viernes, enero 30, 2015

Problemas de espalda

Las consecuencias de dormir con un niño (que se mueve como una batidora) todas las noches ha sido una tendinitis en un hombro que se ha hecho tan perenne que se ha calcificado.
El médico, después de darme un chute de pastillas que casi acaba conmigo me ha mandado al kine (=fisioterapeuta).
A pesar de que la mitad de los españoles que conozco aquí son kines preferí buscar otro por eso de ampliar horizontes, no poner a nadie en compromisos innecesarios y conservar un poco de mi intimidad.
Pero...,oh,....¡sorpresa!...también son españoles.
Ahora, como me aburría, voy dos veces por semana a que me descoyunten la espalda y me pongan electrodos.
Por ahora no estoy notando mejoría. Quizás sea porque apenas me han tocado el hombro, que es lo que me duele porque según ellos la lesión viene de los músculos del cuello e incluso de la mandíbula ¿?.
Que no voy a decir yo que no, que ellos son profesionales pero reconoced que es raro ir por un dolor de hombro y acabar con los dedos de la fisio metidos en la boca.
La conclusión es que, ahora, además, me duele también el cuello.

También he empeorado moralmente, pues cada vez que voy me encuentran una cosa nueva, que si tengo un hombro más alto que otro, que si estoy encorvada, que si tengo el cuello fatal. Lo comentan el uno con el otro como si yo no estuviera allí y ella, además (son una pareja) hace uuuuuuhhhhh cada vez que me toca que me asusta un poco.
Tengo la sensación de salir de allí cada vez un poco más deforme.

Así que, niños míos, si alguna vez os vais a vivir a Francia y queréis conocer españoles solo tenéis que lesionaros un hombro, haceros una contractura o que os salga un uñero, pues aquó mandan a la gente al kine hasta por un constipado.
Ellos, los kines, además habrán tejido una red invisible de contactos n los que estarán todos los del municipio interconectados.
Si consigues entrar en el círculo estáis salvados y vuestra espalda también.

Fisio2

miércoles, enero 28, 2015

Manualideas: Robot de cartón articulado



Miércoles!!!! Y como todas las semanas toca una manualidea. En este caso os traigo una que le ha chiflado a mis chicos. Cómo hacer robots de cartón ¡articulados!. 
Fáciles, fáciles. Pasaros por aquí para ver el paso a paso de cómo los hemos hecho. 



martes, enero 27, 2015

Celebrando el cumpleaños

Como ya os anticipaba ayer, este finde ha sido movidito en cuanto a las celebraciones del cumpleaños del niño nº 3.
Desde que estamos en Francia los cumpleaños de mis retoños han ido en aumento.
El primer año, a escasamente un mes de nuestra llegada, nos tocó celebrar el primero. Claro, no conocíamos a nadie y era un poco tontería organizar una fiesta para nosotros seis. Así que lo sustituimos por una comilona, una tarta con su vela e instauramos "el día del protagonista". A medida que han ido pasando los años y que tanto los niños como nosotros nos hemos socializado más, los cumpleaños se han vuelto más multitudinarios.
El del niño nº 3, por ejemplo ha pasado de celebrar el segundo cumpleaños con una tarde en el chiquipark con solo nosotros seis, los tres los celebró con una tarde en el chiquipark con nosotros y dos parejas de amigos (y sus niños), una fiesta en un chiquipark con más de 10 niños invitados (y sus padres) fueron para cumplir cuatro, y este año hemos celebrado los cinco con una fiesta en un chiquipark con sus compañeritos del cole y otra al día siguiente en casa para nuestros conocidos y sus hijos (25 personas metidas en casa).

Y es que me parecía un follón mezclar a la gente. Por un lado los nenes del cole, a los que apenas conozco a sus padres, pues es muy difícil coincidir y por el otro a los amigos de verdad pero que algunos hablan español, otros francés, con gustos diferentes, edades diferentes,....pues los hemos conocido en diferentes entornos.

Hacer dos fiestas me pareció lo más simple para tener a todo el mundo contento, cumplir con los compromisos del cole y celebrarlo a lo grande.
Quien mejor se lo ha pasado y como no podía ser de otra manera ha sido el niño que ha disfrutado de abrir regalos, de jugar con sus amiguitos, de soplar las velas y de que le canten el "joyeux anniversaire".

Yo estoy con la resaca del día después, terminando de digerir las chuches, desayunando restos de pastel de cumpleaños y recogiendo juguetes de los sitios más insospechados después de la juerga de todos los niños de ayer.

Tengo amigas esperando a ver las fotos de cumple y se van a decepcionar, pues con lo que me gusta hacer fotos casi no suelo hacer en los cumpleaños, pues estoy muy ocupada y no suelen salir bien.

Una de ellas en concreto quiere que se las mande porque cree que como me gustan las manualidades habré montado un verdadero sarao de esos con mesas dulces y papel pinocho coordinado con las cortinas.
Pero os cuento un secreto. Fue una fiesta de lo más normalita. Nada de mesas dulces y toppings para las magdalenas. Me limité a abrir bolsas de ganchitos en platos de papel, a hacer sandwiches de jamón y queso y nocilla como esta mandao y a poner un bol lleno de chuches encima de la mesa con mantel de papel.
Todo super simple, todo super clásico. Porque hacer un cumpleaños precioso queda muy bien, que las amigas se maravillen porque has hecho una guirnalda personalizada gusta pero da un trabajo de la muerte y quien tiene que valorarlo, que es el niño...ni se entera.

No lo hago también por otro motivo algo más egoista: Y es que si lo hago para el niño nº 3, dentro de un mes y medio me tocará hacerlo para el nº 4 y un mes después para el nº 1 y cuando llegué a la niña nº 2 estoy de cumpleaños hasta la moña.
Prefiero, de mucho preparar esas sorpresas para un día cualquiera. La fiesta de la primavera, por ejemplo o una celebración puntual como aprobar un examen importante que ponerme obligaciones que no se si después me apetecerá cumplir.

Yo solo personalizo la tarta y este año fue de lacasitos (con un cinco dibujado) porque el nº 3 tuvo envidia de cuando se la vio a su hermana el año pasado. Así que más fácil imposible.






lunes, enero 26, 2015

El click de la semana: 5º cumpleaños


Sin duda el click de la semana es para este señorito que cumplió 5 años el último lunes.
Hemos tenido un finde intenso con las celebraciones, ya os cuento mañana. 

Un saludo y feliz lunes. 

viernes, enero 23, 2015

Los meses que me sobran

Me gusta el invierno, no os vayáis a pensar. Me gusta sobretodo la sensación de que fuera haga frío mientras nosotros nos tiramos en el sofá calentitos con un cafe recién hecho entre las manos la chimenea encendida.
Me gusta ver la lluvia caer, los rayos (pero no los truenos), calzar a mis hijos botas de agua y meterles el gorro hasta las orejas para ir al cole. Me gusta hornear galletas, comer castañas y hacer manualidades para después colgar en el árbol, porque lo que más me gusta del invierno es la Navidad, sin ninguna duda.
Me gustaba muchísimo cuando era pequeña y desde que tengo hijos me gusta aún más (aunque a veces me queje del trabajo que da y lo agotada que acabo).
Pero es que ahora ya ha terminado la navidad ¿y ahora que?.
Siempre he tenido la sensación de que enero y febrero son solo unos meses muertos, grises y de espera a que llegue la ansiada primavera. No hay ninguna fiesta importante (salvo algún cumpleaños), los días son cortos, muy cortos, cada vez hace más frío pero no el suficiente para que nieve, que por lo menos sería divertido.
Y ahí estamos, esperando. Me sobran estos dos meses, de verdad.
Tampoco estoy muy positiva, la verdad. Hace meses que no duermo bien pues tengo a un pequeño nº 4 que viene TODAS  las noches a dormir a mi cama y...ya sabéis lo que es dormir con un niño pequeño. Él es el único que duerme bien.
El pobre tiene miedo. Desde el verano ya no le basta que le dejemos la luz de su cuarto encendida,  que duerma con  su hermano y que se abrace a todos sus muñecos. Se despierta con pesadillas (las veces que consigue despertarse) y en cuanto ve que es de noche se desliza hasta nuestro cuarto.
Me gusta que venga, no os vayáis a pensar. Es mi niño más mimoso, el que siempre tiene besos para mi, el que me acaricia mientras duermo y el que me llama para que le consuele pero...necesito dormir!!.
Las consecuencias son que me ha salido una tendinitis en un hombro que tanto al medico como al fisioterapeuta les parece muy rara pues no he hecho esfuerzos con ese brazo, además es el derecho y yo soy zurda y no me he dado ningún golpe, pero ahí está. (y yo sospecho que tiene algo que ver con mis actividades nocturnas).

Y es que hoy he estado pensando que en este preciso momento tengo los inconvenientes de tener hijos pequeños pero también tengo los inconvenientes de tener niños mayores. Que mal me lo monto!.
El niño nº 1 no para de suspender, de pedir dinero para salir y te habla como si todo fuera culpa tuya.
La niña nº 2 va por el mismo camino pero con una chulería multiplicada por mil, no consigo que recoja su cuarto ni que haga sus tareas ni un solo día pero encima, me mira con cara de sorpresa y me dice "se me ha olvidado" (TODOS LOS DÍAS) como si yo fuera idiota.
El niño nº 3 sigue gritando y empezamos la lucha para que recoja lo que saca (me basta con que recoja lo que saca) pero sin resultados, salvo que la semana pasada cojí varias bolsas de basura y lo lleve todo al garaje a un par de semanas entre Papá Noel y su cumpleaños, así que muy afectado no está. Tienen demasiadas cosas!!!.
Y el niño nº 4 pues ya veis, sin dejarnos dormir.
A ver si llega ya la primavera y la cosa mejora y si no mejora por lo menos que salga el sol ¿no?.






miércoles, enero 21, 2015

Manualidea: Guirnalda de pingüinos.


¿Que tal? ¿Cómo llevaís la semana?. Por aquí pasando frío y es que ha decidido venir todo el invierno de golpe y nos ha pillado desprevenidos. Los virus se lo están pasando pipa saltando de uno a otro. 
Por eso esta manualidea de esta semana no puede ser más apropiada: "pingüinos". Los hemos hechos con los peques ayudándonos de una patata. 
Si queréis ver los detalles como siempre haced click aquí. 



martes, enero 20, 2015

Mi pequeño desteñido cumple un lustro.

Ayer mi precioso niño nº 3 cumplió cinco años. Cinco, que se dicen pronto pero que son un montón, porque ya son todos los dedos de una mano.
Mi pequeño rubito desteñido llego hace cinco años silencioso y tranquilo dispuesto a revolucionarlo todo. A hacer que se nos cayera la baba a toda la familia, a cambiarnos horarios y modificarnos rutinas, pero a hacernos la vida un poquito más bonita con su sonrisa.
Fue con diferencia al niño que más me costó sacar. se había fabricado una pequeña piscina andante (inmensa) y no quería dejarla así como así.

El caracter silencioso le duró poco, también es (seguido de cerca eso sí) mi niño más escandaloso. Por todo llora, por todo grita y con ese pito de voz que se te mete hasta el tuétano (un infierno).
Nos tiene prometido que va a dejar de gritar, que ya va a ser un niño grande de cinco años y que solo va a llorar cuando se haga daño o esté triste, no siempre y por todo.
Se que no va a durar ni un día, pero tengo la esperanza de que si no es mañana o pasado algún día no muy lejano mi niño nº 3 deje de gritar.

Mientras tanto el niño crece, madura y aprende. Es un niño despierto e inteligente que todo le interesa de la que estoy segura que va a llegar tan lejos como se proponga.

Su nueva afición es hacernos de agenda y cuando se levanta por la mañana nos cuenta que día es hoy, que toca de comer en la cantina, si tenemos que ir a natación o viene la chica de la limpieza, si me toca hacer la compra o hay que darle la paga. Papá, que es un despistado, está encantado de que le recuerden esas pequeñas cosas.

Fan incondicional de Mac Queen y Spiderman perdiendo puntos poco a poco gracias a Capitán América. Poco amigo de los cambios nos obliga a explicarle y razonarle cualquier mínimo cambio que ocurre en su vida.
Pero su mayor pasión es su hermano pequeño al que chincha y besuquea a partes iguales. Le mima, le cuida, le riñe y le explica y el nº 4 está un poco más en nuestro mundo y menos en las nubes por el pedazo de hermano mayor que tiene. ¡Que sería de todos sin él!.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...