sábado, noviembre 05, 2011

El don de la oportunidad

Mis hijos, todos ellos, son listos, guapos, simpatiquísimos, maravillosos y completamente inoportunos del primero al último.( Nadie es perfecto)
Con el paso de los años, aprendes a lidiar con que se hagan caca en el lugar más incómodo donde no hay cambiador de bebés (por supuesto) ni ningún sitio útil para poder cambiarle el pañal y, claro está que ese es el momento que han elegido para hacer la caca más grande del siglo poniendo a prueba tu paciencia, tu equilibrio y tus recursos.
El momento que eligen para hacer caca es algo que siempre me ha llamado la atención, o es como ya he dicho cuando peor te va para cambiarlos, o cuando en enero ya le has puesto el body, el jersey, los pantalones, el abrigo, la bufanda, las botas... y has conseguido reunir a todos los implicados en el recibidor (y os aseguro que no es tarea fácil) y tienes las llaves en la mano, cuando sientes un tufillo sospechoso.
A mis niños número 3 y número 4 les inspira el ascensor. Infinidad de veces he llegado a la guardería con alguno de los dos (o los dos) con el pañal sucio porque han elegido el trayecto de ida hasta allí (y eso que solo es cruzar una calle) para "inspirarse".
También te resignas cuando hacen comentarios comprometidos y fuera de lugar porque son niños y es su trabajo.
Los dos mayores eligen cuando estás en el hospital recién parida para portarse tremendamente mal y pelearse a cada momento para que la abuela se escandalice y no quiera volver a quedarse con ellos hasta dentro de medio año (como ha ocurrido).
Pero el colmo de los colmos es cuando papá tiene que hacer un viaje de tres días ineludible ( y eso que no suele viajar) para ponerse enfermos tres de mis cuatro retoños. Y cada uno con una cosa diferente (nada grave). El número 1 catarro y dolor de garganta (afónico, afortunadamente, así por lo menos no discute con su hermana), el número 3 con diarrea monumental y en la guardería me miran con mala cara cuando lo dejo :"Es que me tengo que ir a trabajar, que papá no está, pero si tiene fiebre o algo vengo zumbando". Y el número 4 una conjuntivitis muy aparatosa a conjunto con mocos y un poco de fiebre. Y ahí si que no hubo excusa y no pude ir a trabajar.
Y ahí me tenéis, quitando las cacas del número 3 por la mañana, llegando tarde a trabajar, llegando a casa y hacer la comida para el niño adolescente y para mí, recoge todas las cosas que salen de su sitio como por arte de magia, duchas, cenas, un niño pegado a las piernas, que debe ser un efecto secundario de la diarrea, convenciendo al número 1 que se separe del ordenador (que esto casi merece otro post) y convenciendo a la niña número 2 de que se quede con un bebé berreante y febril mientras voy a hacer la cena o a hacer pis, que una también tiene sus necesidades.
Papá llegó ayer y ya le he dicho que no se puede ir nunca más, porque tenemos los niños más inorportunos del mundo.
Claro, que se de donde lo han sacado, pues ayer, la que se puso mala, fuí yo.





13 comentarios:

  1. ay madre,jajajaa......Vega también es muyyyy inoportuna con la caca....la sacas de casita toda limpia, y cuando la metes en el coche, te viene el tufillo ¡Nooooo!...pero si acabamos de salir de casa, ¿no te podías haber cagado 5 minutos antes??...así que la bandeja del maletero se ha convertido en mi segundo cambiador!!!!

    Pobres peques, pachuchillos...qué mal se pasa con uno, no me quiero imaginar con 3....

    Mejórate guapa!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jolin nena...que estres..pero no sabes como te entiendo!!
    tu mentaidad positiva..
    un beso apretado

    ResponderEliminar
  3. jajaja komo te entiendo y eso k las mellizas aún llevan pañal...
    Un abrazo compañera :D

    ResponderEliminar
  4. Elena hija, lo de tus niños se puede llamar ser inoportunos, lo tuyo no. Eso es saber aprovechar la oportunidad y/o caer porque ya no puedes más con tu cuerpo. Mejórate pronto, y mientras aprovecha los mimos.

    ResponderEliminar
  5. Lo de la caca tienes toda la razón,creo que le pasan a todos,mucha paciencia,mejoraté.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja lo de la caca de los peques es el preludio de lo inoportunos que serán más adelante. Lo hacen todos para que nos vayamos haciendo a la idea ;)
    Cuídate
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  7. jajaja, lo de reunir a todos en el recibidor me suena mucho. Una vez llegados allí hay que sacarlos aunque sea a empujones porque siempre se les ocurre algo más antes de salir

    ResponderEliminar
  8. Madre mia¡¡ espero que estes mejor.. si es que como no vamos a caer, con tanto enfermito alrededor, pero siempre caemos las ultimas...
    besos.

    ResponderEliminar
  9. Neni, mira que me dicen que yo una vida super estresada, pero a tu lao es un camino de rosas...y ya se lo que es tener a toda la tropa mala, progenitor incluido y ser la unica que este buen, me tenian explotada, pero cuando me puse yo mala todo eran excusas, jajaja...
    Espero que estes mejor y que el papa no se vuelva a ir, por dios.

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, y claro todo esto pasa cuando una está sola . Normal que hayas caído tú, con tanto virus por casa!!!!!! cuídate!!

    mipequenaadriana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Tienes un premio en mi blog. Felicidades

    ResponderEliminar
  12. jajaja cómo no!! además como si no tuvieras anecdotas así sería muy fácil tener hijos jajaja

    ResponderEliminar
  13. ¿que te pasa?¿por que no escribes?Te echo de menos.Soy María de dulces detalles.Mil besos

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...