jueves, marzo 10, 2011

Sobreviviendo al primer cumpleaños del niño número 3

El primer cumpleaños del niño número 3 fue todo un acontecimiento. Un acontecimiento agotador.
Quería que fuera especial, al fin y al cabo era su primer cumple y es el único bebé que me queda (por ahora) porque tanto el niño número 1 como la niña número 2 ya planean sus cumpleaños por su cuenta y en lo único que participo yo es en pagar, recoger y limpiar.
Pero el niño número 3 todavía no habla así que podía prepararle todas las tonterias y cursiladas que quisiera para su cumple.
No calculé que mi barriga ya me estorba y lo que en otro momento hubiera hecho en un ratito en mis condiciones me llevaba toda la mañana.
Me hacía ilusión prepararle una tarta de Pocoyó, del que el niño número 3 es fan total e incondicional ( a mi me resulta muy gracioso y soy totalmente comprensiva) 
Después de bucear un poco por internet me imaginé el diseño que haría y como quedaría en realidad.
Lo más espectacular era hacer una tarta de esas recubiertas de fondant y que ahora están tan de moda. No parecía que diese mucho trabajo (ilusa).

Después de hacerme con la receta y comprar todos los ingredientes me puse manos a la obra.
Primero funde las nubes, después amásalas durante 23 horas y media porque se te quedan pegadas, al mismo tiempo haz los bizcochos, porque sino hay bizcochos no hay nada que forrar, con el horno esmirriao que tengo y con los moldes de pastel de los chinos eso o no subía o se derramaba, así que tuve que hacer nada menos que cuatro bizcochos para que aquello tuviera la altura que yo había imaginado. El fondant que no liga, venga azucar glas y más y más.
Cuando ya creía que lo tenía tuve que ponerle los colores, (otra odisea) y otra vez a amasar.
Después estíralo, pero resulta que vuelve al mismo sitio (¿por qué?). 
Por supuesto desistí de hacer yo misma los muñequitos de Pocoyó y sus amigos que había pensado en un principio. En su lugar los compré en El Corte Ingles al módico precio de 10 € que me pareció una barbaridad al principio y una ganga en cuanto me dí cuenta de lo que me iba a ahorrar en modelar.
Finalmente algo salió, no era lo que tenía diseñado, ni mucho menos, pero la tarta causó sensación en la fiesta y estuvo comestible.



RECETA DEL FONDANT DE NUBES
Ingredientes:
- Nubes
- El doble de peso de nubes en azucar glass.
- Colorante (si se quiere hacer de colores)
Preparacion:
1- Separar las nubes, las blancas de las rosas (Las rosas las emplearemos para añadir colorantes de ese tono: Rojos, lilas, morados, etc…)
2- Fundir las nubes en el microondas, con mucho cuidado de que no se peguen. Salpicar primero con un poco de agua. (1 min. a media potencia). Remover y si no se han fundido del todo volver a meter en el microondas unos segundos más.
3- Echar el azucar glass poco a poco en el bol mientras se va removiendo con una cuchara de madera.
4- Cuando creemos que ya no chupa más embadurnarse las manos de margarina y amasar con las manos mientras se echa el resto del azucar.
5- Cuando ya se tiene la masa lista (cuando ya no se pega a los dedos) es el momento de añadirle el colorante mezclándolo bien para que coja el color.
6- Una vez hecho se puede guardar en la nevera bien envuelto en plástico y puede aguantar unos meses.
7- Para extenderlo encima del bizcocho se aplana con un rodillo de la extensión y grosor deseado. Ni demasiado grueso ni demasiado fino.
¡Que lo disfruteis!


Por cierto, el niño número 3 se lo pasó pipa en su fiesta. Descubrió que eso de los regalos es un gran invento y marraneó porquerías y chuches todas las que le dejaron.

2 comentarios:

  1. Que trabajo!!!

    Te quedó muy bien!!!

    Yo eso de las nubes no creo que lo intente, no lo había oído nunca, pero parece complicadillo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya tarta más chula! Mereció la pena el trabajo!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...