miércoles, julio 27, 2011

Porque la vida no se para

La primera cita que tuve con mi marido a solas me llevó a patinar. Yo no sabía muy bien, sabía no caerme y poco más. No parecía muy romántico pero con la tontería de "ay, que me caigo" y la manita para guiarme salto la chispa.
Desde entonces cada vez que vamos a patinar me trae buenos recuerdos.
Ahora hacía mucho que no íbamos. Primero un embarazo, después un posparto, después otro embarazo, otro posparto...ahora ya estaba preparada físicamente pero ¿que hacíamos con los bebés?. Encontramos esta solución.


Yo no me atrevo a llevarlo todavía porque he perdido mucha práctica pero la verdad es que es muy fácil de llevar y lo niños van supercómodos dentro. Fijaos, que hasta se durmieron.


Y todo esto viene a que muchas de las mamás con las que hablo y las que me preguntan piensan que una vez tienes un hijo tu vida se para, se anula y pasa todo a ser en función del niño. Después actúan en consecuencia y son de las que no salen a cenar porque a las "8 toca bañito" o no van a ningún lado que no sea infantil y la verdad es que no creo que eso sea muy sano.

Aunque hay opiniones para todos los gusto y ya sabéis que yo las respeto todas, soy más bien de la opinión que mi vida no se para, se adapta.
Creo que es más bien el recién llegado el que ha de adaptarse en lo posible a la vida familiar. Sobretodo nosotros, siendo tantos, no creo que sea justo que dejemos de hacer las cosas que hacíamos antes. Que dejemos de ir al cine o a los cumpleaños o de cena con los amigos. (Los niños mayores no lo entenderían).
Por supuesto hay excepciones, no me voy a llevar a los niños de marcha o tenerlos de cena hasta las mil, pero si hemos seguido yendo al cine (mis niños vieron su primera película en el cine con una media de dos semanas de vida, no sabéis la cantidad de bibes que he preparado entre las butacas), a la playa, y ahora a patinar....

Mis amigas después alucinan porque me atrevo a ir a todos lados y no me para el tener niños detrás siguiéndome a todas partes, pero creo que es simplemente planteártelo y actuar en consecuencia.





15 comentarios:

  1. Elena:
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, lo importante es adaptarse y seguir teniendo una vida placentera para todos.. sea continuando con las actividades o cambiando por otras pero siendo feliz!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo!!...pero lo del cine me has dejado pasmada!!!....te llevabas a los bebés al cine con dos semanas?????...y si lloraban que hacías??...te lo pregunto por si me animo yo,jejejee!!


    Besos

    ResponderEliminar
  3. Al cine con 2 semanas?! Eres una valiente.

    Lo de los patines me parece genial, están monísimos ahí dormidos y despiertos seguro que disfrutan mucho.

    ResponderEliminar
  4. precisamente hoy veia a un papi en el pueblo paseando a su niña con la carroza :) y he pensado... tendre que comprarle una a pequeña Budda para nuestras travesias,,,
    CINEEEE hace tanto que no voy, que estoy completamente fuera de circulación, pero bueno cuando se tienen niños las cosas cambian y yo creo que para mejor.
    apoyo la moción de pon un niño en tu vida :)

    ResponderEliminar
  5. Yo también he practicado siempre el "la vida no se para", mis niños se han acostumbrado a comer, dormir, etc. Donde hiciera falta. De otro modo te estás encerrando tú solita para no sé cuántos años :((
    Lo del patinaje me encanta, lo que pasa es que ya me da miedo, creo que me voy a caer... Pero quién sabe, en los huecos que tenga el curso que viene lo mismo me animo. Y la silleta chulísima, los enanos tenían que ir encantados!!! Que envidia, paseando a la orilla del mar...

    ResponderEliminar
  6. de acuerdo al 100% y como ya se dijo arriba, al cinee con 2 semanas!!??? pero ya quisiera yo tener esas agallas jajaja. A nosotros el cine nos encanta, es uno de nuestros pasatiempos favoritos, pero desde q esta el enano, vamos muy poco. Asi q pasa el truco jiji

    besoss

    ResponderEliminar
  7. Pienso lo mismo. No pasa nada si de poco a poco vamos adaptando al bebé nuestras actividades, sin forzarlo claro está, pero resulta que la mayoría de las veces responden bastante bien. Yo también tengo amigas que prácticamenta han parado su vida a partir de que tuvieron hijos y no digo 4 hijos como tú, con uno sólo ya sienten que se acabó todo. Si supieran que a los niños les encantanta andar de arriba a abajo con los papás.
    Saludos, Elena. Me encantó la idea de patinar. Tambièn hemos aplicado lo del cine :)

    ResponderEliminar
  8. Nosotros también hemos adaptado nuestras costumbres, pero sin dejar de ir al cine (me has dado una post-idea)o a tomar algo...

    Por cierto me encanta el carrito ¿Donde lo venden? ¿Qué marca es?

    ResponderEliminar
  9. Elena, me parece genial tu modo de verlo porque con cuatro desde luego tienes merito! Nosotros hace SIGLOS que no vamos al cine... es cierto que puedes ir con un bebé de dos semanas, pero que haces con los otros? De verdad se portaban todos "bien"? Y que pelicula vas a ver con ellos? Porque desde luego las que a mi me gustaria ver no creo que fueran aptas ni les mantuvieran entretenidos! Lo de los patines, genial! Aqui esos carritos se ven mucho, tambien para llevarlos en las bicis, y me encantan! Un beso

    ResponderEliminar
  10. - Efectivamente depende de los padres y de los niños. Yo soy muy casero y no tengo gran necesidad de hacer muchas actividades y mi hijo muy inquieto y no creo que aguantase en el cine ni 10 minutos.
    - Creo que es más fácil que yo me adapte a mi hijo, que él, que ni siquiera tiene entendimiento, se adapte a mí.
    - En mi humilde opinión, un niño está mejor en el baño a las 8 que un bar o restaurante, lo que no significa que algún día se pueda ir a cenar, sobre todo en verano.
    - No creo que yo disfrutase mucho una película si tuviera que estar pendiente de los niños y preparar biberones. Por cierto, cuando dices "vieron la película" supongo que te referirás a que estuvieron en una sala de cine :-)

    ResponderEliminar
  11. Qué valiente!!! Yo supongo que es una cuestión de actitud. Yo reconozco que desde que tengo a mi hijo he dejado de hacer muchas cosas, por ejemplo ir al cine con asiduidad, antes iba cada semana porque soy muy cinéfila pero al nacer Alex hice el parón y aún no lo he retomado. El primer verano que nació tampoco pisé ni la playa ni al piscina, con el calor que hizo, qué horror!! En fin un montón de cosas he dejado de hacer por no romper sus rutinas y para vivir más relajada. Comodidad? Vagancia? Pereza? Seguramente pero es que antes que ir a algunos sitios a desesperarme me quedo en casa.
    Ya te digo que te admiro profundamente porque con cuatro criaturas y tu actitud eres una heroína para mí, pero yo ni de lejos me veo haciendo todo eso querida Elena.

    ResponderEliminar
  12. absolutamente de acerdo contigo!!!!
    besosxxx

    ResponderEliminar
  13. Que bueno el carrito de los nenes¡ Lo habia visto acoplado a bicis, pero no ese.
    Que con lo del cine me has dejado loca¡¡¡
    Vamos a tener que cambiar el chip jaja.
    gracias¡

    ResponderEliminar
  14. Como veo que lo del cine a traído cola, casi que he hecho otro post explicando todo lo que preguntáis. (Si me dejo algo o si tenéis más preguntas lo decís).
    Lo del carrito este que empleamos para ir a patinar es el mismo que el de las bicis, solo que tiene como una "pata" que es la que se engancha a la bici que si no se emplea va debajo del caparazón y puedes ir empujando. La verdad es que a ellos les gusta mucho porque les gusta mucho lo de pasear y ver la gente pasar.
    Por aquí no es muy habitual ver chismes de estos, yo no he visto ninguno más que el mio y de hecho la gente nos miraba, sonreía y hacía comentarios.
    Yo lo compre en San Amazon, que tienen de todo y me lo mandaron por mensajería.
    Y sí, es una gozada lo de poder patinar a la orilla del mar, porque cuando te cansas te quitas los patines y pones los pies un rato en remojo, pero es lo que tiene vivir en una isla, que te descuidas y te caes al agua.
    Lo de desesperarse o lo de estar pendiente del niño, ya digo en el post siguiente que solo ocurre cuando es una novedad. Si vas a comer al Mac Donals (por ejemplo) el primer día el niño no parará quieto con tantas cosas que hacer y que ver, tantos colores y el parquecito, seguramente a la que haga 10 tampoco, pero si vivieras allí o fueras una vez por semana como rutina, a la que haga 50 el niño ya no tendrá nada que ver, nada le llamará más la atención que lo habitual y se portará estupendamente, sin desesperaciones por parte de sus padres ni numeritos ¿no?.
    Yo, que me gusta mucho el cine, si hubiera tenido que renunciar a él por tener hijos no hubiera pisado uno en 10 años, ¡con lo que me gusta!.

    ResponderEliminar
  15. Ay, con lo poquisimo que me gusta a mi el McDonalds!! ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...