sábado, septiembre 03, 2011

De vuelta


No, no he muerto, ni me ha tragado la tierra, ni nada parecido, es que por fin encuentro un ratito para escribiros.
Estas últimas semana han sido un poco caóticas.
Hemos estado desconectados todos una semana en Ibiza, "descansando". Mucho hotel, mucha piscina, cuando conseguíamos separar a los niños de la animación fuimos a hacer alguna visita por la isla...nos vino bien para regresar con las pilas bien cargadas, ya que al día siguiente me reincorporaba al trabajo (y los peques a la guarde). Vayamos por partes.
Creo que ya os conté que trabajo en un colegio asistiendo a niños con discapacidades físicas o mentales. Por circunstancias distintas me mandan cada año a un sitio nuevo (estoy un poco harta de ser "la nueva") y este año no iba a ser una excepción.
Me han mandado a un colegio que está en medio del barrio más conflictivo de Palma. Ese que salió por las noticias hace unos días por disturbios de nigerianos contra gitanos. Así que por ese lado divertido será un rato.




Mi trabajo en cuestión es atender a la gran cantidad de niños con dificultades motoras que van a ese colegio, así que entretenido también. En estos días que hay hasta que empiece el curso me informaran de manera detallada del problema de cada uno de ellos y como tratarlos, mi horario,...esas cosas.

Lo que peor llevo es acostumbrarme al horario, levantarme pronto (muy pronto), porque tengo que dejar a los niños listos, vestidos, desayunados y en la guarde. Cuando empiece el cole, además tendré que dejar a la nena en el cole (el niño número 1 se irá solo y antes que nadie al instituto), preparar meriendas, mochilas, etc... y al llegar tampoco descansaré mucho porque tocará limpiar la casa, lavadoras, comidas, cenas, comprar, actividades extraescolares, ratitos en el parque, bueno, lo de siempre, pero espero acostumbrarme a madrugar en estos días para estar al 100 % cuando empiece el cole de verdad.
Mientras yo me acostumbro los bebes empiezan su periodo de adaptación en la guarde. Para el niño número 4 ha sido una experiencia totalmente nueva, pero es tan bueno, que tener a alguien que le sonrie y le tiene en brazos le basta para estar contento.
El niño número 3 es el que peor lo ha llevado, el pobrecito, como ya conoce el sitio, se puso a llorar nada más ver a donde iba y aunque después me dicen que se calma en seguida la verdad es que lo dejo llorando cada día.
Se queda solo un rato, papá lo va a buscar después de comer, pero yo me lo pierdo porque mi horario es más largo.
La semana que viene ya empieza el horario de verdad, ya veremos como le va.




9 comentarios:

  1. Hola, recién comienzo en mi blog, hace unos días descubrí el tuyo y me tomé la libertad de hacerme seguidora.
    Tengo una peque de 18 meses que debe ser mes arriba, mes abajo, la edad de tu peque número 3. Poco a poco iré escribiendo cosillas.
    Saludos de la jirafa

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida al blog, te echabamos de menos... esperemos que entre todas las cosas que tienes a diario, no te olvides de nosotras ;-)

    ResponderEliminar
  3. Si que cuesta reengancharse a la "Vida moderna" de mujer trabajadora al cuadrado. No sirve de consuelo pero somos muchas las que estamos así, y es porque queremos, y la economía familiar lo requiere.
    Pero por lo que cuentas estás genialmente organizada. Sólo necesitas unos días de arranque, que los niños empiecen con su horario de invierno y todo será facilísimo.(O eso queremos creer)
    Mucho ánimo en los comienzos.
    Yo estoy deseando que también los críos empiecen el cole y las cosas que andan por medio de mi casa vayan encontrando su lugar, la basura en la mayoría de los casos.
    También yo me he tomado la libertad de curiosear en tu blog.
    Besos,
    Beatrice de Los niños de Bea

    ResponderEliminar
  4. Es dura la vuelta y adaptarse a la rutina! Animo!

    ResponderEliminar
  5. Mucho ánimo, la vuelta se antoja algo dura, pero no me cabe duda que pronto tendrás una rutina configurada y todo irá bien. Muchos ánimos y muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Ay Elena, lo de levantarme temprano es lo que llevo peor yo también. No es que me desagrade pero luego estoy media "zombie". Mis bajitos no empezarán en el cole hasta el miércoles, estos días se han quedado en un centro infantil y no lo han pasado mal. Lo de la organización es lo que llevo peor, y sólo tengo dos niños, me imagino con cuatro! Un beso guapa y que el regreso te sea leve, seguro que en menos de dos semanas ya estamos habituadas de nuevo.

    ResponderEliminar
  7. Con tu capacidad de organización y tu experiencia seguro que todo irá bien. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  8. Leyendo tu entrada me he visto totalmente reflejada, los madrugones, dejar a todas preparadas antes de salir, llevarlas al cole una hora antes de la entrada (previo pago), ir a trabajar, recogerlas, extraescolares, compras, casa.... Pero ahora mismo necesito volver a esa rutina de horarios... con el descontrol del verano!!
    Me alegro de volver a leerte...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...