martes, mayo 31, 2011

Cuando llega el momento


Me quedé embarazada con 21 años y me creía muy mayor como para afrontarlo y salir airosa.
Nunca me arrepentí de haber sido consecuente y haber sacado a mi hijo adelante, casi sin ningún apoyo. Ni me arrepentí entonces, ni me arrepentiré jamás.
La verdad es que fue duro. Me quedé sin trabajo y con el bombo no pude encontrar otro. Lo aproveché de la mejor forma que supe y me apunté a todos los cursos y talleres que encontré. En los nueve meses que dura el embarazo me saque dos F.P. (aux. jardín de infancia y aux. administrativo) el C.O.U. , aprobé la selectividad, me apunté a clases de cerámica (que me encantaban) iba a clases de ingles, de contabilidad y de preparto (así, como por en medio,jajaja).
Tuve que sacrificar muchas cosas y tragarme la pena cuando tuve que empezar a trabajar y dejar a mi pequeñín en la guardería casi todo el día, pero es que a veces no se puede elegir. Afortunadamente ese periodo no duró mucho y dije que nunca más volvería a trabajar jornada partida (y no lo he vuelto a hacer).
Por eso, a veces me resulta irónico cuando mis amigas ahora,(que ya estamos todas en la treintena)  me cuentan que van a terminar de preparar la casa para tener el niño, y después quieren terminar de pagar el coche para decidirse y después dependen de firmar un contrato para aumentar la familia. Y al final lo más probable es que ese momento llegué más bien tarde y tengan que dejar de trabajar, cambiar el coche por uno más grande y hacer reformas en casa (por ejemplo).
No es que las culpe, ni las juzgue y seguramente si yo estuviera en su situación igual haría lo mismo, pues tener un hijo es una decisión importante, pero creo que no puede posponerse por cosas tan triviales y casi siempre económicas. Creo que la vida acaba poniendo las cosas en su sitio y que si tu ilusión es tener un hijo debes hacerlo sin pensar demasiado en la economía pues es verdad que hoy en día, salvo casos extremos, gastamos de más, somos consumistas y vivimos muy bien. El problema es que nadie quiere renunciar a ese nivel de vida, ni siquiera por un hijo. Por eso yo siempre les aconsejo que si de verdad quieren, que si de verdad sienten que es el momento, que tengan a su hijo y después ya te preocuparás de que haces con el coche o si te compensa seguir trabajando. No sé si es el mejor consejo pero es que mi caso es el ejemplo de que de todo se sale, si realmente se quiere.


16 comentarios:

  1. Creo que cuando de verdad lo quieres, no te para ni el contrato, ni el coche, ni la reforma.... O al menos así lo siento.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, pienso como tu. Cuando decidi tener a mi tercera tortuguita, mi marido me decia que economicamente no podiamos... yo pensaba que ya resolveriamos los problemas cuando fueran viniendo, que yo queria otra.... y ahora mismo no me arrepiento de nada, soy super feliz con mis tortuguitas...

    ResponderEliminar
  3. Yo aún hablé de eso ayer con unas vecinas, una de ellas tiene su hijo 22 años y yo lo animaba a que hiciera a su madre abuela....Nunca me he arrepentido de tener a la princesa mayor tan joven, volvería a hacerlo si vuelvo hacia atras...no entiendo a esa gente que quiere tener todo en bandeja y preparado para luego tener hijos....una cierta estabilidad si, que en mi caso no había, yo también me preparé academicamente, después de haber tenido a la mayor, y aqui estamos, felices!

    ResponderEliminar
  4. totalmente deacuerdo.... muchas discusiones con mi marido al respecto!!! según él tenía que estar todo perfectamente arreglado y yo siempre dije que si esperabamos ese momento núnca llegaría!!! ahora mi princesa tiene 17 meses y vuelve a empezar la historia... yo que quiero otro y él que no aún no! JOOOO..... poco a poco accede más a hablar del tema... espero y no tarde mucho en decidirse!!!!, me ha encantado ésta entrada!!! verdad verdadera!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me parece que fuisteis muy valientes. Felicidades!!. Nosotros nos liamos la manta a la cabeza y decidimos que queriamos ser padres, jose era Residente de familia de primer año y a mi me quedaban 2 asignaturas y el proyecto para terminarla. Embarazada aprobe las dos asignaturas, presenté el proyecto fin de carrera e hice un master, hice una mudanza (y otra con la gorda con 2 meses), fui a natación, a clases de preparto... Estamos felicies de la decisón tomada y no me arrepiento para nada, he renunciado a muchas cosas pero ver la cara de mi gorda a diario, me compensa con creces!! Vosotros erais todavía más jovenes, yo tenía 27 años, que tampoco era tan joven pero en vista de como estan las cosas a nuestro alrededor parecemos padres adolescentes jejej. Un besito

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón, creo que nunca es el momento adecuado si pensamos en tener la casa adecuada y el coche adecuado.
    En mi casa mi madre siempre nos decía que si eramos lo suficientemente mayores para mantener relaciones también lo éramos para criarlos si nos quedáramos embarazadas. Que nos ayudaría, pero que siempre se sale adelante. En las cosas materiales tienes toda la razón!

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué lindas palabras, Elena! Tardé en llegar aquí (no sé ni por qué, discúlpame), pero llegué. Y estoy feliz de haberlo hecho. Tienes un blog precioso, sobre todo por las experiencias y las palabras que compartes con todos. Aún no he recogido mi premio (no tengo muy claro cómo va todo ello), pero te lo agradezco infinitamente. Y te ofrezco toda mi admiración y respeto. Estoy segura de que eres una mamá de esas que los pequeñitos exhiben con orgullo... bueno, aunque a ellos -como debe ser realmente- no les importa exhibir sino disfrutar: eres una mamá que los pequeñitos disfrutan, sin duda. Y ésa es la mejor de las mamás.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. En este mar de dudas me encontraba yo hace poco y ahora me he dado cuenta de que realmente quiero repetir maternidad por encima de todas las cosas aunque con mis casi 35 tacos puede que lo que pase es que sea demasiado tarde... Buena reflexión!

    ResponderEliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.
    Una reflexión adicional: tan malo es postponerlo hasta tenerlo todo perfecto, como tener hijos solo porque se te va pasando la oportunidad. Eso sí que me da pena, y ultimamente he oido varios casos. Hay que tener los hijos cuando uno siente ese instinto, no en base a que "ya no puedo demorarlo más", o en base a "antes tengo que tener el piso y el coche".
    Bsos

    ResponderEliminar
  10. Tienes mucha razón, cuando tuve mi primer hijo era una niña (16 años) y con mucho esfuerzo y mucha ayuda tambien lo saque adelante... Antes de tener al segundo, lo pensamos mucho por lo de la economía familiar, pero nos lanzamos y tambien hemos podido (con mucho esfuerzo) pero vamos muyy bien...

    ResponderEliminar
  11. Es una lástima que vivamos rodeados de estos valores y que a veces, incluso, lleguemos a pensar que son los único válidos... Menos mal que hay valientes que se atreven a poner los puntos sobre las íes ;-)

    ResponderEliminar
  12. Te doy la razón en todo, no lo podías haber dicho mejor! Besotes

    http://laaventurademiembarazo.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo. Si me hubiera guiado por las cosas que nombras aun no tendría a mi bebe. No voy a negar que a veces se complica, pero todo se resuelve y no me arrepiento de haberlo tenido. No se que haría sin el

    http://lamamadeelian.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Esta reflexión que haces me afecta de lleno, porque en mi última entrada en el blog explicaba que mi situación laboral está a punto de cambiar y me preguntaba qué hacer respecto a la idea de ser madre. En fin, creo que tienes mucha razón, no hay un momento ideal, el momento es estar preparado y desearlo por encima de todo. Estoy aprendiendo mucho, a base de equivocarme, y creo que en el hecho de postergar mi maternidad y condicionarla a la estabilidad laboral que nunca ha llegado "la he cagado". Gracias por la reflexión.

    ResponderEliminar
  15. Parece que es común pensar en que hay que esperar a mejorestiempos para buscar bebes. Nosotros también lo pensábamos, yo decía que esperáramos uno o dos años, m espso decía que cinco, queríamos ser esta les, tener buenos trabajos, una casa adecuada, ahorrar dinero, un seguro de maternidad..... Creo que en realidad nos ponemos muchas trabas nosotros mismos, nos llenamos de anticonceptivos, de trabajo y al final, cuando los hijos llegan dejamos todo por ellos.....

    Finalmente, pienso que los hijos llegancuando deben llegar, ni mas tarde ni mas temprano.... Tu luchaste con el tuyo, y salieron adelante, es demuestra que si es posible tener hijos e ir creciendo sobre la marcha....

    ResponderEliminar
  16. Qué alegría da encontrar gente que piense así. Yo me quedé embarazada con 23 años cuando estaba acabando de estudiar. Todo el mundo dijo que era un error, que no acabaría mis estudios, que no podría trabajar, que mis amigos me dejarían de lado,bla, bla, bla...
    Hoy, siete años después, no tengo uno, sino tres niños, terminé mis estudios y estoy trabajando en lo que deseé siempre,aunque no dejó de oir gente que me dice: "no vas a poder". Da gusto leer gente cómo vosotras!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...