martes, enero 24, 2012

Y llegó la suegra

Pocos días después de estrenar el año tuvimos la visita de mi suegra. Normalmente tengo buena relación con ella y nos tenemos aprecio, pero 10 días completos, con sus días y sus noches, fueron demasiado. Vamos, que me dieron pa tener ganas de estrangularla unas cuantas veces.
Siempre había tenido una opinión de ella como una mujer dinámica, moderna y liberal y es curioso como ha pasado a convertirse en la típica, típica suegra de comentarios picajosos y fuera de lugar.
Se me ha hecho muy, muy largo. Supongo que no ha ayudado mucho de mi marido, su hijo, se encerrase todos los días en su despacho a trabajar porque tenía mucho trabajo acumulado por estos días de traslado y de fiestas y me dejase a mi sola con las fieras y LA SUEGRA.
Ella, en teoría, venía unos días para ayudar a que nos terminásemos de instalar, a quedarse con los niños para que yo me organizara, a hacerme de interprete en los tramites administrativos y demás como buscar un pediatra, conseguirme unas clases de francés,...
Al final ha sido todo un fracaso: Con los trámites no se hacía entender y nos tuvieron toda una mañana bailando de la "marie" (ayuntamiento) a la "prefecture" (que no se que puñetas es, pero que servia para pedir la residencia, que no es el caso). De allí a la santé (como la seguridad social) para que después una señora estúpida nos diga de malas maneras que en Francia, sin trabajo, no hay seguridad social. Y yo, que se que no es cierto pero no se lo puedo explicar, y mi suegra que no sabe imponerse y le va bien todo lo que le digan aunque después se preocupe dos días y te haga preocuparte a tí (joer, haberselo dicho a la tipa). Pero eso sí, le cayó muy bien el funcionario que nos mandó a ninguna parte a perder el tiempo solo porque nos dio un mapa de como llegar.
Después de toda una mañana caminando con un niño en brazos y una suegra que no sabe manejar el carrito del otro niño y quejándose todo el tiempo del frío y del dolor de pies, vi que una y no más, que nos quedábamos en casita y los trámites por teléfono (pero tampoco, al final el pediatra lo ha tenido que encontrar mi marido).

Con los niños tampoco se podía quedar, pues se desesperaba si alguno lloraba y sufría si parecía que a lo mejor, tal vez, el niño número 4 se iba a caer de culo (ahora, que ya solo quiere estar de pie). Entonces lo cogía en brazos para controlarlo y el pobre bebé se retorcía e intentaba zafarse para que lo dejase en el suelo...y ella se quejaba de lo que se movía.
Si intentaba ir a comprar dejándola SOLO con el niño número 4, (que es un santo) porque en mi cutre coche no me caben los dos niños, ella y la compra, se desesperaba y al final mi marido tuvo que dejar de trabajar para ir a socorrerla con la criatura.
Para mi es un completo misterio como han sobrevivido mi marido y su hermano a su infancia, pues no me imagino a esta mujer lidiando con dos niños, cuando mi niño número 4, que es mas bueno que el pan (el número 3 no tanto) la sobrepasa.
Así que al final pasábamos las mañanas de tertulias, encargándome de los bebés, de atenderla a ella, escapándome para poner lavadoras, llevándomela a comprar para no dejarla sola y haciendo la comida con un montón de condiciones alimenticias (que ya os contaré mañana, que eso da para una entrada entera),...
Y claro, tantas horas juntas dan para un montón de suegradas varias.
La cosa ha ido evolucionando desde "ay, que bien, llega algo de ayuda", a "bueno, no lo ha hecho con mala intención", pasando por "tranquila, cállate, que solo quedan 4 días", al "¡Ah!, que se vaya que la mato".

Ahora amenaza con volver en Pascua, pero eso sí, a un hotel.
¿Como me lo tomo? ¿Me ofendo o me alegro?


(Mañana 2ª Capítulo: Suegradas con la comida")


17 comentarios:

  1. Mis condolencias!!! Las suegras en su casa suelen ser muy majas, pero es inevitable convivir con ellas y no terminar hasta las narices y con ganas de tirarlas a un pozo.

    ResponderEliminar
  2. Buf, vaya tela!! Si es que por algo yo soy de la opinión de no meter a nadie en casa. Una noche pasa, pero por mucho tiempo, no, lo siento. Cada uno tiene su forma de hacer y de vivir y su ritmo, y con cuatro niños, tener que aguantar a una mujer que reclama tanta atención... Sí, demasiada paciencia tuviste.
    Yo tengo la residencia en Francia, y no sé en qué condiciones estáis, pero aún dominando el idioma tuvimos que dar mil vueltas del consulado, a la seguridad social, al ayuntamiento, etc. Y no, no te conceden seguridad social sin un trabajo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Suegras, esa extraña especie... Yo, hoy por hoy, no me planteo unos días de convivencia en mi casa con ella... Ya tan sólo el vivir en la misma isla que ella se me hace impensable...

    ResponderEliminar
  4. en mi caso mi suegra es una santa, con la que me toca lidiar es con mi madre, pobre cuñada mía....

    ResponderEliminar
  5. suegras!! chica paciencia son todas iguales..
    la mia se quedo un mes y casi termino en una clinica de reposo
    un besote

    esperando ansiosa la 2º parte

    ResponderEliminar
  6. buffff... me has estresado sólo de leerte :)

    para ayudas así mejor estar sola, no?

    es la primera vez q te visito, y con permiso, me pasaré por aquí más a menudo.

    saludos;

    ResponderEliminar
  7. Las suegra para más de un fin de semana no se como puede ir la cosa no estado más tiempo con la mia. Yo tambien la estimo con sus virtudes y no tan virtudes.

    Lo que pasa es que comparamos las situaciones en su edad avanzada que no creo que sea lo mismo que cuando ellas eran jovenes y encima los nietos son de su nuera no hija que tambien hay diferenci a la hora de los miedos y la confianza.

    Tu post muy gracioso mañana te sigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. mira que me he reído con ésta entrada. Es que yo creo que al segundo día la enveneno vamos. Qué pesadilla, y dices que había ido a ayudar???? ufff esa ayuda no la necesitas jjaja. Bueno ahora ya estás tranquila no???? besitos y qué ganas de leer la siguiente entrada!!

    mipequenaadriana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. jajaaj pobre de ti! Me puedo imaginar el agobio al que has sido sometida, ahora a descansar que te lo merces. Besitos

    ResponderEliminar
  10. Bueno no te lo tomes como nada...piensa que por la noche podreis descansar sin necesidad de aguantarla!! te recomiendo una cosa, que supongo que habrás intentado (o no) ponte en el ``traductor google´´ todo lo que quieras decir o necesitar en algun sitio, imprimes el papel y lo llevas, yo cuando estuve en paris hice eso con la calle del hotel y nos funcionó! muak!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, respira que te veo algo "picada", "enfadada"o "crispada" y eso no es bueno...yo tengo la suerte de llevarme muy bien con mi suegra, la pobre es una bendita!

    ResponderEliminar
  12. Paciencia... pero tu tuviste demasiadaa!!
    Las risas despues de todo te las echas...jajaja
    un besiitoo guapa

    ResponderEliminar
  13. Ahora respira tranquila, te lo has ganao! Que paciencia!

    ResponderEliminar
  14. 1, 2, 3 respira..... varias veces porque tela la que te ha tocado pero si te sirve de consuel yo no me hablo con la mia imaginate.
    Unn saludin desde CAzorla

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay, pobre! Esperando ayuda, y te llega esto. Yo ültimamente estoy un poco en plan "autoflagelación". Cada cez que la pongo verde, no puedo olvidar que si Dios quiere yo también seré suegra :(;
    ¡Y tú tendrás tres horribles nueras!

    Sara M.

    ResponderEliminar
  16. @Trax: Si que tienes seguridad social aunque no trabajes, ya lo hemos mirado, pero hay que solicitarla a los tres meses de residencia.
    Y sí, sí, yo tendré tres nueras, pero yo ya tengo asumido que seré una suegra horrible y ya está.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...