martes, marzo 29, 2011

Joer, que noche !!!


Me gustaría que el título de este post se refiriese a una noche loca de juerga y desenfreno, a una de diversión y risas contenidas o incluso a una de sexo y lujuria, pero la verdad es que no. Que el título viene a que el niño número 3 no nos ha dejado dormir.

Para bien o para mal he tenido la “suerte” de que todos mis niños han dormido plácidamente desde muy, muy pequeñitos.
La gente alucinaba cuando les contaba que el niño número 1 dormía toda la noche seguida desde la semana de vida y, aunque sabía que no era lo habitual, cuando llegó la niña número 2 la cosa no empeoró, pues se despertaba una sola vez por la noche para pedir su comida, se la tomaba  a la velocidad del rayo y se volvía a dormir.
El niño número 3 fue parecido.
Mientras tuviera su chupete en la boca no necesitaba nada más y pudimos pasarle a su cuarto a los dos o tres meses.

Así que, salvo excepciones y enfermedades en mi casa a la hora de dormir, se duerme.
El inconveniente de todo esto es que, cuando aparecen estas excepciones al día siguiente estás como si te hubiera atropellado un autobús por la poca práctica de dormir en intervalos de 10 min. Con un niño berreándote en una oreja.
Ayer fue uno de esos días.
No es que el niño número 3 estuviera enfermo o febril, ni nada, simplemente lloraba. Estaba comido, cambiado, pero lloraba.
Después de media hora con el niño para arriba y para abajo con la espalda matándome porque el niño número 4 no quiere salir a pesar de la “gran luna” que acaba de pasar decidí (ilusa) llevarlo a mi cama para que se calmase y cogiera el sueño y cuando papá viniera, (que siempre trasnocha un poco más y que se atreve a llamarme marmota a pesar de que no tiene que cargar con un barrigón de chorropotocientos kilos…) lo llevase a su cuna de nuevo.
Así que durante un par de horas estuve “durmiendo con mi bebé”.
A las que no tengan hijos os aclararé que un bebé siempre, siempre, siempre duerme atravesado. Da igual lo grande que compréis la cama. Os encontrará para incrustaros los talones y llenaros a patadas.
No sé bajo qué ley científica se rigen y da igual las veces que lo endereces, a los dos minutos tienes los talones de tu criatura clavados en los riñones.

Descubrí con gran asombro la cantidad de veces que se movía. No podía contar hasta 10 sin que se hubiera dado la vuelta, 10 más otra vuelta, 10 más boca arriba, 10 más boca abajo…
Cada vez que el se movía yo daba un respingo por si se caía de la cama (como estas situaciones solo ocurren excepcionalmente mi cama no está preparada). Así que 10 seg., respingo, 10 más otro respingo, 10 más otro…

Llegó papá, por fin, pero el bebé decidió contraatacar poniéndose a llorar, incluso dormido y sin saber que pasaba, no fuera cosas que lo sacasen de allí y se quedase sin el juguete al que darle patadas.
Allí nos quedamos los cuatro: papá, mamá, el niño número 3 y el barrigón con el niño número 4 que en cierto momento de la noche se cansó y decidió comunicarse con su hermano. Cada vez que recibía una patada la devolvía quedándose mi ombligo como frontera entre los dos.

Y así estoy hoy. Como si me hubiera pasado por encima un tractor, arrastrando hasta la última molécula de mi cuerpo (con barriga y niño número 4 incluidos) por una casa patas arriba y sin fuerzas para levantar nada.

Lo más irónico es que el niño causante de todo esto está como una rosa, como si hubiese dormido de un tirón toda la noche y no hubiese despertado a papá de un cabezazo de madrugada.

Aún así, agradezco que esto ser la excepción y no la norma, puesto se que en muchas casas esto es el pan de cada día, bueno, de cada noche.


20 comentarios:

  1. pobre no?alomejor esta con la boca y por eso estaba incomodo,yo si e pasado muchas noches de esas con Jaime,DAvid nunca me dio lata pero Jaime...se despertaba cada dos horas piendo de comer y a dia de hoy aveces se despiertta y lo metemos con nosotros pero duerme como tu dices y lo peor en la almohada!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pobre!, tendría una pesadilla o algo. Las mias hacen como los tuyos las noches para dormir, pero una vez la pequeña empezó a llorar y no paraba ni se despertaba del todo...suerte que no duró toda la noce. Ahora a descansar!

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadamente yo se muy bien lo que es no dormir por la noche,mi hija no durmió nada de nada hasta el año y eso porque ya no aguantamos mas y le dimos gotas.No estábamos acostumbrados a las malas noches porque el mayor siempre había dormido muy bien,pero llegó ella y se acabó la diversión jaja,ahora es como una marmota.Bueno a descansar y recuperarte, a ver si esta noche os deja tranquilitos.bss.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas kompañera !!! o no tan buenas por k kon la nochecita k as pasado imagino k no será de tus días más brillantes.
    Donde hay k apuntarse para el sorteo ese k kuentas de noche loca de juerga, desenfreno diversión, risas contenidas o incluso a una de sexo y lujuria ??? Di k kon la mala suerte k tengo, seguro seguro k no me toka jajajaj

    Gracias a dios estoy kommo tu, kon 4 pekes k desbordan energias a raudiales, a si k de noche dormiditos komo lirones... pero cuando toka, toka y ufff k larga y desesperante k se hace la noche...
    La falta de constumbre es lo k duele jejejeje

    Mil besotes reina, a descansar un pokito (si esk te dejan) :D

    ResponderEliminar
  5. Pobrecillo,a saber que le pasaba. Espero que ésta noche no se repita y os deje dormir!

    Lo de la comunicación via ombligo se puede contar como la primera "pelea" entre hermanos? :-) Que majos!

    ResponderEliminar
  6. hola, acabo de descubrir tu blog gracias a Eva, me parece fascinante crias 4 niños, tengo que leerte mas detenidamente, un besito
    http://lomejordemividamisninos.blogspot.com/
    http://cosesdecasaymuchomas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. cuanta razon tienes al decir que siempre duermen atravesados, tampoco es norma que mi niña duerma con nosotros, pero cuando lo hace, cabezaso seguro!!!! Pues en éstos casos paciencia y estoy deacuerdo igual son los dientes... a la mía le pasó!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Menuda noche. Por suerte mi hijo siempre ha dormido bastante bien y nos ha dado pocas noches pero la que te da al día siguiente es mortal.

    ResponderEliminar
  9. Me encantaaa!!!me he reido muchisimo jajaj tienes toda la razon,no se sabe porque ley antinatural siempre que los metes en tu cama(gran error que cometemos las mas debiles)acabas con un codazo en la cara o una patada en el costado..una detras de otra,claro.Me gusta mucho tu blog,te seguire,echale un vistazo a la pagina web y me dices que te parece: www.babyking.es

    ResponderEliminar
  10. Yo al igual que tu no sé lo que es pasar una mala noche, pero pobre, el peque algo le pasaría sino dormiría y punto, jeje, pero claro entiendo tu incomodo porque es tal y como lo cuentas siempre atravesados y la verdad no hay quien pueda descansar de esa manera.
    Un besiño

    ResponderEliminar
  11. El mío era super dormilón y no me daba problemas pero un buen día decidió que aquello se había acabado y pasamos una temporada horrible, además como no estaba acostumbrada yo sufrí mucho. Después volvió la calma pero hace poco volvimos a tener otra temporadita de noches malas. En mi caso no sé ni como van ni como vienen pero es una locura. De todos modos no me extraña que te hayas animado con cuatro, si te han dado buenas noches en general ya es un puntazo!

    ResponderEliminar
  12. Hola! acabo de llegar a tu blog y ya me he puesto al día, creo que tienes una familia estupenda.
    Mi hijo también lleva unos días durmiendo regular, no sé si serán los colmillos o los terrores nocturnos, espero que esta noche duerma mejor tu peque y os deje dormir.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Creo que los que estamos acostumbrados a dormir en el momento que no nos dejan dormir lo psamos realmente mal,los mios duermen estupendamente y mucho asiesque la noche que pasa algo la pasamos un poquito mal.

    ResponderEliminar
  14. Esta hermosos tu blog, me encanta, educar a cuatro es un nombre original, autentico. Luego hablaremos mas por el privado.

    Te cuento que acaban de despertarse de su siesta numero tres y cuatro, se me acabo el recreo... por suerte pude hacer un post en mi blog Mama Encolo... pasare pronto ya me están llamando bueno me voy me lla...

    ResponderEliminar
  15. hola Elena,
    acabo de descubrirte y he de decir que me encanta el tono de tu blog, desenfadado y divertido, es muy dfícil criar 4 hijos, yo tengo 3 y se agradece ver como le quitas hierro a eso de la familia numerosa, que ultimamente parecemos apestados jajaja. Me encanta el blog y ya tienes una fiel seguidora.
    besosxxx

    ResponderEliminar
  16. seguramente estaba incomodo con algo, los dientes? pobre mio!. Lo de dormir atravezado pense que solo lo hacia el bicho de mi enano!, q alivio me da jaja

    como decis, por suerte esto es poco comun, ya te digo yo que es cierto eso de "mal acostumbrarse" cuando tus hijos son de buen de dormir, te dan una mala noche y al dia siguiente sos un zombie completo

    ResponderEliminar
  17. Acabo de descubrir tu blog y me encanta!!! Pobre, que noche habéis pasado, menos mal que no es la norma general jejej. Un besito fuerte y espero que hoy vaya bien!!

    ResponderEliminar
  18. Hola!

    Me ha encantado tu blog y vengo para quedarme y leerte siempre que pueda.

    He leido la entrada de hoy, la de ayer, la del domingo... y me he reido con las cosas que cuentas. La verdad es que hoy en dia 4 hijos no es lo más habitual, pero debe ser maravilloso. Todo lo bueno de tener un hijo, multiplicado por 4!

    Me pasaré a menudo, al menos para saber si el Bebe 4 ya esta en casa!

    besos y que sea una horita corta

    ResponderEliminar
  19. hola :D
    definitivamente que bueno que éstas noches no suelen ocurrir porque hay amis que no pueden dormir placenteramente.
    En fin, que tengas un lindo fin de semana!

    ResponderEliminar
  20. Elena: yo con J estuve cuatro años sin dormir toda la noche. No sabes lo que le quiero. Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...