miércoles, noviembre 26, 2014

Manualideas: Un tambor con una lata




Para hoy una manualidad que tenía por ahí guardadita desde este verano: Cómo hacer un tambor con una lata. La imagen es bastante explícita, pero si queréis ver como lo hemos hecho solo tenéis que pulsar aquí.


martes, noviembre 25, 2014

Anécdotas lingúisticas.

El otro día fui a hacer unos trámites con  mi Sr. Marido (uno de los miles que hacen falta en el país de la burocracia) cuando la señora nos reprendió por hablar español delante de ella.
Inmediatamente nos disculpamos y empezamos a hablar en francés. Pero si ya de por sí me cuesta horrores hablar en francés hacerlo con él o con alguien que se que me va a entender mejor en español me cuesta mucho más. Sobretodo si los presentes no están incluidos en nuestra conversación, si me dirijo única y exclusivamente a él.

Eso me recordó a una anécdota que tuvo lugar con una amiga hace unos años. Se quejaba de que en un grupo una madre y una hija estaban hablando en catalán entre ellas en su presencia.
Lo encontraba una falta de educación.
Yo no lo tengo tan claro, pues si se hubieran dirigido a ella, por supuesto que es una falta de educación, pero estaban hablando entre ellas. ¿No es también una falta de educación escuchar conversaciones ajenas?.

En mi chiquisla, que tenemos dos lenguas (el español y el mallorquín) es muy habitual que en un mismo grupo haya varias conversaciones a la vez en los dos idiomas pero es que dicen que es muy difícil cambiar de lengua cuando te diriges a alguien que has conocido en la otra, con lo cual se pasan el tiempo cambiando de lengua dependiendo a quien se dirijan.
Una cosa muy distinta es cuando te diriges a alguien en una lengua sabiendo que no la habla solo porque crees que como vive ahí es su obligación saberla.
No quiero entrar en polémicas pero tened en cuenta que estamos hablando de Mallorca en la que hay un porcentaje altísimo de extranjeros (y no solo hablo de los turistas), de sudamericanos y de peninsulares que se han instalado ahí. Pretender que todo el mundo sepa hablar mallorquín es poner muchas trabas a la comunicación. Eso si lo encuentro una falta de educación.
Y creedme que esas cosas pasan (y mucho). Conozco una chica que habla catalán allá por donde va (y me parece genial, ojo) pero se me caía la cara de la vergüenza cuando en un restaurante venía el pobre camarero (era sudamericano, pero no recuerdo de donde...da igual, si hubiera sido madrileño le hubiera pasado igual) e hizo toda su comanda en catalán. El pobre hombre, claro hubo cosas que entendió y cosas que no y cuando le pedía confirmación ella volvía a responderle en catalán porque su obligación era saberlo.

Es la misma chica que en otra reunión se nos agregó una chica alemana (una amiga de un amigo) pero que hablaba español perfectamente. Después de media hora de conversación en mallorquín, obviamente la chica no pillaba nada y pidió que cambiaran al español. Pues aquella se negó y al final acabaron todos hablando en inglés.

Así que yo seguiré cambiando de idioma siempre que pueda sin tener muy claro lo de si hablar con mi marido en presencia de otros queda de mala educación.

Feliz martes.


No Sabes de que hablar con una mujer? Entra!

lunes, noviembre 24, 2014

El click de la semana: Eligiendo gafas.


Sin duda la imagen de la semana es esta: La visita a la óptica para elegir las gafas.
Tantas le probamos que no recuerdo si eran estas las que elegimos al final.
No había demasiado surtido (inconvenientes de vivir en un chiquipueblo). Muchas no le iban bien, las que le iban bien le quedaban fatal y las que le quedaban más o menos bien el color no nos gustaba. En fin, al final dimos con unas.

Esta semana, además, ha venido acompañada de actividades en el cole, y algunos virus para el niño nº 4. Esta semana ha sido intensa para él.

Os recuerdo, que si sois curiosas me podéis seguir por instagram. Nos vemos allí.

viernes, noviembre 21, 2014

De visita a la óptica: Socorro!.

En las últimas dos semanas he tenido que ir a hablar con las tres profesoras de mis tres hijos pequeños, he ido una vez al otorrino, otra al dentista y dos al oculista, he hecho unas jornadas del inem y un taller de costura, he ido tres veces al cine, cinco veces a tomar café con cinco amigos, he participado en una actividad del cole de los peques, hemos celebrado un cumpleaños y hemos tenido invitados a cenar dos veces.
Un completo y absoluto caos!!!.

Un caos que me encanta, para que lo voy a negar. Me encanta estar ocupada y tener muchas cosas que hacer. Si además alguna de esas cosas incluye actividades sociales ya estoy en mi salsa.
Pero igual es por eso que después me siendo a escribiros y no se muy bien que contaros, no he tenido tiempo de pensar nada y no tengo nada demasiado relevante que decir.

Bueno, en realidad si que podría contaros algo.
Ayer, como os decía tocó visita con el oculista con mi pequeño nº 4 y el diagnóstico ha sido que tiene un poco de hipermetropía y que tenemos que ponerle gafas.
El médico no nos dijo mucho más y cuando intenté sonsacarle algo me tomó por tonta, me dio una tarjeta de una óptica y me dijo que fuera allí con ese papel para elegir unas gafas.

Ya se que no es grave pero la verdad es que no me lo esperaba.
Fui yo quien insistió al Sr. Educando a cuatro para pedir hora después de varios meses (el nunca le da importancia a estas cosas) porque allá por el verano el niño cogió la manía de parpadear más de la cuenta. No lo hizo mucho tiempo, quizá un mes y al final parecía más un mal vicio que un síntoma de nada, pero a mi ya me había dado tiempo de hacerme películas y de asociar que quizás por eso se caía tanto.
(La verdad es que no creo que tenga nada que ver, pues el niño se cae básicamente porque no mira y además no le importa caerse porque nunca se hace daño).
Pero yo ya tenía el ronroneo (= dícese a esa duda que le quedan a las madres después de sacar conclusiones de algo y que se la quitan con la excusa de "así me quedo más tranquila") e insistí al Sr. Papá para que pidiera hora al oftalmólogo.
Pero después llegó el cole, después tuvimos que pasar por la pediatra y después pedimos hora con el especialista que nos la dio para dos meses después y allá que nos fuimos la semana pasada.
Mi niño se portó como un campeón diciéndole a todo el mundo (tres personas en total) cuando veía coches, flores o casitas. Eso sí, en español, que nadie consiguió sacarle ni una palabra de francés al puñetero.
Después de no verle nada nos hicieron pasar a otro especialista (de los músculos de los ojos, según me explicaron y ni de broma puedo repetir cómo se llamaba) para descartar el estrabismo y lo descartamos.
Nos dieron cita para ayer para mirarle después de dilatarle las pupilas con unas gotas y fue ahí cuando nos apareció la sorpresa.
Y es una sorpresa porque nadie en mi familia ni en la de mi marido ha llevado gafas de niño (si es que el factor hereditario tiene algo que ver). No tengo ni idea de los cuidados que requieren, las precauciones que tengo que tomar, los pequeños trucos que me hacen falta saber.
Así que una vez más recurro a vosotras para que me orientéis.
¿Algo básico que tenga que saber?.

No puedo evitar pensar que justo le han ido a poner gafas al niño menos indicado, al que suelta inmediatamente lo que tiene en la mano si sus ojos se fijan en algo mejor, al que es tan despistado que nunca sabe donde tiene nada, en que día está, como se llama su compañero de al lado o que ha comido hoy.
Y además al más brutazo y al más destrozón.
Sospecho que se nos va a ir el sueldo detrás de las gafas del niño.

Así que mañana nos vamos a ir a la óptica a elegir gafas. Hemos intentado explicarle que va a pasar (que va a llevar unas gafas "superchupimolonas" y que podrá elegirlas del color que quiera) y me parece que no ha entendido nada.
Su hermano, el nº 3, en cambio ahora va diciendo por ahí que tiene que ayudar al nº 4 a caminar porque "como el no ve....". Jajajaja.


miércoles, noviembre 19, 2014

Manualideas: Pintar bellotas para decorar.


A mis niños les chicla y les rechifla coger bellotas. Las consecuencias es que tengo kilos de ellas y no se que hacer con tantas. Me las voy ingeniando para hacer manualidades. Hoy os traigo estas de como pintar las bellotas con pintauñas para decorar un rincón de nuestra casita y darle un aire otoñal. 
Si queréis ver cómo lo hemos hecho pinchad aquí. 






martes, noviembre 18, 2014

Espíritu patriótico.

Si hay algo que me gusta de los franceses y que no se si he comentado alguna vez es su espíritu patriótico.
Hasta ahora el hombre patriótico estándar lo tenía yo encasillado en los Estadounidenses (influencias del cine, supongo), pero desde que vivo en Francia veo que estos no se quedan atrás.
Los ves por ahí inflados de orgullo hacia su país, pensando que es el más grande (en todos los sentidos), que es el más importante, el más influyente, que el francés es el idioma universal y que siglos y siglos de historia les amparan.
Yo les miro con gracia a veces, otras con cierta envidia.
Y es que al margen de que tengan o no tengan razón, que está claro que en algunas sí y en otras no me encanta ese espíritu patriótico y lo querría yo para mi.
Y es que me da la impresión de que los españolitos estamos más acostumbrados a pasearnos por Europa con la cabeza gacha pensando que venimos de un país de pandereta (aunque lo adoremos).
Somos los primeros que nos infravaloramos: Que España comete un error: "claro, solo nos podía pasar a nosotros", que somos los últimos en nivel educativo "es lo normal", que publican cualquier lista de loquesea de Europa y esperamos estar a la cola. Y no es que lo estemos, pero esperamos estarlo y nos sorprende cuando no es así.
(Excepto en deportes, eso se mide y se siente de manera diferente).

Es por eso que cuando veo a los franceses alardear de ser el país más productivo de Europa (que se que no es cierto), el que produce más y mejor vino (me han contado que tampoco), que el francés es el idioma universal (los Franceses salen poco de Francia, jajaja) o que siendo cocinero francés tienes trabajo asegurado en cualquier rincón del mundo y cobrando una pasta además (eso tendría que investigarlo pero huele raro).
A veces no les corrijo y les dejo que se inflen, que presuman y que se sientan orgullosos que es muy bonito verlos así y últimamente en España el patriotismo no se estila mucho.



lunes, noviembre 17, 2014

El click de la semana: Habemus cocinita!!!.


Tal y como os conté hace un par de semanas en esta entrada, estab ayo como loca haciendo una cocinita para mis peques con mis manitas. 
Ayer conseguí acabarla (por fin) y se la di. ¡No veáis el éxito!. ¡Insuperable!. ¡Más que comprarle la moto de mac Queen. 
Veintisiete pizzas, doce uvas, treinta y dos cafés, seis donuts, tres tostadas, y dos manzañas después seguía yo más inflada que un pavo orgullosísima de mi misma. 

En la foto no se ve muy bien (llovío todo el día y no había nada, pero nada de luz) pero ya os pondré en algún sitio fotos mejores e instrucciones por si queréis probar de haceros una vosotras para estos reyes. 

Os espero por instagram

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...