martes, septiembre 30, 2014

De escapada.



Estoy en un estado zen, así que no me habéis muy rápido que igual reacciono tarde.
Hemos pasado un fin de semana de escapada en una cabaña de madera al lado de un lago en medio del bosque y ha sido como estar en el paraiso.

Vengo como si hubiera estado en un spa.
Cuando mi marido y yo nos planteamos lo de esta escapada (con niños) me pasé un buen rato mirando por internet el sitio ideal.
Hace dos años nos escapamos también a unas roulottes en medio del monte y estuvo muy bien pero encontré algunas carencias, como entretenimientos para los niños (indispensables si empieza a anochecer pronto).


(Imagenes de las roulottes de hace dos años) 

Así que esta vez, aunque quería algo parecido en cuanto a la originalidad esperaba que el entorno estuviera un poco más surtido...¡y acerté de pleno!.

Imaginaros. Un lago precioso, con sus patos y su piragua para que puedas ir a dar un paseito al atardecer, su parque con columpios de madera, estanque con patitos de plástico para pescar, camas elásticas, y toboganes, piscina climatizada, animales, bellotas para recoger (con lo que le gusta a mis niños coger bellotas) y todo en medio de un entorno idílico.
Encima nos hizo un tiempo inmejorable. Si hasta tomamos el sol en bañador, cosa que solo hemos podido hacer un par de veces este verano (en Francia)!!!.


Además, esta vez, en un alarde de padres liberados le dimos la opción a los mayores de vernir con nosotros o quedarse pues el nº 1 tiene ya 15 años y lo encontrábamos capaz de cuidar de su hermana y responsabilizarse de sus cosas sin montarme una fiesta ni quemar la casa.

Así, que por primera vez en mucho tiempo fuimos 2+2 algo más de un par de horas y a pesar de que echamos de menos a mis niños "mayores" es mucho más manejable moverte con dos que con cuatro.

Lo dicho. Como en un spa.


PD: Los mayores no quemaron la casa pero se pasaron el finde viendo la tele, comiendo porquerías (e ignorando la comida que yo les había dejado) y peleándose, el uno porque quería dejar constancia de sus superioridad y la otra de su chulería.

No salió perfecto, igual hay que practicar más, jajaja.










lunes, septiembre 29, 2014

El click de la semana: Otoño


Ya es inevitable. Por mucho que no queramos admitirlo es un hecho. Ha llegado el OTOÑO!!!. 
Miremos el lado positivo: La chimenea, las hojas de los árboles, las infusiones, manualidades las tardes de lluvia, las castañas, los abrigos, Halloween, las galletas caseras,....
Preparados????. 



viernes, septiembre 26, 2014

Septiembre

imagen+feliz+mes+de+septiembre+01


Septiembre empezó con buen pie, pero la verdad es que ha medida que ha ido avanzando no ha hecho más que mejorar.
Primero fue una buena noticia que llegó de España en el que terminaban unos asuntos judiciales (nada importante) que tenía a medias incluso antes de venir a Francia y que me quitaron un peso de encima.

Unos días despues fue la vuelta al cole, que siempre es motivo de celebración (¿o no?).

Después, la noticia de la visita de unos amigos de Mallorca a los que queremos mucho y que lo están pasando un poco mal a causa de la dichosa crisis.
La consiguiente visita, por supuesto. Una semana de relax, de excursiones, de tertulias y de convivencia multiple (eramos 9 en casa!!!) que me han hecho una vez más estar alejada del blog (me lo perdonáis, no?).

En medio, la celebración de los 7 años que hace que nos conocemos mi marido y yo. Siete años en lo que han pasado muchas cosas y una bocanada de aire para que sigan pasando muchas más.
Y yo, que soy un poco cursi cuando me pega la neura, le preparé un regalo especial haciendo mis pinitos de scrapbooking: Le preparé un cuaderno con fotos nuestras, recortes de notas que nos hemos ido dejando en estos 7 años, fragmentos de mi diario que escribía cuando nos conocimos, promesas,...
Nos fuimos a cenar y se lo dí y así entre plato y plato recordamos muchas cosas y revivimos otras tantas, fue una noche muy bonita.

El colofón final fue el trámite de adopción que tenía mi marido hacía mis hijos mayores y que ha terminado con éxito. (Mis hijos ya tienen todos el mismo apellido!!!).

Aún quedan un par de días más de septiembre pero no se me ocurre que más podría pedirle. Igual si se estira mucho podría alargarse hasta fin de año y que el 2014 se convirtiera en un año genial.


jueves, septiembre 25, 2014

Manualideas: Teléfono con vasos de papel.

Telefono con vasos de papel

Con algunos días de retraso no quería dejaros sin la manualidad de la semana. (Aunque ya sabéis que podéis encontrar un montón aquí, en mi otro blog).

En este caso hemos hecho una manualidad clásica, de las de siempre: Un teléfono con vasos de papel, que seguro, seguro que vosotr@s hicistéis un montón de niños pero que lo teníais olvidado.
El paso a paso aquí.



viernes, septiembre 19, 2014

Sustos y soluciones.

Uno de los episodios negativos que tuvimos que sufrir en estas vacaciones de verano (que no todo iban a ser juegos en la piscina y relax en la playa...) fue que me llevé el susto de mi vida y tardé un par de días en sobreponerme.

El nº 4 es muy independiente, ya os lo he dicho alguna vez. No solo no pide ayuda sino que se ofende si se la ofreces. Él quiere hacerlo todo solo y si tiene dificultades él solo busca la solución.
Es esa personalidad la que muchas veces le guste estar solo, jugar solo y experimentar con el entorno. Lo ves investigando por qué el cubo de agua se vacía si hay un agujero en el fondo y casi puedes oir los engranajes de su cerebro.

El caso es que uno de esos días que estábamos en la playa de repente lo perdí de vista. Juro que fue medio minuto, quizás uno y estábamos tooooodos allí haciendo castillos en la orilla, pero no lo veía. A medida que iba mirando a mi alrededor cada vez haciendo una circunferencia más alejada de nuestro punto cero yo iba entrando en pánico. Eché a andar, después a andar más deprisa y acabé corriendo por una playa de varios kilómetros como una posesa buscando a un niño con un bañador azul y unos manguitos de Mac Queen (menos mal que acostumbro a no quitárselos) temiendome lo peor.
Ya no es solamente que se lo lleve alguien es que hay infinidad de peligros en una playa sobretodo el mar.

Al final todo se quedó en eso, en un susto porque lo encontré al cabo de unos minutos que a mi me parecieron milenios. Alguien lo reconoció y me vio a mi buscándolo y vino a avisarme de donde estaba. (Ventajas de llamar la atención por donde vamos, que alguna tendría que tener).

Y fue tenerlo en brazos y me eché a llorar como una tonta. Ahí, en mitad de la playa mientras mi marido me consolaba y el nº 4 me miraba con la sospecha de que había hecho algo mal pero no le estaban riñendo.

A partir de ahí nos pasamos una semana aleccionándole de que cuando perdiera de vista a papá y a mamá se parará para buscarlos, que no echara a andar (como solía hacer y eso hizo que apareciera tan lejos).
Le preguntábamos de repente: "¿Qué tienes que hacer si no ves a papá y a mamá?".
Y el iba respondiendo:
- "¿Que tengo que hacer?".
- "Buscarlos".
Hasta que conseguimos que se aprendiera "QUIETO" (y el añadió: y mover la cabeza).

Le fuimos haciendo pruebas de desaparecer un poquito cuando él se despistaba y al principio era muy desalentador porque echaba a andar en cualquier dirección pero al final conseguimos que se quedara quieto si no nos veía.

Al llegar a Port Aventura con esa barbaridad de gente le metimos una tarjeta con los teléfonos a cada uno en el bolsillo pero vi una máquina de recuerdos para hacerte placas tipo militar en el que grabas lo que tu quieres y me pareció mejor idea.
Ahora siempre llevo las placas en el bolso y si vemos que las vamos a necesitar se las ponemos.
Pero el susto que me llevé ya no me lo quita nadie.




martes, septiembre 16, 2014

Vuelta al cole

A estas altura la mayoría de los niños ya deberían haber empezado el cole. ¿Como lo lleváis? ¿Que tal la entrada?.
Nosotros hace ya más de dos semanas que tuvimos la "operación vuelta al cole", así que más o menos lo tenemos superado.
En casa cada uno la vive a su manera.
El nº 1 medio emocionado y medio asustado porque empieza en el Lycée (como el insti) y cuando fuimos a visitarlo casi parecía una universidad (era super chula!!!).
Va a tener profesores nuevos, sistema nuevo, asignaturas nuevas, y compañeros nuevos.
El niño nº 1 no es muy dado a la socialización, es más bien tímido y aunque siempre se acaba integrando ( y más bien rápido) conocer gente nueva no es algo que le haga ilusión.

La niña nº 2 empieza en un cole nuevo (otra vez). No enteramos de que en el cole que iba el año pasado había habido muchos problemas de violencia y amenazas durante el curso no solo entre los alumnos sino también hacia los profesores. También se me complicaba mucho lo de tener a cuatro niños repartidos en tres centros diferentes con tres horarios diferentes, así que le dimos la opción de cambiarse al que van sus hermanos pequeños. Fue decisión suya y aceptó (aunque sospecho que después se arrepintió). El primer día no iba muy entusiasmada y salió con una actitud bastante negativa diciendo que no se iba a integrar y cosas así. Dos días después estaba encantada, ya tiene amigas y a cogido todas las costumbres francesas como lo de darles dos besos a todas cada vez (pero cada vez) que las ve.
Ha sido una solución con lo del centro pero no así para los horarios ya que ella tiene horario de college y no coinciden ni con los de preescolar ni con los del lycée.

El niño nº 3 era el que más ganas tenía de empezar el cole. Le encanta el cole, le encanta aprender y en su opinión el verano había sido demasiado largo.
Cambiar de clase, de profesora y tener alguno compañeros nuevos le hacía ilusión pero algo no ha ido como esperaba y lleva dos días llorando cuando le dejo. LLORANDO!!!. Para mi es nuevo pues el año pasado, que era más pequeño y que no conocía el cole no lo hizo ni una sola vez.
En mi opinión es que se le hace muy largo. Como ha pasado a medianos le han quitado la siesta (y aún le hace falta, por lo menos las primeras semanas hasta que se acostumbren a madrugar) pero además, durante ese tiempo que los pequeños duermen, ellos realmente no hacen clase, tendría que haber unas actividades alternativas pero aún no han empezado. Durante la mañana creo que tampoco hacen gran cosa pues aún van a medio gas hasta que la profesora se familiarice con los niños y viveversa. Así que mi pobre niño se pasa el día jugando con los coches y corriendo en el patio y no es lo que el quiere.
La semana que viene miraré de recogerlo por la mañana algunos días para que no se le haga tan pesado y si no funciona y la situación continua hablaré con la profe a ver que puede ser.
Y mi pequeño nº 4 que odia el colegio y no le gusta hablar en francés va resignado a su clase como un niño mayor.
Solo le consuela que le ha tocado en la clase y con la profesora favorita que tuvo el año pasado el nº3 y que él deseó todo el curso quedarse. Este año, que ha crecido un poco, por fin se puede quedar y no se puede quejar.

Yo (que para mi también empieza el cole) intento cuadrar horarios de llevar y recoger niños. Informarme de las posibles actividades extraescolares que me demandan mis retoños al tiempo que decido que hacer con mi tiempo este curso ahora que he acabado mis clases de francés.

Os iré informando.

lunes, septiembre 15, 2014

El click de la semana: Sonríe


Esta siendo un mes genial. Ha empezado el cole, son las fiestas del chiquipueblo y dentro de poquito recibiremos visitas mallorquinas. 
Así de contentos nos levantamos por la mañana y posamos para mamá justo antes de ir al cole (lo de que el niño nº 3 pose es algo que no suele ocurrir). 

Ya sabéis que si queréis podéis seguirme a través de instagram

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...