compramos de segunda mano cuando iba a nacer el niño número 3 y vimos que en el utilitario que teníamos no cabríamos todos y el carrito.
Era uno de esos coches siete plazas enorme y que aunque yo no me atrevía a conducirlo y lo llamaba "el autobús" reconozco que nos iba genial.
Como siempre ocurre en estas cosas se ha ido a romper en el momento más inoportuno y en el estado del "ya te llamaré mañana".
Desde entonces llevamos ya un mes esperando un presupuesto del mecánico y tres semanas a que un posible vendedor de motores nos diga si el que tiene es el que necesitamos, pero ya nos llamarán mañana.
Mientras tanto nos apañamos con el mio que aunque está tan hecho polvo que da penita verlo y tan sucio que nadie daría dos duros por él , no me ha fallado nunca.
Aún así me apetece tener el grande para poder hacer excursiones y visitas a los pueblos de la zona y no estar tan recluidos en casa.
Menos mal que el tiempo ha acompañado y no apetece salir mucho, si esto hubiera pasado en primavera me estaría dando de cabezazos. Claro, que pensandolo bien, al paso que va, probablemente en primavera seguiremos sin coche y yo me daré de cabezazos.


9 comentarios:

  1. Vaya faena! Estas cosas siempre pasan en los momentos más inoportunos!
    Pero me tienes sorprendida, no sé en qué parte de Francia estás. Desde luego donde yo vivo, son super eficientes, he dejado de llevar mi coche al taller habitual para llevarlo aquí, porque además de rápido, más barato y no te hacen esos "por si acaso", que suben las facturas.
    Animo, que todavía queda para la primavera.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Me da penita por vuestro coche, pero más por la incertidumbre que tenéis que soportar del "ya te llamaré mañana". Te mando paciendia, besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues estamos en el sur, cerca de Toulouse y aquí de eficiencia nada, mi marido está que ya no sabe como tomárselo.

    ResponderEliminar
  4. Ay espero que os lo arreglen pronto! estas cosas siempre pasan en los momentos más inoportunos! Un besito

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo a la perfeccion, nuestro enorme coche familiar murio pero de verdad un mes antes de nacer los trillis....tampoco cabiamos pero mucho menos en el twingo de mama!! y el monovolumen viejo que compramos fue aun peor....Ahora tenemos una furgoneta que es una mas de la familia, cuando tiene alguna averia (nada del otro mundo) nos vemos casi desanparados!;-)
    Es que no los valoramos hasta que nos vemos sin ellos....animo, en breve estais rulando de nuevo!!

    ResponderEliminar
  6. Buff animoo guapa a ver si teneis suerte y el ya te llamare mañana se hace realidad y os llaman de verdad!! que queda mucho para la primavera... un besazooo

    ResponderEliminar
  7. Huy se parece mucho a mi furgo (una vw transporter) que lleva como un año en el garaje con una rueda tocando el suelo y echando gasoil a chorros...hoy sin falta le mando un email al mecanico a ver si biene apor ella. Porque como dices se nos echa la primavera encima!!! por peor de mi dejadez sumada a la del mecanico es que estoy pagando el seguro a lo tonto...

    ResponderEliminar
  8. DEP el coche, ¡qué faena más grande, nena!

    ResponderEliminar
  9. Lo resucitamos! Hemos tardado ¿cuanto? tres meses. Lo irónico es que lo hemos tenido que reparar en Alemania, jajaja.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...