lunes, enero 30, 2012

¿Cuanto valen los niños?

Cambiemos de tema y dejemos tranquila a mi suegra.
Hoy me interesan los niños (que raro). Y más concretamente como sale de caro un hijo.
Conozco parejas, muchas parejas que cuando empiezan a plantearse tener un hijo se escandalizan por los precios de las guarderías, de los libros escolares, de las actividades extraescolares,el precio de los potitos... (más los papás que las mamás) y en muchas ocasiones van postponiendo su paternidad por esos motivos.
Mi marido es más de la opinión de que donde comen dos comen tres (o cuatro) y yo soy de la opinión de que, como todo, tener un niño vale lo que te quieras gastar en él.
Es decir, yo no tuve actividades extraescolares, no fui a colegio privado, mi madre era de las que me hacía dobladillo en los vestidos hasta que estaba desteñido cuando quería bajarlo (¿os pasaba a vosotras?) y no crecí tan mal.
Esta claro que puedes tener el niño a la última, con ordenador último modelo, clases de piano desde los cinco años, colegio privado con uniforme, y ropa nueva todas las temporadas, pero no es el niño que sale caro, somos nosotras que nos queremos gastar eso en él.
Está claro que hay gastos que son ineludibles, hay que darle de comer, vestirle y tiene que ir al colegio, pero realmente el gasto no es tan grande si piensas lo que te sale al mes. El gasto más grande, el que hace que se te pongan tiesos todos los pelillos es el colegio en septiembre. Pero es que va a ir al cole todo el año, divide lo que te han costado los libros, mochilas y material escolar por los 9 meses de cole. ¿que te sale? ¿Cincuenta euros por niño? ¿Cien? (Uf). No es tanto ¿no?.
No, amigos, no. Un niño no sale caro. Lo caro es.....(y aquí os cuento una revelación)......las cosas que rompe.
Porque yo le compro ropa al niño número 1 cuando llega septiembre y en octubre puedo volver. Y no es por lo que crece, que a veces si, pero ya no. Es por la cantidad de agujeros que le hace a sus pantalones. Y que a veces le pongo rodilleras (a veces se las hago poner a él por haberse tirado a lo bruto y sin pensar, después de que sea el tercer pantalón que se carga en una semana), pero lo que suele pasar es se amontonten en el cesto de la costura hasta que llega el verano y ya no vale la pena, porque al invierno siguiente no le valdrán.
El niño número 1 siempre ha sido muy destrozón. Es descuidado, despistado y pertenece a esa generación de materialistas redomados, consumistas libertinos, que nos cuesta tanto educar.
Pero ni acumulando los gastos de todos sus destrozos en los 12 años que tiene creo que llegará a superar a su hermano pequeño (el número 3) que con solo dos añitos a conseguido cargarse nuestro bien más preciado: LA TELE.
(Lloros) Una tele de plasma, de solo un añito y medio, que ha sobrevivido a una mudanza internacional y el decide tirarle un kiwo (así llama a los coches, no tenemos ni idea de porqué) y a la mierda la tele (más lloros).
En su defensa diré que no se la tiró expresamente, que él la quiere más que nadie porque de ahí sale Pocoyó, pero que lo tiró, lo tiró y que la tele se puede tirar...también.
Y que hago yo ahora, sin nuestras sesiones de peli pizza los viernes-noche, sin poder ponerles los Teletubbies, ni chantajearles con la wii por la tarde. Ay, ay, ay (más lloros).


(La prueba del delito)


(La reconstrucción de los hechos)


21 comentarios:

  1. Creo que si me ponen esa cara en la reconstrucción de los hechos sería incapaz de regañarles!

    ResponderEliminar
  2. Ay ay ay, que destrozo familiar ha hecho el peque jeje me ha encantado la foto de la reconstruccion de hechos ajaja desde luego y fuera de bromas es una faena la verdad...
    y muy de acuerdo en que un niño cuesta lo que se quiera, porque aunque hay gastos evidentemente necesarios hay otros que son mas intereses de los padres que de ellos.
    Besitos guapa y te doy el pesame de la tele :(

    ResponderEliminar
  3. Jajaja!!! El tercero es el destructor total!!!! Animo guapa ahora a ahorrar para una nueva.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, que me parto con la rescontrucción de los hechos, mira que tiene una cara de bueno.

    Y estoy deacuerdo contigo, los niños cuestan lo que nosotros queramos gastarnos en ellos.

    ResponderEliminar
  5. PUede ser que lo llama vehículo (kiwo)??
    Vaya con el niño y el cochecito!! vaya faena!! por suerte ahora las teles están bastante bien de precio, comparando con hace unos años.
    En el tema de gastos, estoy de acuerdo contigo, todo es lo que quieras gastar. Yo que era la peuqña, heredaba de mis hermanos, aunque fueran chicos, ahora creo que eso no lo hace nadie.
    Y tantas y tantas cosas...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo en que un niño cuesta lo que quieras gastarte en él, los míos son aún muy peques, 13 meses, pero desde antes de nacer solo compré lo necesario, acepté ropita prestada que me dejaron (desgraciadamente todos los ofrecimientos eran ropa de niña, asique al niño le toca estrenar), no me volví loca comprando, y creo que les enseñaré que no es tan fácil "tener cosas" que hay que ganárselas. Yo tampoco fuí a un cole privado ni nada parecido y mi madre reciclaba los vestidos de mi para mi hermana, y nunca tube toneladas de juguetes, ni me llevaron al burguer a celebrar cumpleaños y he sobrevivido.

    ResponderEliminar
  7. Pero bueno ¡qué cara de malo pone el bandido!, ja, ja... pues nada a comprar otra ¡qué remedio! nos hemos acostumbrado a vivir con la tele y la necesitamos (yo me incluyo). Un besito, lulú.

    ResponderEliminar
  8. Ains... te mandaría una mía, porque yo ni la enciendo, pero ellos me matarían.

    Yo solo tengo dos, aunqu eme hubiera gustado tener tres, pero los días siguen siendo de 24 horas y quiero algunas para mi.

    Tenía claro que prefería darle a mi hijo un hermanito que un curso de inglés en londres y aquí andamos.

    Hace poco se escacharró el proyector, nos hemos quedado sin sesión de cine con palomitas, pero no hay culpables, nadie reconoce haber sufrido algún altercado con el aparato y a mi me da miedo llevarlo a arreglar.

    Espero que no rompan muchas cosas más. Un besote!

    ResponderEliminar
  9. ¡Me infarto con lo de la TV!

    Me recuerda al día que mi madre le levantó a mi sobrino un castigo que yo le puse (embarcar su balón encima del mueble del salón por méritos propios). Mi madre se puso a planchar y el niño a joder con la pelota y a los cinco minutos, la pelota volvió a su sitio. Es que mi madre y mi prima siempre dicen que soy estricta, pero terminan luego por darme la razón día sí y día también xD

    ResponderEliminar
  10. ayaayayyaya la tele!!!!! lo mejor desde luego es la reconstrucción de los hechos!! jajaja que cara de malo!! bueno ánimo...y a por otra nueva, no sabemos vivir sin la tv y tampoco queremos aprender! un besazo y te acompaño en el sentimiento..jaja muak!

    ResponderEliminar
  11. Te doy toda la razon, los hijos no son tan caros, y no se en francia pero aqui en Alemania es aun mas barato, cuando comienza el cole, el gasto no es excesivo..y si se gasta en ropa pero creo que no te haces pobre por eso..
    La tele..entiendo tus lloros..yo moriría sin tele..nuestra tele de la cocina murió de forma parecida en la ultima mudanza, después de que el pollito la pintara con rotulador..arañada aun servia pero no resistió la mudanza..en fin
    besotes

    ResponderEliminar
  12. Ufff, ¡eso si es un destrozón!!! ...y mucha mucha paciencia.

    Lo de estar sin tele es tan difícil.....

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Lo mío fue peor, no tuve a quien echarle la culpa. La nuestra la rompí yo estrellandole el tendedero un día de lluvia. Plasma 32 pulgadas el mismo día que hacia un año que me la regalaron los Reyes

    ResponderEliminar
  14. Lo que me he reído con la reconstrucción, la virgen!! jajajaja

    ResponderEliminar
  15. Pues lo que dices reafirma lo que niegas: un niño cuesta mucho. Lo que rompe, lo que come, lo que necesita... en fin, que tienes razón en los "extras" pero los dos primeros años son una verdadera ruina, entre cremitas, pañales, leche (cuando dejas de dar el pecho porque curras...) mil cosas. Yo tengo 3 hijos, no los cambiaria por nada, pero mi economia ya no es la misma.Eso te lo aseguro yo.

    ResponderEliminar
  16. Me da verguenza decirlo: tengo 25 años, mi hermana 12 y el verano pasado llevé sus sandalias... y después de ver lo que cuesta que en mc donalds te pinten al nene y le pongan las velitas de la tarta (6,15 por nene y 10€ por la tarta) me parece que cuando tenga uno el cumple se lo celebro en casita con un paquete de palomitas, igual que mi madre a mí y no tengo traumas... bueno, igual sí, que los niños solo venían a mi cumple por las palomitas que no eran de micro. snif, snif.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Que fuerte que fuerte madre mia que paciencia tenemos que tener verdad pues eso paciencia que con esa carita se perdona cualquier cosa jajjajja
    besitos

    ResponderEliminar
  18. me ha encantado esta entrada, me dan ganas de copiar y pecagarla en mi blog! estoy deacuerdo con todo menos una cosa, que es mejor no tener cosas valiosas en casa con niños! jajaja. Mi tele de segunda o tercera mano y me costo 30€ asi que si la rompen me compro otra igual o mas barata, jajaja. Yo voy segundamaneando con todo lo que puedo. Y me gustaria ir a por el cuarto y todo el mundo se echa las manos a la cabeza y pensaran "pobres niños", pues a mi me dan mas pena los niños materialistas como dices que no tienen hermanitos para jugar o sus padre se pasan el dia trabajando para poder pagarle todos sus caprichos(o los de sus padres que muchas veces les hace mas ilusion a ellos que al niño...).

    ResponderEliminar
  19. @Trax: No sabemos porque dice kiwo. Significa coche, no vehiculo. Tu le dices CO-CHE y el repite KI-WO. Un misterio

    ResponderEliminar
  20. @Kira: Claro que la economía no es la misma, se resiente porque es un gasto, igual que si te compras un coche, pero no es algo que normalmente no te puedas permitir como creen esas parejas de las que hablo.

    ResponderEliminar
  21. Vivir cuesta dinero, y siempre nos parece mucho. Cuanto más tienes más gastas y cuando no lo tienes se te hace cuesta arriba.
    Yo noto la diferencia, por comparación, con cada hijo que he tenido, diez en total. Pero estoy de acuerdo con tu sr. marido, donde comen doce puede comer alguno más, menos cantidad por supuesto pero se come.
    Mis hijos son de cole privado con uniforme (Decidimos invertir en educación mientras podamos, y no creas que busco ayudas por todos lados) , pero nada de extraescolares, nada de pijotadas. La ropa se hereda de los primos y amigos, no hay más gastos que los imprescindibles. Andamos cortitos como muchos en España.
    Les he concienciado desde chicos a usar las cosas con responsabilidad, todo tiene más de un uso y debe conservarse bien.
    Han aprendido a disfrutar con un trozo de cartón haciendo pistolas, como lo hacían los chicos de antes.
    Los hijos no cuestan tanto dinero como renuncia personal, que a la larga te reporta grandes ganancias.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...