viernes, junio 17, 2011

Cosas que suceden por sorpresa

Cuando el niño número 1 empezó el cole con tres añitos fue un cambio muy grande. Tanto para él, que de repente todo era nuevo, en un sitio nuevo, con amiguitos nuevos y profesora nueva,...como para mí que tuve que acostumbrarme a que de repente estuviera unas horas al día sin tener ni idea de que pasaba en su vida.
Antes había ido a la guardería, pero allí las profes me informaban rigurosamente de todos sus avances, idas y venidas. Al pasar al colegio ya no era así y mi niño decidió hacerme un apagón informativo que dura ya 9 años (voy a empezar a pensar que él es así).
Al principio intentaba sonsacarle a que me contara cosas, con el correspondiente complejo de sacacorchos que cogí, pero cada vez que le preguntaba "¿que tal el cole?, ¿que has hecho hoy?" sus respuestas eran "bien" y "nada" (aún lo sigue siendo).
Decidí entonces cambiar de táctica y lo que hacía era contarle yo mi día en el trabajo, a lo mejor así, creando precedentes se decidía a contarme cosas, pero tampoco funcionó.
Recuerdo haber recurrido a la profe del momento a comentarle "el problema" y lo que me dijo fue que realmente él tampoco contaba nada de casa en el cole. Era como si separase los dos entornos y no los mezclase.
Estuve por un tiempo relajada con el tema hasta que empecé a tener algunos inconvenientes con el asunto. Pues mientras fue pequeño aún me enteraba de cosas por la agenda pero la política de colegio hacía que a medida que iban creciendo utilizasen menos la agenda para hacerlos más responsables de sus cosas. Y me parece bien, el problema venía cuando yo no me enteraba de nada.
Que tienen un examen, no me entero, que los han castigado a todos por hacer tal o cual cosa, no me entero, que fulanito se ha peleado con menganito, yo en el limbo, que tienen que estudiarse las tablas cada día en un cuadernillo que llevan a propósito, me enteré a final de curso. Después, cuando coincido con otros padres en algún cumpleaños o en algún evento tengo un complejo horroroso, pues ellos comentan que si a uno le costó muchísimo aprenderse no se que poesía que mandó la profe el mes pasado, que si a otro le pareció mal que los castigasen a todos por algo que había hecho mengano, que si el libro de lectura que están leyendo a pascual no le gusta.....y yo, en la inopia.
Volví al ataque cambiando otra vez de táctica y cambiando nuestros hábitos. Intento que cenemos todos juntos y crear conversación por lo menos a la hora de cenar, a ver si así rascaba algo, pero ni por esas.

Solo me entero de algunas cosas que el considera muy, muy importantes como el otro día que me contó que había ganado un premio en el que tenían que diseñar el logo de la AMIPA y el quedó en el primer puesto junto con otro.
Iban a aprovechar la fiesta de fin de curso para dar los regalos y aunque nosotros no teníamos pensado ir, pues con los bebés es un lio teníamos que ver como el niño número 1 recogía su premio, así que allá que nos fuimos todos.
La sorpresa fue que después de recoger el premio hicieron una especie de ceremonia de graduación para todos los de sexto curso (entre ellos el niño número 1). Les trajeron a profesores que habían tenido durante su estancia en el colegio pero que ya no estaban, les regalaron una orla y les hicieron subir al escenario para dársela y recibir las felicitaciones de sus profesores.
Todos los padres estaban allí, cámara en mano, con lagrimillas algunos a ver como se graduaban sus hijos y yo, lo ví por casualidad, porque ganó el premio y me empeñe en ir, que sino me lo pierdo.

Nota:
La niña número 2 va por el mismo camino. También me entere en esa fiesta que había una especie de exhibición de talentos en el que participaban sus dos mejores amigas con un baile (monísimas por cierto, me encantaron, tan pequeñitas y moviendo el culo, jajaja). Ella no participó porque me preguntó si íbamos a ir y le dije que no (era la idea inicial) ¡Coñe!, Haberme dicho que era para actuar en un número musical con tus amigas y hubiéramos ido los primeros.
¡En fin!


6 comentarios:

  1. Te iba a decir que si la niña número 2 no te servía de infiltrada, pero ya veo que no... Menudos son!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tu niño numero 1 es bastante independiente y reservado, él es así, intenta tener paciencia y hacer que se sienta cómodo cuando te quiera contar algo, ya verás como si necesita hablar lo hará contigo! Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Mi tortuguita mayor al principio me lo contaba todo y me estoy dando cuenta que cada vez me cuenta menos cosas, es el camino a volverse adolescente que ya no cuentan nada?? espero que no es demasiado pronto.
    Mi mediana, no me cuenta porque no le interesa lo que le pasa alrededor, no es importante para ella...
    A ver como me sale la pequeña... y eso que siempre les he intentado enseñar lo bonito que es contarnos nuestras cosas... me parece que he conseguido poco...
    Como ves todos son iguales.

    ResponderEliminar
  4. Prueba con otra teoría muy bonita (a mí me pasa exactamente igual que a ti): no le hagas preguntas tan generales, sino mucho más concretas. Por ejemplo, en lugar de ¿Qué tal el cole hoy?, pues ¿A quien han sacado hoy a la pizarra?, o ¿Cuantos goles has metido en el partido del recreo?. No sé si me he explicado. En cualquier caso, como te he dicho, qué bonita la teoría (aunque te aseguro que esto a veces funciona).

    ResponderEliminar
  5. Pues vaya, la verdad es que si los profes no informan y los niños no quieren contar nada es un problema, porque claro tu no te enteras de nada.
    Has probado a comprarle una agenda de su personaje favorito y que sea él el que escriba en ella las cosas que tiene que hacer? tú puedes hacer lo mismo con tus cosas y al final del día intercambiarosla para que vea las cosas que haces tú a lo largo del día, a lo mejor así conseguís algo de información.

    ResponderEliminar
  6. @Sara M:
    La verdad es que esa teoría la utilizo a veces pero más bien cuando me entero de algo de lo que preguntar. Que una madre me cuenta que su niño le ha dicho que en el cole ha pasado X, pues yo le pregunto...y me lo cuenta, pero cuando no sabes que preguntar...
    @Mis chicos y yo:
    Lleva la agenda del cole, pero apenas apunta nada.
    En fin, me resignaré a que el es así.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...