domingo, abril 10, 2011

Cosas a tener en cuenta al visitar a una parturienta

Las normas sociales no escritas establecen que cuando un familiar, amiga, conocida, la hija de tu dentista, ha tenido un niño hay que ir a conocer al nuevo retoño.

Sin embargo en ningún sitio está escrito cuando, como y de qué manera hay que hacer esas visitas.
Lo más cómodo para estar seguros de no importunar es preguntar directamente a los futuros padres y más concretamente a la parturienta como quiere que lo hagamos.

Hoy en día es bastante habitual oír de boca de alguna futura mamá eso de “yo no quiero a nadie en la clínica” y hay que respetarlo sí o sí, por muchas ganas que tengas de conocer al nuevo miembro.

Si no te han dado instrucciones o la susodicha solo ha hecho un leve movimiento de hombros, acompañado de un “como quieras” poco convincentes ahí van un par de recomendaciones.

1.     Si no te une con la parturienta un lazo de consanguinidad fuerte y directo evita ir al hospital. Entiende que es una situación feliz pero agotadora y cuanto más tiempo se disponga para recuperarse tranquila y relajadamente tanto la madre como el bebé, mejor.

2.     Si la relación es tan directa que es casi obligado ir al hospital no lo hagas nunca, nunca, pero nunca, nunca  el mismo día del parto (ahí siempre fracaso yo, que tengo una mala suerte…). Ha sido un día muy intenso en la que los tres estarán cansados y no tendrán ganas de atender a las visitas.

3.     No importa lleves ningún regalo ni detalle para la madre o el recién nacido. Es más, casi es mejor que no lleves nada y evitarás que el padre tenga que hacer varios viajes al coche cuando se vayan a casa para trasladar todos los regalos.

4.     No alargues la visita. Un cuarto de hora es más que suficiente para conocer al niño e interesarte por la salud de los dos. No es necesario que te quedes a cenar ni que le cuentes a tu amiga del alma lo que te ha dicho fulanita o como iba vestida menganita.

5.     ¡Ojo con el niño! Por muchas ganas que tengas de verle el color de los ojitos evita despertarlo si duerme, hablar fuerte demasiado cerca, que lo cojan demasiadas manos y… ¡cuidado con los flashes! Piensa que es delicado y que acaba de nacer.

6.     Atentos a los hermanos mayores. Por muy mono que sea el recién nacido, por mucha baba que se te caiga y demás si hay un hermanito mayor mirando también hay que tener algún gesto cariñoso con él y recordarle que no se ha vuelto transparente de repente.  
Si lleváis un obsequio para el bebé, llevad una tontería para el mayor, aunque sea un chupachups.
 (Esto es algo que no suelen tener en cuenta las visitas y que crea más de un conflicto. Yo, cuando nació la niña número 2 metí en la bolsa de maternidad paquetitos con chorraditas varias, de esas de los chinos, y cuando alguien le traía un regalito a la hermanita le dábamos un paquetito al mayor. Eso, además de tenerlo entretenido en el hospital nos evitó enfados innecesarios y problemas de celos prematuros).

7.     Esto es más una petición particular que un consejo. Igual no todas las mamás están de acuerdo conmigo, aunque igual sí. 
Después de cuatro partos no necesito saber a quien se parece mi bebé, si ha sacado mi boca, los mofletes de la abuela o las manos de primo lejano Rodolfo. 
Tengo más que comprobado que cada uno verá cosas diferentes en el mismo bebé, sobre todo las abuelas que se enzarzan en una lucha encarnizada por demostrar a alguien o a algo que se parece más a una familia que a la otra, aunque para eso tengan que remontarse a primos segundos lejanos a los que han visto dos veces pero que juran y perjuran que tiene la misma boca.
Yo no necesito saber eso, por lo menos no en el hospital.

8.     Si la visita la haces en su casa en vez de en la clínica pregunta siempre cual es el mejor momento para no alterar los horarios del recién llegado. No te ofendas si posponen o aplazan la cita y desde luego no te presentes sin avisar.  
No estaría de más que sugirieses quedar en algún sitio cercano, quizás los padres agradecen poder salir un poco sin preocuparse de tener la casa impecable apta para las visitas, con la nevera llena de aprovisionamientos en vez de dedicarse por completo a su bebé.
 ¡Ah!  Y aquí también debe aplicarse el consejo nº 4.

9.     Es de buena educación preguntarle a la reciente mamá como se encuentra y como ha ido todo pero no lo es tanto hacer observaciones en cuanto al tamaño que se le ha quedado de la barriga o que “que mala cara tienes”. (A mi es que me pasa de todo).

10. Os dejo el número diez para aplicar cada una los consejos según vuestra experiencia o preferencias, que seguro que tenéis mucho que decir.







20 comentarios:

  1. Con tu permiso, se lo mando la mami de mi sobri que sigue diciendo muy alegremente que vayamos todas a verla al hospital... Ya cambiará de idea, ya

    ResponderEliminar
  2. Que foto mas bonita!!! Me ha encantado la entrada, muy realista. Nosotros tuvimos suerte porque la gorda nació un 20 de agosto en sevilla y había mucha gente de vacaciones, aun así intentamos organizar las visitas lo mejor posible. Intentábamos en la medida de lo posible quedar dando un paseito o tomando un refresco, así también te evitas tener que preparar cosas y recoger la casa después. Muchos besos y espero que todo este yendo genial.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en todo lo que dices. NOsotros el tema visitas lo hicimos fatal, aun se me revuelven las tripas al recordarlo, jejeje.
    Eso si hay proxima, en la proxima no me pillan...

    ResponderEliminar
  4. Lo malo de mi caso es que tuve a mi bebé tan lejos que los que vinieron al hospital trajeron provisiones para quedarse y luego en casa casi fue peor.

    Pasé noche buena en el hospital y por desgracia me fui el navidad, cuando aún no me había subido la leche y... a recoger el piso para que pudiera venir la gente, me dio un bajón tremendo.

    Mi padre estaba de vacaciones y no vino a verme hasta que le salió del ... bueno, hasta reyes, jolines ... pudiendo conocer a su nieto el día que volvió, me supo fatal que esperara, vale que no hay que molestar, pero...

    Y lo de mi suegro... pues tanto me da.

    En general todas tus recomendaciones me parecen estupendas.

    ResponderEliminar
  5. pues muy buenos consejos, tengo q reconocer q yo queria q vinieran todos ! lluego me di cuenta q no fue tan buen idea

    ResponderEliminar
  6. ¿eres tú la de la foto?, ya has tenido a tu bebe?, si es asi ¡¡¡felicidades!!!, y en cuanto a la lista que has hecho estoy completamente de acuerdo contigo.
    un millón de besosxxx

    ResponderEliminar
  7. perdon , no había leído la entrada anterior jajaja.
    me alegro mucho por vosotros, es una felicidad saber que hay un bebe más en el mundo.
    besosxxx

    ResponderEliminar
  8. Y esto podrían publicarlo en todas las revistas y periodicos o anunciarlo en el telediario??? más que nada para ver si más de uno y de una se dan por aludidos y no van a las clínicas a agobiar!!!
    Yo lo pase muy mal con las visitas...porque venía gente que son amigos de mis suegros y con los que apenas tengo relación...con lo que ya me dirás que co** pintaban allí....
    si alguna vez vuelvo a tener otro hijo, desde luego que las visitas van a estar prohibidas!!!

    ResponderEliminar
  9. Un diez!!!
    Yo estoy con el ultimo comentario... esto no lo pueden publicar en el telediario!!!!
    Cuando yo tuve a mi hija, parece que la gente iba al hospital a "pasar la tarde", que poquito tacto tiene la gente....
    Y de la familia, ni hablo, mis padres bien (como se nota que ya tengo sobrinos...)
    Pero la politica....con eso de que era la primera...Se olvidaron de la madre y de los deseos que habia manifestado durante todoooo el embarazo. Vamos que se los pasaron por el "arco del triunfo"
    Si algun dia tengo otro bebe.... veras, tu, no aviso hasta que tenga una semana!!! jaja.

    ResponderEliminar
  10. AMENNNNN....yo con el segundo pedi por favor que no fueran al hospital.A mis amigas les dije que habia dado a luz cuando ya estaba en casa y aun asi me sobraba gente.Solo queria a mi lado a mi madre y a mi marido......Solo queria poder dormirrrr!!!es tan dificil de entender??pues nada,las visitas de mi compañera de habitacion triplicaban las que yo hubiera podido tener.....no fui capaz de decirles nada,solo queria llorar por no poder tener un poco de silencio.Atentas para las que vayais a ser mamas primerizas proximamente.

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razón, al principio quieres que vengan todos a verte al hospital... pero en la realidad... lo que quieres es descansar... ya habrá tiempo en casa para conocer al bebe... pero es muy dificil contener la emocion familiar...

    ResponderEliminar
  12. Tienes un premio en mi blog! pásate
    http://www.portandootroangelito.com/2011/04/y-un-premio-mas-introspeccion.html

    ResponderEliminar
  13. Ya has tenido a número 4???????

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrada!!, la verdad yo no tengo queja, en el hospital no ha ido nadie a molestarme, solo mis padres, abuelos y mis suegros, y no en todos, porque soy de las que está poco tiempo en el hospital :D
    Y en casa, si tiene visitas, pero la verdad han venido muy separadas y no han sido molestas.
    He visto hoy tu entrevista, maravillosa, me gustó mucho!

    ResponderEliminar
  15. @ Cayetana:
    Gracias, ahora me paso a recogerlo.
    @ Arual:
    Estás desconectada, jajaja. Lo anuncié en la entrada anterior.

    ResponderEliminar
  16. Cuánta razón tienes, este manual debería ser publicado en las entradas de las maternidades... Jejejejeje, más de uno se daría la vuelta.

    ResponderEliminar
  17. Elena querida y tanto que estoy desconectada, no doy abasto y suena ridículo porque sólo tengo un niño, qué vas a pensar tú que tienes cuatro ya???

    ResponderEliminar
  18. Pues yo soy la rara que hubiese preferido tener las visitas en el hospital a que viniesen a casa.
    A mi me faltaría un punto que es si tienes niños pequeños y te es imprescindible llevarlos a ver al nuevo bebe con 15 minutos corriendo, gritando y tirando todo es suficiente.

    ResponderEliminar
  19. Yo añadiría para el consejo número 10: Deja de decirles a los recientes padres "no vais a dormir nada" o "menuda os espera a partir de ahora". Estoy hasta el moño de esas frases. Vale que tu vida va a cambiar o ha empezado a hacerlo, pero coño, ¡tener un hijo es lo mejor que te ha pasado en la vida! Deja de ponerte cafre y cuéntales cosas bonitas ¡que también las hay!

    Y por cierto, enhorabuena por esos cuatro guapos y guapas que tienes :)

    Un saludo de una casi mamá primeriza :)

    ResponderEliminar
  20. me encanta tu blog y a 5 días de cumplir y tener mi segunda hija te robo la entrada. Espero que no te importe pero me parece taaaaaaan genial que no he podido resistirme.
    Si en algún momento no crees correcto lo que voy a hacer dímelo por favor, de un click lo borro.Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...